Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Cuba en ruinas

María Nélida López, en Primavera Digital

La Habana, Cuba.- Es deprimente ver personas revolviendo los latones de basuras en busca de comida, arruga los corazones.

Se vio muchos de esos casos en los pasados días de Navidad y fin de año.

En este invierno los desamparados registran todo, en busca de alguna cobija para resguardarse del frío y alimentarse.

Con los años, lo que empezó por unos cuantos mendigos en las calles, se ha convertido en miles de personas en toda la isla, carentes de recursos y sobre todo de vivienda.

Aparecen por doquier, mal vestidos, sucios. Son la viva estampa de la desgracia social a la que está condenado nuestro pueblo.

Muchos se refugian en el alcohol. Gastan en ron el poco dinero que consiguen, ya sea por limosnas o porque logren hacer algún trabajo particular, como cuando los contratan para transportar cosas de un lado a otro.

En mi presencia, una señora del municipio de Centro Habana, el último día del año, bajó de su casa y les dio a dos mendigos que estaban revolviendo los latones, un plato plástico con un poco de arroz, pollo en salsa y tomate. ¡Qué alegría sintieron los tres! Ellos por alimentarse y la buena dama por servir al prójimo.

Las personas sin techo buscan en los latones de basuras, desbordados. Recientemente, durante cinco días en la mayoría de las calles del municipio Centro Habana, no se recogió la basura. Los vecinos se quejaron a la Dirección de Comunales del Poder Popular, sin conseguir respuesta alguna.

Tres personas se pusieron de acuerdo y se personaron en las oficinas de Comunales, ubicadas en la calle Galiano, para quejarse que no soportaban el mal olor, porque había un perro muerto. Fue entonces que se decidieron a llevar un camión para recoger la basura.

El resultado de toda esta despreocupación, son las epidemias y otros problemas de salud, en un país donde escasean los medicamentos, y es pésima la atención en los centros de Salud Pública, debido entre otros aspectos, a la carencia de médicos, enfermeros y laboratoristas, que el régimen envía a otros países, mientras sigue culpando al “bloqueo”.