Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Un lente opaco impide ver la tierra

Osmar Laffita, Primavera Digital

Capdevila, La Habana.- El diario Granma, publicó el pasado 12 de febrero un artículo titulado “Con el lente “tierra adentro” sin que sea atribuido a algún periodista o redacción.

Dicho trabajo, que está acompañado de 9 gráficos y números relacionada con la tenencia de la tierra, la superficie de uso agrícola, la composición de las áreas sembradas, la gestión de la superficie agrícola y la cantidad de la tierra identificada como “ociosa”.

Llama la atención que un órgano nacional y que es el órgano oficial del gobernante Partido Comunista, como es Granma, brinde esa carga de información estadística sin que se haya referido a la fuente que se la brindó, algo que le resta credibilidad a una información de esa naturaleza.

En el último párrafo del citado trabajo, se explica que se ofrecen algunos datos para ayudar a entender esa compleja realidad e ilustra los resultados del más reciente (2015) balance nacional sobre el uso y tenencia de la tierra, pero se oculta a los lectores que esos gráficos y números fueron obtenidos del informe “Panorama uso de la tierra, Cuba 2014” (edición mayo de 2015), emitido por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Si se hace una lectura detenida de los gráficos del informe de la ONEI se verá que no concuerdan con los del trabajo del Granma.

Para despejar todas las dudas, relacionamos los encabezamientos de cada tabla, que aparecen con sus correspondientes gráficos:

1 – Superficie total del país por tipo de personas y uso.

2 – Superficie total del país de acuerdo a la forma de tenencia y uso.

3 – Superficie total del país de acuerdo a la estructura de la propiedad y uso.

4 – Superficie total del país de acuerdo a la forma de gestión y uso.

5 – Superficie total del país de acuerdo a su composición y uso.

6 – Superficie agrícola y cultivada por forma de tenencia.

En los números y los gráficos publicados por Granma existe una deliberada intención de manipular la información que al gobierno no le conviene que la población conozca.

La número 6 (superficie agrícola y cultivada por forma de tenencia) en el diario la subdividen en: las gestionadas por personas naturales (2 194 935 hectáreas, lo que representa el 35,17%), las gestionadas por los diversos tipos de cooperativas (2 143 584 hectáreas) y las que poseen las empresas agrícolas (1 901 834 hectáreas).

Granma oculta que del total de tierra en posesión de las empresas agrícolas estatales, solo cultivaron 471 700 hectáreas, lo que representa un 25,5% de aprovechamiento de la tierra.

Los poseedores de tierra no estatales, como cooperativistas, campesinos y usufructuarios, cultivaron 2 174 100 hectáreas, lo que significa un 48,4% de aprovechamiento, algo que Granma ocultó, porque de no haberlo hecho así, hubiera reconocido que son los productores privados y de las cooperativas los que garantizan a la población el mayor porciento de alimentos procedentes del campo.

Nada de lo que hacen los órganos de prensa de la dictadura es casual. Este trabajo aparecido en el órgano oficial del PCC tiene la intención de demostrar, con números y gráficos, que existe tierra suficiente para producir lo suficiente, y que esté al alcance de todos, a precios módicos, y no por las nubes, como están ahora.

Así, Granma responde de una manera bastante incompleta y manipulada a informaciones lo suficientemente documentadas que dejan al desnudo la grandes deficiencias de la agricultura estatal.

A pesar de los cuantiosos recursos y medios de que disponen y con los que pudieran darle un uso óptimo a la tierra, las empresas agrícolas estatales se encuentran en estos momentos en la cola de eficiencia y rendimiento. Algo verdaderamente vergonzoso.