Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

El totalitarismo secuestrador de las libertades individuales

Rogelio Travieso Pérez, en Primavera Digital

El Cerro, La Habana.- En la Sierra Maestra, enfurecido por las incursiones de aviones de la fuerza Aérea de Batista que lanzaban bombas de fabricación estadounidense, Fidel Castro, en carta a Celia Sánchez, con fecha junio 5 de 1958 anunció que alcanzado el triunfo revolucionario, comenzaría una lucha más larga contra los norteamericanos.

Si Fidel Castro, para su lucha contra los Estados Unidos tuvo como motivo las bombas de procedencia norteamericana lanzadas sobre la Sierra Maestra, los cubanos, que todos fuimos víctimas de la dirigencia soviética, tenemos sobradas razones para aborrecerla. Pudimos haber desaparecido de la faz de la tierra aquel octubre de 1962. También, en el presente, pudiéramos aborrecer al actual autócrata ruso Vladimir Putin. Aquella era una dictadura comunista, Putin es un autoritario implacable.

Gracias al apoyo soviético, el castrismo se hizo totalitario y secuestró las libertades de los cubanos.

El 8 de enero de 1959, en el campamento Columbia, Fidel Castro prometió que dentro del menor tiempo posible se celebrarían elecciones libres. Pero una vez que ganó tiempo y se sintió seguro del poder, suspendió la celebración de elecciones libres.

En los primeros meses de 1959, se propagó la consigna: ¡Consumir lo que el país produce es hacer patria! Jamás la producción agrícola e industrial e infraestructura del país fue tan ineficiente como en los últimos 59 años.

El 11 de mayo de 1960 fue clausurado el último periódico independiente en el país. Desde entonces, el estado tiene el control absoluto sobre todos los medios. La radio, la televisión, la prensa escrita, molestan por el empleo excesivo del culto a la personalidad de Fidel Castro. Cuba es el único país de América Latina donde las personas no tienen acceso libre a Internet.

En un discurso en Punta del Este, Uruguay, Ernesto Che Guevara aseguró que en unos años Cuba, alcanzaría un desarrollo similar al de los Estados Unidos. Hubiera sido más objetivo si la comparación hubiera sido con el vecino Haití.

El 19 de marzo de 1962 fue impuesta la libreta de racionamiento de alimentos. Casi 56 años después, se mantiene el racionamiento.

En julio de 1970 Fidel Castro reconoció públicamente el fracaso de la zafra de los 10 millones, a pesar de que todos los recursos del país se habían puesto en función de la zafra. Antes de 1959 Cuba era la mayor productora de azúcar en el mundo. Actualmente, apenas se producen 2 millones de T.M de azúcar.

En un discurso impactante para los que se percataron de lo que en lo adelante ocurriría, la noche del 13 de marzo de 1968 Fidel Castro anunció la Ofensiva Revolucionaria. En los días posteriores, 55,600 negocios privados pasaron a manos del Estado. La Ofensiva Revolucionaria de 1968, dese el punto de vista económico, ha sido lo peor de lo ocurrido en estos 59 años.

A partir de la Ofensiva Revolucionaria, el castrismo se convirtió en un régimen totalitario.

El 15 de julio de 1976 fue sometida a referéndum nacional la nueva Constitución cubana. Esa Constitución fue aprobada porque todos los mecanismos existentes conducían a los propósitos del oficialismo. Para la elaboración de la Constitución de 1976 no hubo asamblea constituyente, solo una comisión presidida por Blas Roca Calderío miembro del secretariado del Partido Comunista. La comisión funcionó bajo la supervisión de las máximas instancias del PCC), el Estado y el Gobierno.

En Cuba los que se niegan a acudir a las urnas a votar por los delegados del Poder Popular serán victimas del ostracismo, como sucede a los opositores y periodistas independientes.

Las comisiones electorales en todos los niveles responden al PCC, que es “la fuerza dirigente superior de la sociedad cubana”, según el artículo # 5 de la Constitución.

En esas condiciones, ¿podrán ser creíbles los resultados de esas mal llamadas “elecciones”?

La Constitución vigente desde el 24 de febrero de 1976 ha sido reformada a conveniencia del régimen en 1992 y 2002, reforma esta última donde quedó impuesto el aberrante “socialismo irrevocable”. Esta constitución excluyente hace imposible que se cumpla con el principio martiano de una Cuba “con todos y para el bien de todos”, pues todo lo que se realice en el país tendrá que ser en interés del socialismo.

Lo peor que le pueda ocurrir a los seres humanos es tener que vivir bajo un régimen totalitario, secuestrador de las libertades individuales. ¡Si lo sabremos los cubanos!