Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Ojalá no haya cubanos en Siria

Luis Cino Álvarez, Primavera Digital

Arroyo Naranjo, La Habana.- Hace unos meses, mientras esperaba una guagua que demoraba mucho en pasar, un hombre de unos 50 y tantos años, con pinta de ex militar convertido en burócrata y pose de tipo que se las sabe todas, trabó conversación conmigo para explicarme los planes yanquis con respecto a Cuba, luego del restablecimiento de las relaciones, y predecir su fracaso.

“Los yanquis, como no van a poder cambiar este gobierno, van a tener que cuadrar la caja, hacer negocios y ver qué provecho pueden sacar de nosotros”, me dijo. Y cuando yo pensaba que iba a hablar de turismo, maquiladoras y mano de obra barata, me susurró que sabía de buena tinta que el gobierno norteamericano aspiraba a que como mismo envió médicos para combatir el ébola, Cuba, que era experta en guerras internacionalistas enviase al Medio Oriente y África a militares, que esta vez serían armados por los yanquis, y no por los rusos, para que acabasen con el Estado Islámico, Al Qaeda y cuanto grupo terrorista emparentado con ellos exista.

El tipo me miró atravesado cuando le dije que los cubanos no volverían a pelear en ninguna otra guerra en el exterior y menos aún por encargo del gobierno norteamericano. Y trinó de rabia cuando le dije que si en más de catorce años de guerra, los mejores generales de las FAR no habían conseguido derrotar a Jonás Savimbi y la UNITA, qué coño iban a poder vencer a los fanáticos asesinos de Boko Haram y el Daesh.

No sé por qué me asombré tanto con los delirios de este ex militar, adoctrinado hasta la médula por el periódico Granma, el NTV y la Mesa Redonda y que se cree al pie de la letra el cuento de que “los cubanos somos los mejores en todo, también en la guerra, gracias a Fidel.

No quisiera que también esta vez este régimen demencial sobrepase mi capacidad de asombro: según versiones, Cuba habría enviado 300 militares a ese matadero, polígono de tiro y país en demolición en que se ha convertido Siria gracias a la testarudez de Assad, el Daesh y las bombas rusas.

No puedo creerlo, prefiero pensar que no es cierto. De serlo, los habrían enviado derechito y putinescamente a una degollina que no les iba ni les venía y de la que muchos no regresarán con vida.

¿Qué ganaría el régimen cubano? ¿Garantizar el suministro de petróleo ruso a Cuba por si falla el que envía Venezuela? ¿Congraciarse con Putin y complacer sus pujos imperiales? ¿Acaso no le bastan al zar sus aviones y misiles para salvar al régimen del asesino Assad?

¿Por qué tendría Putin que pedir hombres a Cuba? ¿Para que los cubanos pongan los muertos sobre el terreno y no sean los soldados rusos que ya dijo que no enviará a Siria? ¿No serán suficientes los muertos que ponen cada día los soldados del régimen de Assad, los Guardianes de la Revolución iraníes, los milicianos de Hizbollah, y la población civil?

¿Sería la forma que halló Putin, a pesar de lo condonado, de cobrar los millones que todavía le debe Cuba a la desaparecida Unión Soviética? Entonces, de tanto dinero que se adeuda, de tanto agradecimiento que le debe el régimen castrista al ectoplasma soviético, cabe suponer que serviremos de condotieros en otras guerras. ¿Dónde será el próximo destino? ¿En Donest y Lugansk?

¿No será que Rusia, por retorcidos intereses geopolíticos, busca torpedear las relaciones entre Cuba y Estados Unidos? Si es así, es casi seguro que lo logre.

Quién sabe. Me acuerdo del tipo de la guagua y me pregunto si tendría razón. Dicen que cuando el río suena…Vaya usted a saber, porque de tan influido como está Obama por las tesis del profesor Richard Kupchan, uno ya ni sabe qué se le puede ocurrir…

Por estos días se cumplirán 40 años del inicio de la Operación Carlota, el nombre que dio la Cuba oficial a su despliegue militar en Angola. En aquella guerra, que se extendió hasta 1989, miles de cubanos murieron o quedaron mutilados. En Angola como sería ahora en Siria, los rusos pusieron la logística y la carne de cañón la pusimos nosotros.

Mucho han cambiado los tiempos. Desde hace mucho, los ánimos de los cubanos no están para “guerras internacionalistas”. Sería un error trágico y de consecuencias incalculables involucrarse, precisamente ahora, en una conflagración, a miles de kilómetros de nuestras costas, esta vez entre asesinos y genocidas confesos. Pero con un régimen tan irresponsable, engreído y aventurero como este, que se niega rotundamente a salir del manicomio, nunca se sabe de qué nuevo disparate es capaz.

¡Allá los que pensábamos que a pesar del slow motion, del sin prisa pero sin pausa, y del pasito de cangrejo que a cada rato se impone, las cosas en Cuba al fin habían empezado a cambiar!

El gobierno cubano desmintió que haya soldados cubanos en Siria. Esperemos sea cierto el desmentido. Ojalá.