.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

¡Ni aquí ni en China!

Juan González Febles, Primavera Digital

Lawton, La Habana.- Se ha puesto de moda hablar sobre nuevos retos y esto de por sí es una buena noticia. Aunque solo sea a nivel de retos, la polémica es buena.

Quizás y afirmándonos en la mejor y más positiva de las mentes, muy pronto se llegue a la discusión sobre los obstáculos de siempre. Me refiero a “las personas desconocidas” (¿?), que establecieron la agenda exterior de la oposición democrática en Cuba.

Estas mismas "personas desconocidas", hemos sabido que andan atareadas en la promoción de la idea de que resultaría posible el auto financiamiento de proyectos civiles y periodísticos, a partir de empresarios privados cubanos residentes en Cuba. Es decir, por negocios corporativos, o por la nueva empresa privada compuesta por ex militares, ex funcionarios, deportistas de alto rendimiento en retiro y artistas comprometidos hasta el tuétano con el régimen, que les exige continuos autos de fe en que ellos, a modo de única respuesta posible, proclaman su condición de revolucionarios.

No queda más que decir que esto no será posible ni aquí ni en China.

En Cuba, la "mercadotecnia" tiene sus limitantes. No se trata de definir el público lector. Por suerte, este ya está definido.

Escucho y quisiera decir con sorpresa que, "Las publicaciones independientes cubanas tienen que mirar hacia la autosostenibilidad económica, si quieren participar de manera coherente en la democratización de la isla". ¡Waoh!

Me parece que la ecuación quedaría resuelta en sentido inverso. Es decir, primero se debería obtener la democratización de la Isla y entonces y solo entonces, podremos pensar en "autosostenibilidad" económica.

Por seguir, sigo en lo que debería leer con sorpresa y no me sorprende. Ahora se trata de revolico.com, el espacio por excelencia para la actividad comercial ilícita de acuerdo con las interpretaciones y valores del régimen militar.

Revolico.com es el homólogo virtual de la bolita en la Cuba de hoy. La bolita ha sufrido y sobrevivido los intentos de más de un capitán general por eliminarla. En Cuba todos conocen al listero del barrio y entre las amenazas recientes del general presidente, esta advertencia de eliminar la bolita ha sido la que curiosamente más repulsa popular ha levantado.

De vuelta con el homólogo virtual de la bolita, es decir, revolico.com, sobran las interpretaciones Cuba adentro que sindican a revolico.com, como tapadera del Ministerio del Interior en el afán por lograr la "auto sostenibilidad económica", una especie de MC virtual. Ojala no terminen fusilados o estrellados contra un árbol.

La guinda de los nuevos pasteles podría ser la peculiar afirmación de que "la práctica supera a la teoría, y de que puede haber anunciantes y patrocinadores que apoyen a estos productos informativos por el placer o la conciencia de lo que pueden hacer por el bien de la sociedad y la comunidad, sin pensar en costos y beneficios. El abc de cualquier empresario".

Como ya dije, ni aquí ni en China. En Cuba, no hay fuerzas vivas económicas y muchísimo menos empresario de esos "que pueden hacer por el bien de la sociedad y la comunidad, sin pensar en costos y beneficios". Los ex militares, ex funcionarios, ex deportistas de alto rendimiento y los artistas comprometidos con el régimen, ciertamente -hasta donde sé- no tienen tan buen corazón.

Cuando exista mercado, o específicamente economía libre de mercado en Cuba, entonces y solo entonces, en presencia de ese mercado que no esté supeditado a intereses políticos, se podrá pensar en auto sostenibilidad económica para medios independientes, o para decirlo mejor, verdaderamente independientes. Quiero decir medios que no hayan sido amamantados o creados desde su concepción por "la graciosa decisión de personas desconocidas", esperemos -con mucho optimismo- que sin concertación con las autoridades de la Isla.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN