Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

¿Podremos conocer los resultados reales del referendo de 24 de febrero 2019?

 Rogelio Travieso Pérez, en Primavera Digital

Reparto Martí, El Cerro, La Habana.- En el presente, solo podrá quedarnos la tranquilidad personal, de quienes no acudimos a las urnas, o marcamos con ¡NO! en la boleta, al ejercer el voto. Se trata de aquellos que asistieron a la votación el pasado domingo 24 de febrero.

Cuando en un país, se carece de una división en los poderes públicos, y todos los medios informativos responden y están controlados por un único partido, entonces: El estado y el gobierno, no existen. Digamos que las comisiones electorales desde la base, hasta el nivel de nación, tampoco son independientes. Es imposible creer en los resultados que tal oficialismo pueda brindar. Reconocida y tenida en cuenta, la sociedad civil independiente a ese partido-estado-gobierno, existe en un riesgo permanente.

Ese domingo temprano en la mañana, hube de sentarme, frente al círculo infantil (Colegio del referendo) y logré observar la poca o casi ninguna asistencia al mismo. Fue el colegio electoral de mi circunscripción, en el reparto Martí. También escuché algunos comentarios de vecinos que comentaban sobre su voto, a favor del ¡NO!

A través del periódico Primavera Digital, di lectura a la carta abierta del Coordinador General del Foro Anti totalitario Unido, (FANTU) Guillermo Fariñas Hernández. Quien aportó una carta, que nos ayuda a profundizar sobre la dependencia que nos hace víctimas como pueblo, del totalitarismo impuesto. Sistema que rige los destinos de todos, dentro de lo que debería ser nuestro país.

Es de señalar, que la información ofrecida por el periodista, Lázaro M. Alonso en los noticieros del mediodía y la noche, en la televisión ocial cubana, se convierte en algo nada aceptable.

Desde los comienzos del proceso en la Asamblea Nacional, para la nueva Constitución, hasta lo informado una vez concluido el referendo del domingo 24. Los mecanismos que en Cuba, funcionan según el Artículo 5 de la Ley de Leyes, arman la subordinación de todos, al Partido Comunista de Cuba (PCC).

Esto posibilita que todo pueda manipularse desde sus orígenes en este u otro proceso. El miércoles 20 de febrero hube de leer un trabajo del escritor Roberto Fernández Retamar, publicado en el periódico oficialista Granma, el órgano oficial del partido único, sobre un artículo fechado en 8 de enero de 1959.

En tal escrito, Retamar señala y cito: “Hoy hay que aceptar que aquellas palabras eran un programa absoluto de la Revolución. Los privilegiados de siempre pueden llevarse las manos a la cabeza, pueden gritar que la Revolución ha desbordado lo que ellos esperaban (ellos esperaban una Revolución con su permiso), pero lo cierto es que todo se les dijo, y se les dijo clara y lúcidamente. Además, cuando arguyen que algunos de entre ellos prestaron su colaboración, puede y debe respondérseles que la prestaron para que se echara del país a la sangrienta tiranía que a todos nos oprimía. En ese sentido deben sentirse satisfechos, porque se les ha dado lo que esperaban, la transformación política que ha llevado al poder a hombres limpios, de honestidad total. Pero también hay que dar lo suyo a las grandes masas, de campesinos sobre todo, que demandan una Revolución que en efecto, lo sea. Que no se limite a ser una transformación política, sino que remueva la estructura neofeudal que nos asxiaba, que cambie la osamenta misma del país. Para ellos, por ellos, se está llevando a vías de hecho lo prometido en La Historia me Absolverá”. (Fin cita)

Señor Roberto Fernández Retamar. ¿Usted ha vivido los últimos 60 años como los cubanos de a pie dentro de Cuba? Señor Retamar. Sea usted sincero. ¿Quién pudo imaginar el 8 de enero de 1959, que con la caída de la dictadura militar de Fulgencio Batista, se impondría, otra dictadura militar y que esta se adueñaría del poder político, económico y social de la nación, por más de 60 años e impondría después de seis décadas, otra Constitución totalitaria de un continuismo que ha generado serios problemas políticos y económicos.

De ellos señalaré unos pocos a continuación. En 60 años jamás han sido celebradas elecciones libres en Cuba. Los cubanos no tienen derecho a elegir al presidente de la república. ¿Por qué se hace mención a José Martí en la Constitución excluyente refrendada el 24 de febrero de 2019, muy ajena a las aspiraciones del más universal de los cubanos?

Señor Retamar ¿Acaso usted imagino el 8 de enero de 1959, que de poco más de 6 millones de cubanos, existían en Cuba, menos de 30 prisiones y en la actualidad, con menos de un doble de cubanos por encima de aquella cifra, hay en Cuba más de 200 prisiones?

Cuántos cubanos murieron en las cárceles cubanas, o enfrentados unos cubanos contra otros, o huyendo del país, o en guerras extranjeras ajenas etc. ¿De 1902 a 1959 o de 1959 a 2019? ¿Acaso imaginó usted aquel 8 de enero de 1959, que casi el 20% de los cubanos, se marcharían de Cuba y otros muchos lo harían si pudieran?

Señor ¿Usted imaginó aquel 8 de enero de 1959, que su país que ocupaba el primer lugar en el mundo como productor y exportador de azúcar, actualmente tenga que importar azúcar para el consumo nacional?

Señor. ¿Pudo imaginar usted el 8 de enero de 1959, que por la incapacidad de un sistema totalitario, a los cubanos les sería impuesta una libreta de racionamiento por hace ya 57 años? Antes de concluir volvamos a la Constitución refrendada.

A manera de ejemplo, algunas citas de José Martí: “Una constitución es una ley viva y práctica, que no puede construirse con elementos ideológicos”. “Siempre es desgracia de la libertad, que la libertad sea un partido”. “Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras, el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas y el de la soberbia y la rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo, empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse como frenéticos defensores de los desamparados”.

¿Acaso con el totalitarismo sería posible conocer los resultados reales de este o cualquier otro referendo? Usted y cada malintencionado asalariado por la dictadura militar totalitaria castrista, saben que esto no sería posible.