.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Una sola moneda, los mismos salarios

Lo que hace falta es una sola economía que responda a las necesidades de todos los cubanos

Augusto César San Martín, en Cubanet 

LA HABANA, Cuba.- En la Isla hay dos monedas. Una es el peso, con el que les pagan a los trabajadores. La otra es el CUC, o peso convertible (cercano al dólar) en la que venden a precios altos todo lo que al cubano le hace falta. Los CUC se cambian por 24 pesos.  O sea, el salario de los cubanos es uno de los más bajos del mundo, unos 17 dólares al mes.

El proceso de unificación monetaria, ordenado por el gobierno, establecerá la circulación del peso cubano CUP como única moneda, pero ¿acabará con las penurias de los cubanos? Al menos tratará de salvar al peso. Y luego veremos a cómo tocamos.

Desde el 3 de marzo, algunas tiendas que operan en CUC comenzaron la aceptación del pago en pesos CUP. La medida será extendida a toda la red comercial. Los Centros Comerciales de La Copa y La Puntilla -municipio Playa-, fueron seleccionados para cobrar en las dos monedas. Los productos se venden a los mismos precios. La gente podrá pagar al cambio, en pesos cubanos.

Dependientes de La Copa explicaron que “para las cajas registradoras, 5 centavos CUC es equivalente a 1.25 pesos CUP… Incluso si el cliente compra en CUC, y desea devolver la mercancía, el dinero que recibe es en pesos”. Para establecer confianza en la medida el gobierno advirtió: “Todo el que tenga CUC, tanto en los bancos como guardado en la casa, no va a perder dinero cuando se elimine la dualidad monetaria”.

Sobre el espinoso tema, consultamos a una contadora de la Consultoría Nacional (CANE), empresa de auditoría. La especialista, que solicitó anonimato, explicó: “La medida es obligada, el CUC está devaluando a la moneda nacional… El precio de venta del CUC esta inflado y la gente no tiene cómo adquirir los productos”.

 “Si quitas el CUC y dejas los mismos salarios y la misma tasa de cambio, nadie va a comprar lo que hay en la tienda… Y hasta el momento no se habla de aumento de salarios”.

Y agregó la auditora: “Con la recogida de la moneda nacional, las empresas están creando una reserva para  evitar la descapitalización cuando llegue el Día Cero…También pueden estar probando el nivel de solvencia de los salarios existentes en el país”.

Los cubanos están preocupados. Temen despertar una mañana, que el CUC haya desaparecido, todo se pague en pesos, y que el dinero se les haya hecho agua. Una especialista económica que omitió su nombre, explicó a Cubanet su opinión basada en los seminarios que imparte el gobierno, donde es prohibido tomar notas.

 “La idea es dejar fuera de circulación el CUC”… También se habla de igualar precios con los actuales… Por ejemplo, el agua mineral ahora a 0.50 centavos, disminuirá el precio una vez hecho el cambio”.

El cambio que se aplicará al peso con respecto al dólar es un secreto que asusta a la población, al igual que cómo se sostendrá la economía dependiente de las importaciones. “Hasta el momento, el comentario es que la tasa de cambio del dólar será 17 pesos”, señaló la especialista económica. El valor del dólar norteamericano en el mercado subterráneo ya se ha visto perjudicado, ahora está 24 por dólar.

Alain, un vendedor de dólares en el municipio Habana Vieja, señaló: “Muy poca gente está comprando dólares. Tienen miedo de lo que pueda suceder”. El dólar norteamericano es cambiado oficialmente a 0,87 centavos CUC. Y en el mercado subterráneo pagan 0.94. El secretismo sobre cuándo vendrá el Día Cero del pago único en pesos, mantiene a los cubanos desconcertados.

La reforma monetaria avanza rápido. Funcionarios del comercio que no se identificaron, advirtieron que el proceso de implantación del peso como moneda nacional podría ser en “no menos de un mes”. Empresas estatales que otorgan estímulos anuales en pesos convertibles en el mes de julio, adelantaron la entrega para abril.

Jesús R., contador jubilado del Ministerio de Cultura, señaló atemorizado: “Se supone que lo primero sea sustituir importaciones y promover la producción nacional. Aquí no se producen artículos de primera necesidad cien por ciento cubanos”.

Uno que pasaba y que calló su nombre, preguntó: “¿Van a subir los salarios? ¿Permitirán a los cubanos poner cable en su casa pagando en pesos? Oigan, dejémonos de bobería, aquí no hace falta una sola moneda, sino una sola economía que responda a los intereses de los cubanos.”

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN