Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Terrorismo sin fronteras

Julio Antonio Aleaga Pesant, Primavera Digital

El Vedado, La Habana.- Una semana después, Cuba aun está impresionada de la rápida y equilibrada respuesta que dio su cancillería a la violencia terrorista desatada en Noruega, lugar apacible y bucólico, donde un extremista armado dejó decenas de muertos, entre ellos jóvenes socialdemócratas, cuando luego de poner una bomba en un edificio público, invadió un campamento de verano fusil en mano. Un baño de sangre que pasará a la historia nórdica, tan disfrutablemente aburrida y confortable, que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial no recordaba un suceso tan sangriento.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, como una buena nota diplomática, se ciñó a mostrar su solidaridad con el pueblo y gobierno noruego y a condenar el terrorismo. Expresaba sin lugar a dudas el pesar y la solidaridad del pueblo cubano y en especial de este zafio gobierno, ante la tragedia.

No le sobró un punto ni una coma. Ejemplo de que saben hacer las cosas cuando los dejan. Esperemos que esas brisas de cambio que refrescan el mercado interno y a los cuentapropistas, también lleguen al edificio de Calzada y G. Servirá de mucho a la nación.

Pero no cantemos victoria. El jueves 28 en la mañana, un rústico Estaban Lazo, incapaz de contenerse, se presentó en la embajada noruega a firmar el libro de condolencia y ante un asustado funcionario escandinavo y un avergonzado Dagoberto Rodríguez (vice canciller) lanzó una parrafada ignorante y descontextualizada.

Hay quienes en la sociedad nórdica intentan culpar a los cuerpos de seguridad de la tragedia y es indudable que la investigación está abierta. Hasta se cuestiona que no fuera ajusticiado el criminal en el momento de la intervención de las fuerzas especiales. No obstante, el mensaje está repetido fuerte y claro. El terrorismo toca cualquier puerta, aun la de la próspera, equilibrada y pacífica noruega, donde los republicanos, que existen, saludan al Rey con cortesía y respeto.

La crisis demuestra que responsabilizar a la miseria, la violencia interna o la libre venta de armas del terrorismo, no deja de ser un slogan turístico del populismo. La esencia de actos como estos está por siempre unida a la intolerancia y la demencia.

El 28 de febrero de 1986 fue asesinado en Suecia Olof Palme, un Primer Ministro muy popular, a la salida del cine, con su esposa. Veinticinco años después aun no se identifica al victimario. Palme hacía vida social sin escolta de seguridad. Ese crimen sacudió a Escandinavia tan fuerte como el absurdo que acaba de ocurrir ahora.

La nobleza y el pacifismo de los nórdicos no deben confundir a sus líderes ni a ningún otro. El terrorismo es la huella que deja la intolerancia. Su mácula se extiende hasta un país de sombras largas.