Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Una muy oportuna y sospechosa crisis

Juan González Febles, Primavera Digital

Lawton, La Habana.- Luego que el jefe de estado de facto cubano, el general sin batallas y presidente sin votos, Raúl Castro se reuniera con el presidente mexicano Peña Nieto para dejar bien atados los detalles de la nueva crisis, esta arrancó.

Por supuesto que todo está dado en cómo se enfoque el problema. Nadie quiere mirar algo tan elemental como la causa de que hoy día los cubanos quieran abandonar su tierra. Si el enfoque se hiciera desde la causa, lo más racional sería eliminarla y con la causa, se eliminarían todos los efectos provocados por esta. Propongo como ejemplo, la actual crisis. Pero este parece ser un enfoque políticamente incorrecto.

El caso es que hoy aproximadamente 2000 cubanos permanecen atrapados en un limbo migratorio inestable y explosivo en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua. Luego que el siempre cómplice de la dictadura cubana, Daniel Ortega desde Managua les negara el paso en su trayecto hacia Estados Unidos.

Luego de provocar la crisis, el régimen militar cubano necesita que el mecanismo de descompresión social que emplea desde los años 60, mantenga su ya probada eficacia y surge como alternativa salvadora el enfoque “humanitario”. No debe ser contemplado un regreso de quienes votan en contra del socialismo próspero y sostenible. Desde el exilio en Miami, se producen manifestaciones de apoyo y contra el maltrato sufrido por los compatriotas.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos condenó la represión a los migrantes. La presencia de los cubanos desencadenó un duro intercambio diplomático entre Managua y San José. Managua les negó el paso el domingo y acusa a Costa Rica de violar su soberanía al autorizar el paso de los migrantes.

El paso de cubanos por Centroamérica en ruta a Estados Unidos se multiplicó ante el temor de perder los privilegios migratorios concedidos por la Ley de Ajuste Cubano. La reanudación de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana y las últimas concesiones incondicionadas de Obama al régimen militar de la Isla, presagian lo peor.

Como quizás se trata de ser egoístas, tal vez lo más adecuado sería permitir que se cierre el mecanismo primado de descompresión social del régimen militar y que cada cubano dentro de Cuba sepa que vivirá y morirá bajo el socialismo próspero y sostenible, a menos que se anime a hacer algo para evitarlo. Que no habrá salida posible hacia el Norte con el amparo de los hoy compañeros yanquis. Entonces y frente a esta perspectiva, ¿qué pasaría por acá?

Ninguno de los migrantes es o fue perseguido político en Cuba. Todos o casi todos llegaron a Ecuador por vía legal y aérea. Luego se trasladaron por ‘cuenta propia’ a través de Colombia, Panamá y Dios sabe cómo hasta Costa Rica. Les fue bien, hasta que llegaron a Nicaragua. Quizás muchos o casi todos se comportaron como revolucionarios para conseguir llegar a Ecuador. Resulta muy presumible que hayan hecho hasta la última guardia en su CDR, antes de partir de Cuba. Entonces, ¿habrá alguien capaz de valorar el golpe a la doble moral que representaría el regreso a Cuba de estos migrantes?

La directora de Migración costarricense, Kathya Rodríguez lamentó que los cubanos fueron repelidos por las autoridades de Nicaragua, e insistió en la necesidad mantener un “corredor humanitario” para facilitar su paso. Lo que la Sra. Rodríguez parece desconocer es que Nicaragua, (léase Daniel Ortega) jamás haría algo no conveniado y aprobado por las autoridades cubanas. Además de esto, propuso que la situación de los cubanos sea discutida entre todos los países involucrados en el trayecto migratorio comprometido. ¡Bravo! Este es el momento en que uno se pregunta, ¿por qué no resolver el problema desde su causa?

Pero no todo es negativo, la democracia comienza a repuntar por estos complicados lares latinoamericanos. En Argentina con la victoria electoral de Macri, crece una esperanza. Quizás por alguna vía, las corrupciones compartidas entre Lula y la Sra. Roussef, den al traste con esta última. Maduro no dispone de muy buenas perspectivas a menos que el Sr. Presidente Obama decida echarle una mano. Hay luz al final del túnel.

Mientras, una dictadura militar totalitaria dinástica impone su presencia en el coro de democracias latinoamericanas, ¿por qué hay que convivir con esto? Más allá de la corrupción que impera por este espacio geográfico, de los petrodólares chavistas y los eficientes servicios especiales de inteligencia y contrainteligencia de esta dictadura, ¿hay algo más?

Tiene que existir algo más. Mientras este misterioso algo no sea convenientemente descrito, expuesto y aclarado, nada estará resuelto. Bueno, al menos hasta la próxima crisis.