Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Para la Seguridad del Estado vale todo

A las habituales detenciones y golpizas se han añadido nuevas acciones

Roberto Jesús Quiñones Haces, en Cubanet

GUANTÁNAMO, Cuba.- A las habituales detenciones y golpizas la Seguridad del Estado en Guantánamo se han añadido nuevas acciones, entre las que se hallan lanzar sus motos contra los opositores, robarles públicamente el dinero y difamar de ellos.

Algunos “hombres” de esas fuerzas se han hecho adictos a golpear a las Damas de Blanco. La impunidad con que actúan y son respaldados por el gobierno y la Fiscalía ha llegado a tal punto que recientemente el coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Guantánamo, Yoannis Beltrán Gamboa, intentó prenderse candela frente a la unidad municipal de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de esta ciudad, hecho que felizmente no se consumó debido a la intervención de un amigo. “Lo hice en un momento de desesperación, frustrado ante tantos abusos”, confesó a Cubanet el opositor pacífico el pasado sábado 9 de septiembre.

La Western Union, otro cómplice de la Seguridad del Estado

Una nueva modalidad de robo han estrenado los represores contra los opositores pacíficos, con la complicidad de los empleados y directivos de la Western Union.

El pasado 19 de julio, Celina Osorio Claro, Coordinadora del Movimiento de las Damas de Blanco en Guantánamo, y su esposo Bartolo Campillo Romero, activista de la UNPACU, acudieron a la oficina de la Western Union ubicada en la Tienda Recaudadora de Divisas (TRD) conocida como “La Sucursal Nueva”, sita en Calixto García y Emilio Giro, para cobrar $460 CUC que les habían enviado desde el extranjero.

Apenas dijo su nombre, la empleada le pidió el carnet de identidad, miró la pantalla de la PC, le dijo que esperara y salió de la oficina. Cuando regresó le entregó el dinero y le pidió que firmara un documento como constancia de la entrega. Al salir de la oficina, en la misma TRD, el oficial que se identifica como Sergio les dijo que estaban detenidos y cuando ambos protestaron los gendarmes se les echaron encima, los golpearon, les quitaron el dinero y los sacaron de la tienda. Afuera había varias personas a las que Sergio dijo que la detención se debía a que habían sido sorprendidos robando en la tienda, lo cual fue desmentido enérgicamente por Celina y su esposo, quienes fueron trasladados hacia la Unidad de Operaciones del MININT, donde permanecieron detenidos varias horas .

Lo mismo ocurrió a María Luisa Chacón Lamothe, Dama de Blanco y a Henry Couto Guzmán, miembro de la UNPACU cuando el pasado 23 de julio fueron a la oficina de la Western Union ubicada en la TRD “La Nueva República”, en la calle Pedro A. Pérez entre Emilio Giro y Crombet. Al ser atendidos por la empleada, esta hizo una llamada por teléfono y apenas salieron de la tienda fueron interceptados en la calle Calixto García y Emilio Giro por varios agentes de la Seguridad, quienes los embistieron con sus motos en la vía pública, lo cual provocó un grave altercado y la repulsa de los ciudadanos que transitaban por los alrededores, a quienes los agentes dijeron que tanto María Luisa como Henry eran delincuentes.

Según ha declarado María Luisa en un video que la UNPACU hizo llegar a Cubanet el oficial que se presenta como Kevin le dio varios puñetazos, le quitó el dinero, ascendente a $286 CUC y la lesionó en la rodilla al lanzarle la moto encima.

Ese mismo día, al ser puesto en libertad en la Unidad de Operaciones del MININT, Henry Couto Guzmán fue impactado en la vía pública por una moto conducida por otro agente de la Seguridad del Estado, un hecho acreditado también mediante otro video igualmente facilitado por la UNPACU.

Según nos declaró Henry, el oficial que se presenta como Sergio les dijo a él y a María Luisa que no iban a coger ni un centavo más del dinero que les envíe el exilio y a Henry -quien tiene familia en los EEUU- le advirtió que podían decomisarle el dinero que estos le remitan, “y puedes quejarte en la Fiscalía y donde quieras porque aquí los que mandamos somos nosotros”, le dijo.

Divide y vencerás

Según refirió a este corresponsal Celina Osorio Claro, recientemente la ex dama de blanco Yurami Rodríguez Matos, separada de la organización y vecina de la calle Máximo Gómez entre Jesús del Sol y Narciso López, Guantánamo, colocó en Internet un video donde la acusa de malversar los fondos de la organización y publicó una foto donde aparece una vivienda que Yuramis afirma es la de Celina y fue comprada con ese dinero.

Este corresponsal de CubaNet ha estado en dos oportunidades en la vivienda de Celina y se trata de un inmueble sumamente humilde, en muy mal estado, que en modo alguno es semejante a la foto que dicha señora ha colocado en Internet.

Algo semejante ha estado ocurriendo contra Yoannis Beltrán Gamboa, el coordinador de la UNPACU en Guantánamo, a quien la Seguridad del Estado intenta desprestigiar mediante videos que ha distribuido entre opositores pacíficos de esta ciudad. Recientemente, durante el quinto aniversario de la constitución de la UNPACU, tanto Yoannis como Henry Couto recibieron mensajes amenazadores en sus teléfonos móviles, todos los cuales fueron comprobados por este corresponsal.

La creciente impunidad de la Seguridad del Estado es violatoria de esenciales derechos humanos y de ella son cómplices los gobernantes y el partido comunista del territorio así como la Fiscalía General de la República.

Estos abusos deben cesar, no sólo porque Cuba -según sus gobernantes- tiene una limpia historia en el cumplimiento de los derechos humanos, sino porque lejos de enaltecer al gobierno, dicen mucho de su ética y de su cobardía.