.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Ping-pong, baloncesto, futbol y política

Julio Antonio Aleaga Pesant, Primavera Digital

El Vedado, La Habana.- Los autos negros de protocolo corrían a toda velocidad por la Avenida del Golfo, desafiando la tormenta que acechaba la ciudad, precedido por la policía motorizada. En el primer auto, escoltado por las banderas de Cuba y Holanda, sentado en el asiento trasero, el excelentísimo Frans Timmermans, Ministro de Relaciones Exteriores del Reino de los Países Bajos.

Es el primer canciller holandés que visita la isla desde 1959. Su mandato, omitido por los medios oficiales, era algo más que inaugurar una Clínica de Futbol, que nadie a ciencia cierta sabe qué es.

En realidad, Timmerman llegó a la Habana a buscar formas de romper el bloqueo que el bunker impone a los reformistas dentro del gobierno y a los demócratas.

Firmes en su intransigencia, los comunistas se sienten a gusto aislados de la comunidad democrática internacional, y entre los mecanismos establecidos por la Posición Común de la Unión Europea de 1996, que luego de 17 años, aun no logra los efectos esperados.

Seguramente para el embajador holandés en La Habana, Norbert Braakhuis, una visita de ese nivel es la posibilidad de crear coyunturas que aumenten el peso democrático internacional en la realidad cubana. Sobre todo, en momentos de incertidumbres, ante las "reformas" que adelanta el gobierno militar.

Pero no nos engañemos: la embajada holandesa en La Habana, que mantiene permanente contacto con líderes de la oposición democrática, debió presionar para un encuentro de Timmermans con los Premio Sajarov para la libertad de Conciencia de la Unión Europea, Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, y Guillermo Fariñas.

El más conocido de los mecanismos deportivos y culturales para la construcción de políticas, la política del ping-pong, desarrollada por el Secretario de Estado Henry Kissinger, durante la administración norteamericana de Richard Nixon, culminó con el establecimiento de relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y la República Popular China.

Mas reciente en el tiempo, el reconocido ex baloncestista de la NBA, Dennis Rodman, visitó recientemente a la dictadura nocoreana, y desarrolló juegos de exhibición en Pyongyang. Aunque su torpeza al hablar, le hizo pedir perdón al público norteamericano, todo indica que es una avanzadilla. La intención es buscar mecanismos que articulen políticas que permitan influir sobre la satrapía asiática.

Con esos truenos, es evidente que la visita de Timmermans al estadio "Pedro Marrero" y las imágenes del rubio alto con zapato negro, "dándole las cinco" a los mulaticos insulares, solo es parte de un juego mayor, donde lo que no se ve es la política.

Se sabe que los problemas del futbol criollo pasan por otros problemas que los holandeses no podrán resolver.

Lo importante de la visita esta en las conversaciones que el holandés tuvo con el vicepresidente Ricardo Cabrisas y el canciller Bruno Rodríguez, y para saber sobre ese tema tendremos que esperar un poco más.

Entonces, no nos entendemos...

Aun y, con las buenas palabras e intenciones de las partes, el último encuentro del dialogo migratorio entre Cuba y los Estados Unidos, se saldó como la I Guerra Mundial, desde la trinchera. Josefina Vidal, la representante de la dictadura comunista, y Edwar Alex Lee, por los yanquis, mantuvieron sus posiciones. Estos últimos, a favor de la apertura democrática y la ampliación de los espacios de discusión. El gobierno militar cubano se mantuvo en sus trece y como en julio del 2013, pidió al vecino que levante la Ley de Ajuste, y la política "pies secos, pies mojados", por la que miles de cubanos se benefician al llegar a los Estados Unidos. Por una parte. Por la otra, exigió que cesen los contactos con las fuerzas prodemocráticas en la isla. Informó a la delegación visitante sobre los acuerdos migratorios suscritos con otros países del área y actualizó los resultados de la política migratoria implantada a partir de enero del 2013.

La delegación norteña, dejando la puerta abierta, dejó claro que no pensaba hacer como Holanda y que su apoyo a los demócratas en la isla era un tema de valores.

Según una fuente cercana, alguien de la delegación cubana dijo. ¡Entonces, este es un enfrentamiento de valores...!

La noche del 9 de enero, la delegación norteamericana realizó una recepción a la que fueron invitados representantes del cuerpo diplomático europeo y de la sociedad civil prodemocrática.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN