Cubanálisis - El Think-Tank

LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

No volvieron

José Antonio Fornaris, Primavera Digital

Diciembre se terminó y enero camina con botas de siete leguas, pero los espías-héroes no han vuelto. El invencible Comandante había asegurado en más de una ocasión y de forma pública, que estarían en Cuba antes que terminara el año 2010.

El Comandante en Jefe ha continuado con sus “reflexiones”, y en lo que va de año ha escrito sobre Haití, Einstein, Gabrielle Giffords (la congresista herida en el atentado de Arizona), y el Presidente Obama; pero no ha dicho una sola palabra sobre los “cinco héroes prisioneros del imperio”.

Tampoco la prensa oficialista, que demuestra a diario tanta voluntad para señalar virutas de cualquier país que no sea aliado de la Revolución, ha explicado algo sobre el no regreso de los “héroes” en el plazo fijado por el Gran Líder. Ni siquiera han hecho mención del asunto.

Así que al parecer, que regresen en una fecha u otra (o que no regresen), a pesar de la gran campaña propagandística que hace varios años desarrolla alrededor de ellos La Habana, no es nada trascendente,

Los medios en Cuba tampoco han hecho mención sobre las declaraciones del jefe de la Red Avispa, Gerardo Hernández, condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años, en las que asegura que el derribo de las avionetas del grupo Hermanos al Rescate, con base en Miami, por Migs de las Fuerzas Aéreas Revolucionarias en agosto de 1996, se produjo en aguas internacionales. El gobierno de la isla siempre ha dicho que el incidente ocurrió en las aguas jurisdiccionales de Cuba.

Es posible que Hernández se haya percatado de que su salida algún día de la prisión, no está en manos de Castro ni de su heredero. La guerra personal del Gran Líder contra Estados Unidos, los desencuentros permanentes con doce diferentes administraciones estadounidenses son prueba fehaciente de ello. Esa es la razón principal por la que actuaba en Florida la Red Avispa.

En esa “guerra”, el pueblo de Cuba todo, de una manera u otra, ha estado involucrado. Y a pesar de que con Estados Unidos existen importantes lazos geográficos e históricos, y en los últimos tiempos también de sangre (la cantidad de cubanos que tienen familiares de primera y segunda generación nacidos en esa nación es numerosa), aun continúa esa insensata manera de gobernar. Y no se vislumbra ningún cambio en esa forma de actuar porque ese sería dejar atrás el modus vivendi de Castro y sus más cercanos seguidores. Es fácil adivinar lo que para ellos eso significaría.

En ese escenario, los espías-héroes no van a regresar. Tendrán que esperar a cumplir sus condenas. Y en el caso particular de Hernández, necesitaría al menos dos vidas más para dar fin a la pena que le fue impuesta. Su posible salida depende de que en Cuba ocurran cambios democráticos que lleven a la natural relación con Estados Unidos, o que él asuma la realidad de su situación, como parece comenzó a hacer, y actúe en consecuencia.