Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Vidas robadas

Yamilé Barges Hurtado, en Primavera Digital

El Vedado, La Habana.- Mi madre tenía 16 años al triunfo de la Revolución, yo tengo 50 y mi hija 21. Son 3 generaciones perdidas, vidas robadas por un gobierno que solo nos ha vendido mentiras, sueños rotos, la impotencia de no poder hacer nada por una vida que ya casi se fue. Esa es la realidad de los cubanos que no hemos podido escapar, algunos no quieren huir pensando que lo tienen todo y no tienen nada.

Nacimos sin conocer qué es la libertad, estamos atrapados en el vientre del caimán barbudo. Muchos todavía tienen los ojos vendados o no quieren abrirlos para no ver que han vivido una mentira o simplemente el miedo no los deja gritar “libertad”. Es más fácil escuchar mentiras en los medios de comunicación para seguir creyéndolas.

Los que escaparon se olvidaron de los que aun seguimos presos. Nos hacen visitas de vez en cuando, la ayuda que generosamente nos dan solo nos sirve para seguir alimentando la miseria, dependemos de aquellos que nos ayudan pero no nos liberan.

Hemos trabajado mucho y solo recibimos una burla de salario. El gobierno cada vez es más rico y el pueblo más pobre.

Unos pocos hemos levantado la voz gritando libertad y nos toman como escarmiento para callar a los otros. Vivimos en una prisión de máxima seguridad, donde no se nos permite, mirar, oír ni hablar. No hay esperanzas en nada porque ahora donde existe libertad, se amenaza con perpetuarnos la prisión, porque un presidente con comicidad intenta dar un giro en la política y con un discurso democrático nos quiere enseñar lo que es la libertad a un pueblo que sabe que existe, porque su país la ha brindado a los que han escapado y añoran que un pueblo oprimido y avasallado, se levante con la única arma que tiene: su verdad. Entonces ellos regresarán y con las oportunidades que les dio ese sistema democrático, recogerán el fruto de nuestra lucha, lucha que abandonaron por una vida mejor.

Lo hacen, después de haber dejado todo el peso a sus propios hermanos con la excusa de que no podían más. Lo hicieron sabiendo que los que dejaban, tampoco podían. Lo hacen para cómodamente sentarse a pedir la tan añorada libertad que quieren que otros les luchen. Tampoco son capaces de enfrentar a su gobierno de libertades por miedo a perder lo que han logrado. No luchan desde la gran nación para que ese gobierno no siga ayudando a que la soga que nos ahorca se arrecie aún más. Disfrazan nuestra asfixia con aires de libertad, en conocimiento de que estamos atados, vigilados y hambrientos. Ayudan a nuestro verdugo a engrandecerse, a disfrazar unas falsas relaciones con desfiles de Chanel, con viajes turísticos y lo más triste para mí, usan el arte para que con alegrías, no se perciba el llanto y la humillación de todo un pueblo. Aunque lo parezca, no ataco a los que lograron huir, no. Solo quiero que recuerden que esta carga pesada no es sólo de los que aquí estamos. La tan añorada patria es de todos los que nacimos en ella.

Ahora quisiera terminar, refiriéndome a la religión, un tema muy delicado para todos porque la fe mueve. Esa cortísima palabra estoy segura mueve la vida. Me referiré a la iglesia católica que desde hace tanto domina gran parte del mundo. En la actualidad, ayuda al gobierno más tirano a encontrar lo que desea, pide para ellos, paz, comprensión, amor, pero sobre todo, perdón.

¿Cómo perdona una madre al asesino de sus hijos sin una causa justa? Creo que ni la Virgen María haya logrado conceder este perdón. Nos ha tocado presenciar la maquiavélica obra de arte que representa un Cristo crucificado en remos. El villano muestra con toda jactancia la obra de sus crímenes. Tantas vidas perdidas en el mar en busca de libertad y la santa iglesia acepta este burlón regalo.

Yo no puedo más que llorar junto a todo mi pueblo y luchar vestida de blanco con un gladiolo en las manos. Con las pocas fuerzas que aún me quedan, lo haré para saber si mis ojos alcanzarán a ver una patria libre y que la próxima generación goce de esa tan ansiada libertad. Lo que este régimen ha dejado atrás son solo vidas maltratadas, vidas robadas.