Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

La salida escabrosa del Marxismo Leninismo hacia algo igual o peor

Juan González Febles, Primavera Digital

Lawton, La Habana.- En el estilo tomado por la cima del poder en China y hasta en Rusia, la élite de poder castro militarista opta por deslizarse hacia un capitalismo de estado de corte neo fascista en que la misma élite que oprime desde 1959, consiga afirmarse en permanencia y continuidad, para así continuar manteniendo al pueblo y la nación cubana bajo un partido único regido por esta misma élite corrupta. Solo que se trata de obtener con inmediatez, resultados económicos y agro industriales superiores y ciertamente reales. Resultados como los jamás obtenidos bajo el marxismo leninismo, por acá llamado marxismo cretinismo dentro de círculos muy específicos.

Felizmente,  no existe hoy una Unión Soviética regida por un partido comunista, y en China y en China lka élite del Partido Comunista se deslizó por la pendiente del capitalismo de estado neo fascista y así ha continuado empoderada y mantiene la conocida privación de derechos y libertades, bajo la égida de un partido único conformado por los opresores de siempre.

El castrocomunismo se desliza a un castro comunismo que será, o esperan que sea, más eficiente en mejorar las esferas económicas y agroindustriales, destruidas por el castrismo a lo largo de sesenta improductivos e ineficientes años de miseria, hambre, represión, terror y totalitarismo, que aspiran continuar en otro estilo igualmente cruel, pero más eficiente en términos de crear riqueza para la élite que le permita mantener la opulencia en que se afirman.

Ya no disponen de un imperio soviético que desde el comunismo y a cambio de convertir a Cuba en una satrapía de ese imperio, les mantenga. Entonces, si el comunismo pereció en Rusia y en China, solo les queda retomar las recetas aportadas en su momento por Mussolini y Hitler que sometieron a los pueblos italiano y alemán al poder de partidos únicos, que en Italia fue el Partido Nacional Fascista, según su élite un partido socialista, y en Alemania el Partido Socialista Obrero Alemán, que cambió su nombre por Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán o Partido Nazi. Ambos fueron desde el punto de vista económico y agroindstrial mucho más eficientes primero por Vladimir Illich Ulianov, alias Lenin, y posteriormente por Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, alias Stalin. Solo que igualmente o en ocasiones más, perversos, criminales y asesinos.

La nueva variante conlleva permanencia y continuidad en el acendrado anti americanismo o antimperialismo promovido en su momento por el felizmente difunto tirano Fidel Castro. Solo que para ese momento ya no lo harán en el fracaso y vil comunismo que impusieron en Cuba. Hoy encontraron una opción similar o peor, se trata del neo fascismo populista de izquierda. Un sistema que les permite robar y mantenerse en el podio en que se afirman como revolucionarios de izquierda. Para ello es mejor que la gente o sus víctimas les vean como revolucionarios de izquierda menester mantenerse afirmados en el secreto, mejor que la gente o sus víctimas les vean como revolucionarios de izquierda y no como los ladrones que efectivamente son y serán. Para ello, es menester mantenerse afirmados en el secreto, el terror, la perversidad, el control absoluto y un silencio compartido afirmado en el terror, que padecen todos aquellos que quieren y no se atreven a quejarse.

Hoy se trata de que la feliz ausencia de la Unión Soviética les obliga echar en el trasto de basura el marxismo cretinismo, esto conlleva instrumentar un sistema de partido único y capitalismo de estado más afín con el fascismo del Duce y el nacismo del Fuhrer, que les permita lograr algo rentable en términos económicos. En este rumbo marchan y podría esperarse en algún momento que el Partido Comunista de Cuba, cambie de nombre.

Veremos y para bien de todos, ¡que se hundan ya y que se hundan todos!