.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Tam Tam de guerra desde Cubadebate

Juan González Febles, Primavera Digital

Lawton, La Habana.- El último evento promovido por estado SATS fue dirigido a la divulgación de las nuevas tecnologías de la información en el ambiente cubano. Clic se desarrolló sin intervenciones de relieve de la policía Seguridad del Estado, pero esto fue quizás demasiado bueno. Cubadebate la página oficial de las moringas y otras cosingas similares, registró una inusitada arribazón de porristas y chivatos virtuales.

Fue la apoteosis del odio y de la intolerancia. El sitio de haber estado en cualquier país democrático en que se asentara un estado de derecho, quizás habría sido clausurado por promover el odio, la intolerancia y la violencia hacia lo diferente. Lo más curioso es que los porristas y los chivatos dentro de sus opciones de pogromisar, perseguir e insultar todo lo que consideran peligroso o simplemente aquello que la policía Seguridad del Estado les ordena acorralar, han perdido el contacto con la más elemental decencia humana.

Entre los más destacados en este convite a la ignominia, vale destacar al trovador Vicente Feliú. Este individuo es uno de los chivato-porrista más relevantes dentro de aquella entomo-fauna en el ámbito cultural. Toma como pretexto el último evento Clic para hacer exhortaciones al pillaje oficial. En un vuelo de su imaginación más trascendente que el del célebre gato, transpola la situación de acoso que sufren o sufrirían eventualmente, ciudadanos pacíficos, al marco de una guerra hipotética en la que él sería combatiente destacado, siempre –claro está- que el "enemigo" esté convenientemente desarmado y en franca desventaja. Así y emocionado hasta las lágrimas escribió: "Habrá que hacer como cuando la guerra revolucionaria. Si los empleados del imperio serán los únicos que tengan los recursos de conexión, entonces habrá que quitárselos. Así se hizo la guerra...". Este pobre tipo crea las condiciones para robar con el amparo y el respaldo de un régimen militar totalitario y policíaco. Parece necesitar un teléfono sofisticado o quizás un laptop y nada mejor que tomarlo dentro del estilo de pillaje que aprendió de sus mayores. ¡Pobre pendejo!

Otro significativo porrista-chivato, afirmó: "No podemos darnos el lujo de permitir a estos vende patrias hacer lo que les de la real gana y lo que sus amos le instruyan. Sin que me quede nada por dentro (...) los cogiera a todos y los encausara y no les dejaba ver más el sol hasta que ya no pudieran caminar (...) tenemos que darles candela y dejarnos de pasadera de manos..."

En fin, recién ahora comprendo por qué los policías de la represión política ciudadana, -Seguridad del Estado- actúan regularmente protegidos desde seudónimos, tras los que ocultan su identidad. Sienten una lógica y comprensible vergüenza. Nunca han estado tan siquiera cerca de un peligro real frente a los gladiolos de las Damas de Blanco o frente al pronunciamiento pacífico de un activista opositor. Parece que tienen y sienten vergüenza por lo que hacen o les ordenan hacer. También esto marca una diferencia notable entre ellos y los porristas-chivatos que usan como herramientas en su inconfesable trabajo: a unos les queda vergüenza, a otros no.

Sinceramente recomiendo a todos los interesados en el tema cubano a que visiten con mayor frecuencia Cubadebate. Los que sepan leer entre líneas y piensen con la mente desprejuiciada adecuada, aprenderán mucho sobre la esencia criminal del régimen militar cubano y todo desde una de sus fuentes más cercanas, como dice el psicólogo oficial, ¡vale la pena!

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN