Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

¿Por motivos económicos?

Luis Cino Álvarez, Primavera Digital

Arroyo Naranjo, La Habana.- Siempre insisto en que no me gusta para nada el término diáspora para aludir a los más de dos millones de cubanos y sus descendientes diseminados por más de 140 países. Es un término con cierto tufillo intencionalmente desideologizado Cuando ciertos académicos hablan de “nuevas realidades transnacionales” y “mutaciones en las categorías tradicionales de inmigrantes” suena a coartada con intención de confundir.

Supongo que tales conceptos acerca de la emigración resulten muy oportunos y convenientes a los gobernantes cubanos ahora que hablan de flexibilizar las restricciones que enfrentan los cubanos para entrar y salir de su país.

La versión oficial insiste en que la mayoría de los cubanos que se van del país, lo hacen como la mayoría de los que emigran del Tercer Mundo, por motivos económicos. Sólo que no es fácil entender que durante más de medio siglo millares de cubanos hayan arriesgado en el mar no sólo sus vidas sino también las de sus niños, o se cuelen todavía de polizontes en el tren de aterrizaje de un avión que tiene que cruzar el Atlántico a miles de pies de altitud, sólo porque ambicionan los bienes materiales de la publicitada sociedad de consumo.

En medio de las 100 horas de entrevistas que le concedió hace varios años al periodista y escritor francés Ignacio Ramonet, dijo Fidel Castro: “Se le podría preguntar a los chinos también por qué emigran. Me refiero a la China que avanza a un ritmo de crecimiento de un 10 % por año. Y sin embargo, a cada rato aparece un barco con 800 o mil chinos que emigran clandestinamente”.

¡Ay, el Máximo Líder, que cuando le da por ser el disidente-dentro de la revolución en jefe, se dice y se contesta!

Ramonet, por muy incondicional de Fidel Castro que sea, supongo que aunque no se haya atrevido a decirlo en voz alta, haya pensado: Elemental, Comandante, los chinos huyen de una dictadura de partido único que a pesar de las reformas del socialismo de mercado, es tan asfixiante como la cubana.

En un medio tan politizado, definitivamente suena a timo hablar de emigrantes por motivos económicos y no políticos cuando se habla de los miles de cubanos que más que migrar, escapan del país cada año a donde sea, a como dé lugar, porque simplemente no soportan un minuto más el sistema implantado en 1959.

Si les acuñan en sus pasaportes el ominoso cuño de “salida definitiva del país” o si tienen que pedir un humillante permiso para venir de visita, ¿importa realmente que los consideren o no exiliados políticos?

Si el régimen va a flexibilizar siquiera un poco sus absurdas y aberradas leyes migratorias, adelante, que han demorado tanto tiempo que parece una eternidad y buena falta hace por el bien de todos, pero que no ofendan más nuestra inteligencia con las viejas argucias que ya nadie cree.