Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

DE VUELTA A LA ESCLAVITUD EN UN REGRESO A LA EDAD MEDIA
O LA VERDADERA ESENCIA DEL SOCIALISMO
 

Juan González Febles, Primavera Digital

Lawton, La Habana.- Desde sus plataformas mediáticas radiales, el régimen militar totalitario castrista promueve bajo la cobertura falsa de ‘proposiciones’ en asambleas de trabajadores, medidas que harían obligatorio el trabajo, junto a otras que promueven alargamientos en los mandatos presidenciales que vendrán. Tales medidas refuerzan los controles totalitarios y antidemocráticos impuestos sobre el pueblo de Cuba, para reforzar los amarres totalitarios sobre todos los cubanos.

La primera es forzar a la gente a trabajar bajo las condiciones precarias impuestas desde siempre por el castro-fascismo o para decirlo mejor, esclavizar al pueblo para que trabajen en las condiciones que los amos oligarcas militares dispongan. Esto no es más que neo-esclavitud o neo-fascismo esclavista y nada más. La otra medida refuerza el control totalitario a partir de la imposición de las figuras seleccionadas para posar como primeras.

El sucesor designado como presidente, el Sr. Canel Bermúdez clausuró una conferencia de la denominada Unión de Informáticos de Cuba, que no es más que otra instancia de servicio del régimen militar totalitario castrista. En su intervención el designado se refirió a lo que denomina informatización de la sociedad en Cuba que no es más que incrementar y mejorar un control totalitario y policial más absoluto sobre el pueblo de Cuba. Control que les garantice permanencia en el poder y la opulencia, a los elementos primados del monetariado castrista.

Los amarres totalitarios que se verán reforzados desde el engendro constitucional en preparación, van siendo promovidos desde los medios al servicio del régimen. El sucesor designado como presidente no electo por el pueblo de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez, en una ocasión se refirió al capitalismo de forma pública como un mal sufrido por la humanidad. Quizás venga bien hacer una pequeña comparación entre capitalismo y socialismo.

El capitalismo aportó libertad económica que abrió cauces para la libertad política. Además, aportó máquinas de vapor, telégrafo, teléfono, radio y televisión, industria fílmica que aportó obras cinematográficas inmortales, automóvil, avión, internet y un creciente desarrollo informático desde la libertad. Aportó además derechos y libertades diseminadas a lo largo del mundo. Mientras el socialismo por su parte, aportó entre otras cosas al comunismo, el fascismo, el nacismo y estos, cada uno a su estilo, aportaron nuevas guerras, ejecuciones extra judiciales, campos de concentración, gulags, hambrunas, abolición de derechos y libertades, persecuciones, torturas y gran profusión de penas y tratos crueles, inhumanos y degradantes en cada lugar en que consiguieron empoderarse.

El socialismo desde las variantes sufridas en Cuba, ha hecho un daño masivo insuperable. Superó con creces el daño aportado sobre la Isla por los gobiernos coloniales españoles desde el siglo XV hasta el siglo XIX. El felizmente difunto tirano Fidel Castro, superó en el daño aportado por su gobierno personal sobre Cuba a Valeriano Weyler y su abominable mandato, por citar tan solo un pequeño ejemplo.

Aunque el hecho que este sea el aporte del régimen castrista sobre Cuba no lo hace mejor, es bueno saber que con los métodos y procedimientos inciviles y gansteriles que les tipifican, extenderán la vileza sobre el resto del continente. Es decir, sobre todo el continente. Terrorismo, narcotráfico, violencia, corrupción y fraudes que alcanzarán y ya han alcanzado a Venezuela, Brasil, Ecuador, Argentina, Nicaragua e incluso a los Estados Unidos.

La pregunta a tono sería, ¿cómo todo esto ha sido permitido? ¿Cuántos jóvenes en los Estados Unidos fueron víctimas de la droga introducida por carteles aliados con el régimen castro-fascista en su momento? ¿A alguien, le importó o le importa esto? Todo parece indicar que a nadie y esto ha garantizado impunidad para los hacedores de todo este desastre.

Si lo hecho a lo largo del continente no importó para nada a quienes podrían haberlo abortado, lo hecho y lo que hagan en un futuro en Cuba, ciertamente les importará menos o no les importará nada.