.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

No es fácil

Jorge Olivera Castillo

LA HABANA, Cuba, julio, www.cubanet.org -Este verano es probable que parte de mis vecinos se vean obligados a pernoctar frecuentemente a la intemperie. No a causa de un derrumbe parcial o total de sus viviendas, sino por los cortes del fluido eléctrico.

¿Quién podría permanecer dentro de un cuarto de 4 o 5 metros cuadrados, a oscuras, empotrado en un pasillo, si acaso con una pequeña ventana en el frente, y bajo el rigor de temperaturas superiores a los 33 grados Celsius y más de 80% de humedad relativa?

Resulta ser que la cantidad de combustible asignado para cubrir la demanda del país se ha quedado por debajo de las expectativas. Las causas para implementar las medidas de ahorro mediante interrupciones del servicio eléctrico, responden según la prensa oficial, a una mayor existencia de equipos electrodomésticos y al incremento de las personas que se desempeñan como Trabajadores por Cuenta Propia.

Más de 300 000 cubanos han optado por poner a prueba sus capacidades en diversas categorías laborales de este tipo, autorizadas como parte de la llamada actualización del sistema socialista, entre las que se cuentan actividades relacionadas con la gastronomía, el alquiler de viviendas y el transporte urbano, por solo mencionar las más solicitadas.

Conocer que fue necesario utilizar más de 66 mil toneladas de combustible por encima de lo planificado en los primeros cinco meses del año en curso, con el propósito de cubrir el déficit, indica que la situación será peor en el período vacacional, que recién comienza y no culmina hasta el 1 de septiembre.

Por tanto, es previsible que el ciclo de apagones programados se intensifique en detrimento de muchos negocios particulares y de la paciencia de cientos de familias ante la imposibilidad de usar el ventilador, tomar agua fría y dormir a pierna suelta.

¿Cómo se entiende que los encargados de elaborar los planes de consumo de combustible para el 2012 no previeron el impacto que tendrían los miles de pequeños negocios, que de acuerdo a versiones del gobierno sobrepasarán el medio millón antes de que culmine el año?

Definitivamente el tibio programa de reformas no sigue una estrategia racional. ¿Puede llegar a ser sostenible un proyecto donde no exista transparencia ni la debida profesionalidad a la hora de cotejar la disponibilidad de recursos con los objetivos trazados?

Una vez más estamos ante los mismos errores que tantas pérdidas han causado a la economía desde los inicios de un socialismo que busca aliviar sus dolencias con mejunjes capitalistas.

Eficiencia y productividad seguirán siendo solamente retórica en un ambiente permeado de mediocridades. Sin voluntad para encabezar una evolución que saque al país del estancamiento, la dirigencia actual prefiere el zigzag y no el rumbo rectilíneo que defina el compromiso para evitar mayores fracturas económicas y sociales.

En sus rejuegos para ganar tiempo, se gestan otras olas de sufrimiento para la sociedad. Los apagones vuelven como consecuencia de la insensibilidad de los burócratas y de una casta de políticos ineptos y abusivos.

¡Pobres los habitantes de las cuarterías! Este verano tendrán que soportar dosis adicionales de amargura.

Entonces, a prepararse a dormir en las aceras, armarse de un trozo de cartón, lo más duro posible, para abanicarse y a rezar para que no se pudran los pocos alimentos por falta de congelación.

Como suelen decir los cubanos ante las recurrentes jornadas de vicisitudes: No es fácil.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN