Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Un camino minado

Luis Cino Álvarez, en Primavera Digital

Arroyo Naranjo, La Habana.- El VII Congreso del Partido Comunista, con su inmovilismo y su plan de desarrollo para el 2030, que parece una mal contada trama de ciencia ficción, evidenció el empeño castrista por minar los caminos a una eventual transición a la democracia.

Cual si no bastara el daño hecho a la siquis nacional por 57 años de dictadura -el rebaño hipócrita, temeroso, envilecido y cínico que ha conseguido-, ahora, aferrados como lapas al poder absoluto, los mandamases se encargan de planificar el peor futuro posible para nuestros descendientes, no los suyos, claro está, que cada vez son más desfachatados en su opulencia.

Sin renunciar a su retórica socialista, que cada vez es más hueca e inconsistente, es como si dijeran: ¿No querían capitalismo? Pues aquí tienen, pero del más duro y a nuestra manera…

El futuro que nos anuncian tiene que ver mucho más con la Rusia putinesca que con el socialismo de mercado chino o vietnamita.

En el Plan de Desarrollo Económico hasta 2030, se reconoce la propiedad privada como una de las formas de propiedad del modelo económico cubano, aunque se emplean varios eufemismos -“forma de propiedad no estatal”, “propiedad personal”, o “propiedad común sobre los medios de producción”- para no llamarla por su nombre, y se advierte, entre otras limitaciones, que no se permitirá acumulación de propiedades ni de riquezas y que la propiedad estatal será la predominante.

La elite de poder y sus paniaguados sí podrá acumular propiedades y riquezas. El artículo 119 de la Conceptualización del Modelo Económico y Social de Desarrollo viene a ser la luz verde a la piñata de la elite partidista y los militares negociantes (los bingshangs, que decían los chinos) que desde hace años juegan al capitalismo.

Las pirañas del Estado, sin control público de las cuentas y sin una prensa libre que los cuestione, tendrán las manos sueltas en el festín.

El artículo 119 sienta la base legal para que el PCC y sus organizaciones satélites, las llamadas “organizaciones de masas”, sean propietarias de todos los medios y recursos de que disponen actualmente (inmuebles, autos, camiones, periódicos, revistas, etc.).

¿Y alguien dudaba que “el Partido es inmortal”?

Si todo les sale como quieren, habrá mafias y corrupción a tutiplén. Y el pueblo seguirá tan apático e indefenso como ahora, limitándose a ver cómo se las arregla para comer…

En esas condiciones, dentro de unos años, retoques a la constitución de por medio para legalizar tantos decretos leyes, va y permiten en la Asamblea Nacional del Poder Popular a unos cuantos payasos disfrazados de opositores leales y hasta se animan y hacen elecciones…