.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Peloteros de élite venden su merienda

Con estos ingresos -que obtienen de cafeterías particulares- viven el resto del año, fuera de temporada

Anddy Sierra Álvarez, Cubanet

LA HABANA, Cuba.- Peloteros del equipo Industriales se quejan de la pasada 52 Serie Nacional por la demora de los pagos. Algunos confiesan que viven gracias a las meriendas diarias que se les asignan en esa temporada.

Este domingo 21 de septiembre comenzó la 53 Serie Nacional. A casi un año de ponerse en vigor la Ley de Remuneración de Atletas, entrenadores y especialistas esperaban un cambio en los “estímulos” de los atletas, pero no todo marchó a la perfección en el béisbol. Industrialistas contaron que no recibieron dinero hasta finalizada la 52 Serie Nacional de Béisbol y algunos no recibieron el dinero que les tocaba.

 “Solo recibí 5 mil pesos”, dice otro industrialista con carácter anónimo. “Normalmente por ser regular en el equipo se paga mil pesos mensuales, en el tiempo que dure la Serie, más 5 mil pesos por el 75 por ciento de rendimiento. El premio del 2do lugar es de 45 mil pesos para el equipo, ¿Dónde está mi dinero?”.

Además, en el transcurso de la Serie, a los muchachos se les da cuatro meriendas diarias -una lata de refresco y un pan-. Según ellos son el salvavidas para tener un dinero extra en el mes.

Uno de los muchachos de Industriales que prefirió el anonimato, cuenta que hasta que no se terminó el campeonato Nacional no se les pagó el dinero. “Siempre hemos sobrevivido de lo que podemos vender”, continúa. “Esperamos tener una caja de refresco llena (24 latas de soda) y la vendemos a las cafeterías particulares en 240 pesos (no convertibles a dólar, cerca del salario mínimo de la Isla)”, termina diciendo.

Según estos jugadores, al parecer solo ellos tuvieron ese inconveniente.

 “Las demás provincias no tuvieron problemas; lo sé porque conversé con varias amistades de otros equipos del Oriente del país” (no quiso decir los nombres, solo mencionó al equipo de Santiago de Cuba).

Según la nueva ley, los peloteros reciben mil pesos (CUP, no convertibles) al mes por el periodo que se prolongue la Serie Nacional. Reciben también 5 mil por rendir el 75 por ciento, además del primer lugar con 60 mil pesos y el segundo con 45 mil.

Terminada la Serie Nacional, los peloteros siguen viviendo del salario mensual obtenido en los centros de trabajo del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, INDER. Salarios que están comprendidos desde los 250 pesos hasta 575 pesos cubanos, si tiene título universitario.

EL salario de un pelotero Licenciado antes de aprobar la Ley de remuneración de Atletas en Enero del 2014 -en el béisbol comenzó en noviembre del 2013- en la etapa competitiva alcanzaba los 600 pesos cubanos. Con la nueva Ley, su salario llega al monto de mil 575 pesos en los meses de competencia, sin contar los premios individuales.

El cambio realizado para motivar a los deportistas cubanos no ha tenido el impacto deseado. El incumplimiento y el déficit de gestión han provocado decepciones, en este caso a los industrialistas, el equipo de la capital.

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN