Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

El socialismo cubano, será próspero y miserable a la vez? ( I I )

Rogelio Travieso Pérez, en Primavera Digital

El Cerro, la Habana.- La Constitución de 1976 es excluyente e injusta. En su elaboración, estuvieron muy lejos de haber tenido en cuenta los pensamientos de libertad y derechos proclamados por próceres como Ignacio Agramonte y José Martí.

Agramonte, en su discurso al graduarse como abogado, explicó: “La sociedad no se comprende sin orden, ni el orden sin un poder que lo prevenga y lo defienda, al mismo tiempo que destruya todas las causas perturbadoras de él. Ese poder que no es otra cosa que el Gobierno de un Estado, compuesto por tres poderes públicos, que cuales otras tantas ruedas de la maquina social independientes entre sí, evitan que un abuso de autoridad absorba las libertades públicas.”

Martí, al referirse a la Constitución de los Estados Unidos advirtió que “Una Constitución es una ley viva y práctica, que no puede construirse con elementos ideológicos”.

¿Podrá ser prospera, una nación donde unos pocos designados deciden en nombre de los muchos que nunca son tenidos en cuenta?

En 1975 no hubo elección de asambleístas constituyentes, sino la designación de los que integraron la Comisión encargada de la elaboración de una nueva Constitución. Esa comisión designada por las máximas autoridades del gobierno autoritario, fue la encargada de la elaboración del Proyecto de Constitución de 1976.

A diecisiete años del primero de enero de 1959, los cubanos ya dependían totalmente de un régimen totalitario. Quienes se atrevieran a desviarse del camino impuesto, se exponían -y hoy también se exponen- a las terribles consecuencias que ello pudiera generar.

En Cuba no existía como hoy en Venezuela, el chantajista Carnet de la Patria. En Cuba fue peor: existía y aún existe un control totalitario.

En los barrios están los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). En conjunto, integran los llamados factores. En los centros de trabajos, están los núcleos del Partido Comunista de Cuba (PCC) la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la administración y el sindicato. En los centros de estudios, el PCC, UJC, la dirección del Ministerio de Educación (MINED). Dirección de la Unión de Pioneros de Cuba (UPC), la Federación Estudiantil de la Enseñanza Media (FEEM), la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Es una sociedad donde la manera de pensar y actuar de todos es controlada.

El 15 de febrero de 1976, en un referéndum sin observadores independientes y con una Comisión Electoral nada creíble, pues respondió al oficialismo, fue aprobada esta Constitución. Lo fue sin la imprescindible división en los poderes públicos y con solo un pensamiento ideológico: “Socialismo y Comunismo”.

Esa Constitución ha servido de camisa de fuerza contra las libertades de las personas, en provecho de un único partido. Ese partido gobierna y actúa de forma muy similar a una monarquía. Su Primer Secretario, ejerce el poder como el gran soberano.

El abuso de poder genera la no división en los poderes públicos.

En 1978 fue decretada la Ley de Peligrosidad Social Pre-delictiva. Quien escribe estas líneas fue víctima de esa ley en la causa 114-93.

Al conocerse de mi actividad opositora al régimen, perdí mi trabajo, luego de 34 años de labor. Un año después, fui detenido y juzgado. Según alegaron quienes me detuvieron, yo no laboraba en centro de trabajo alguno. Me condenaron a un año de trabajo correccional. En la actualidad ni jubilación percibo.

La prosperidad nunca fue alcanzada por los cubanos. En 116 años de república, los cubanos hemos sido víctimas de tres dictaduras, la de Gerardo Machado (1925-1933), Fulgencio Batista (1952- 1958), y el régimen castro-comunista, desde 1959 hasta la actualidad.

Que el lector compruebe: ¿Con cuál de las tres dictaduras los cubanos han tenido menos prosperidad?

Los trabajadores cubanos, luego de la puesta en vigor de la Constitución de 1940, fueron beneficiados con tasas salariales muy avanzadas para la época y muy superiores a las que se perciben en el presente.

El país producía cantidades suficientes de carne y leche, se autoabastecía de viandas, hortalizas, café, frutas, cítricos, etc. La producción de azúcar crudo y refino oscilaba entre las 5 y las 7 millones de toneladas métricas anuales. El transporte urbano, inter provincial e internacional era óptimo. Los cubanos tenían la posibilidad de adquirir autos.

Durante la república fueron construidos el Capitolio Nacional, la Carretera Central, los túneles de Línea y la Bahía de la Habana, la Vía Blanca, el Palacio de los Deportes. Había comercio con crédito para trabajadores, fabricas eficientes y productivas, cientos de cines, teatros; clubes. Todo era mantenido en óptimas condiciones.

¿Cuántos repartos con viviendas confortables se construyeron entre 1902 y 1959? ¿Cuántos después de 1959?

Cuba fue de los países que primero inauguró la televisión en nuestro hemisferio. ¿Es comparable la variedad y calidad de la programación televisiva, antes de 1959 con la pésima programación de la televisión actualmente?

La prensa, la radio y la televisión antes de1959 eran libres. Actualmente son oficialistas.

A Cuba la visitaban artistas famosos de todo el mundo. Venían personas de distintas partes del mundo que se establecían con la intención de prosperar y muchos de ellos lo lograron.

Después de 1959, ocurre todo lo contrario: los cubanos, incluidos los artistas y deportistas, se marchan del país en busca de libertad y prosperidad.

Los cubanos aun hoy no tienen acceso libre a internet.

¿Será ironía o cinismo proclamar que el socialismo cubano es próspero y sostenible?

El socialismo cubano, solo es próspero para la miserable casta de oligarcas que condena a la miseria al resto de los cubanos.