Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

La larga lista negra de los no bienvenidos a Cuba

Eduardo Martínez Rodríguez, en Primavera Digital

El Cerro, La Habana.- Patrocinada por la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, cuya presidenta es Rosa María Payá. Como conocemos todos, hija del fallecido en extrañas circunstancia Oswaldo Payá Sardiñas, líder el Movimiento Cristiano Liberación (MCL). Payá, podía ser a quien estuviéramos eligiendo este once de marzo directa y secretamente, entre otros, y no por un grupo de politicones e iletrados políticos quienes formarán gobierno a pesar de la animosidad general en su contra, a pesar de lo que dicen los votos en las urnas cubanas.

Estaban invitados a Cuba, entre otras personas que recibirían algún tipo de premio, dos ex presidentes, el colombiano Andrés Pastrana y el boliviano Jorge Quiroga. Vendría a la isla, arriesgándolo todo, Rosa María Payá para entregar los premios.

El gobierno ya se estaba preparando y les advirtieron a estas dos personas desde el día anterior que no serían bienvenidos a nuestro país. Vinieron de todas formas y los detuvieron en la frontera y después de unas horas sin poder ingresar a Cuba oficialmente, sentados en algún rincón bien custodiado de la Terminal Aérea, fueron devueltos sin miramientos hacia su origen. Esto no es primera vez que sucede.

Existe una gran lista negra que posee la Jefatura de Inmigración que imposibilitaría a muchas personas, cubanos y extranjeros, ingresar a nuestra nación, casi todas por razones políticas y su accionar no grato a nuestro ejecutivo.

Cada vez nos parecemos más a Corea del Norte en momentos cuando aquella nación intenta despojarse algo de la carga de intolerantes que siempre los ha abrumado y caracterizado. En aquella nación, como en Cuba antes del período Especial, no se permite casi turismo y su cúpula política no toma aviones por pura superstición y temor a que estos aparatos se caigan. Solo viajan en tren hasta donde este llegue y punto. Me pregunto qué harían estos muchachos si tuvieran que venir a América.

Impedir que ingresen a nuestro territorio personalidades muy conocidas, con independencia de su pasado político, es una burrada de nuestros líderes pues esto llama aún más la atención y nos coloca en peores condiciones ante el resto del planeta cuando nos percibe como una nación troglodita y estúpida que no admite que nadie piense diferente a lo que ellos los politicones ordenan. A los locales intentan mantenernos callados a la fuerza, empleando todos los recursos, incluso hasta la violencia si es necesario. A los extranjeros, que se queden en el extranjero.

Pero estas acciones defensivas generan más material para criticar a los gobernantes de la isla y sus cuerpos represivos que si los hubieran dejado realizar la actividad a la que venían. Lo mismo sucedía con las Damas de Blanco en 5ta Avenida. Si en vez de aporrearlas, escupirlas y gritarles improperios en presencia de todas las cadenas de televisión que querían grabarlo, las hubieran dejado marchar sin incidentes, a la tercera vez no serían noticia en casi ninguna parte. La trascendencia se da en Cuba con un accionar irreverente y a todas luces tonto. Actúan como una pandilla de adolescentes armados y bravucones que no permiten extraños en su barrio.

No han hecho más que una gran demostración de la intolerancia política, de que no resisten la crítica y no soportan a los disidentes. ¿Por qué? Lo saben. El día que se aflojen un tin, se caen. Con este accionar, montaron un show de trascendencia internacional que les hace lucir mal, como los trogloditas, los residentes dentro de las tres o cuatro naciones que el resto del planeta les importa un carajo, como Corea del Norte y algunos otros extremistas islámicos. Por eso tenemos, hambre, patadas por el trasero, y elecciones de mentiritas.