.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

¿Maquiladoras o trituradoras del Brasil?

Frank Cosme Valdés Quintana, Primavera Digital

Santos Suárez, la Habana.- Tres grandes bahías existen al Norte del occidente cubano, Bahía Honda, Cabañas y Mariel. Cualquiera de ellas ocupa una verdadera posición estratégica con respecto al comercio que se desarrolla en esta zona del Golfo de México desde y hacia los Estados Unidos.

La bahía y puerto del Mariel ha sido tan conocida como el resto de nuestras más grandes ciudades.

En 1762, los ingleses que asediaban La Habana establecieron allí una base naval. Cuando la guerra de 1895 fue uno de los puntos de la trocha de Mariel a Majana. En 1916 se inauguró allí la primera academia naval y la fábrica de cemento el Morro. En los años 60 fue objeto de varios artículos en la prensa de Estados Unidos a raíz del nacimiento de la nieta de Ernest Hemingway, en noviembre de 1961: Jack, el hijo de Hemingway, la bautizó con el nombre de Mariel en recuerdo de esta bahía, donde acostumbraba a pescar con su padre.

Pero no fue hasta 1980 que el Mariel alcanzó connotación internacional al estar allí el punto de partida del éxodo más grande que ha tenido esta nación en su historia.

Ahora el Mariel está de nuevo en las primeras planas de todo el mundo y mucho más seguido que cuando el famoso éxodo con su llevada y traída "Zona Especial de Desarrollo del Mariel".

Varias razones obedecen que se haya escogido esta bahía de bolsa del Mariel y no la de Bahía Honda, también de bolsa, mucho más grande, y como su nombre lo indica, más honda. En primer lugar es la más mediática, y en segundo lugar, la que más aeropuertos tiene cerca, (Baracoa, San Antonio de los Baños y el Internacional José Martí), fundamentales para el movimiento de los futuros mercaderes.

La gigantesca y multimillonaria transnacional brasileña Odebrecht lleva el peso de la construcción de esta ZEDM en asociación con el gobierno cubano. Pero no es solo para la edificación de este mega-puerto capaz de atender los supertanqueros y gigantescos carriers-containers de última generación: esta empresa tiene proyectos más ambiciosos.

Esto apenas es el comienzo, ya que dentro de sus planes incluye también autopistas, vías férreas, industrias biofarmacéuticas, centrales azucareros y todo cuanto pueda caber en esta zona.

El pasado 27 de enero fue inaugurada la primera etapa de este mega-puerto.

Nada hay de objetable en todo este desarrollo económico-industrial pero... Y siempre hay un pero con estas empresas extranjeras en Cuba... Ya hay bastante conocimiento sobre estas corporaciones, experiencia y la palabrita que molesta a muchos: explotación.

Existen actualmente los marcos jurídicos, publicidad, tanto gráficas como digitales para estimular a inversores extranjeros a instalar las detestables maquiladoras en esta ZEDM.

Nada se habla ni se ha legislado sobre las condiciones de trabajo y garantías laborales de los trabajadores para esta zona, que por el camino que va, serán parecidas a las de los hoteleros.

La maquiladora, un término originado en México, pues fue allí donde comenzó este tipo de "negocito" en los años 60, es una empresa extranjera que importa materias primas sin pagar aranceles y producir a bajo costo para luego vender a mayor precio en el país de origen de estas materias primas, pagando un salario muy por debajo del que tendría que pagarles a sus nacionales.

Desde su creación han sido fuertemente criticadas como una de las formas más retrógradas del llamado "capitalismo feroz".

La "Confederación Sindical Internacional" (CSI), con sede en Bruselas, en su sitio web maquinasquematan.blogspot.com ha declarado contra esta práctica que se ha extendido a Malasia, India, Pakistán, y últimamente China, con su también ZEEC (Zona Económica Especial de China).

La CSI ha denunciado el caso de China como el peor. Los chinos que trabajan en estas zonas especiales laboran 12 horas diarias por 6 días a la semana, ganan 300 yuans, el equivalente a 45 dólares al mes, les conceden 8 días de vacaciones al año y no tienen sindicatos.

Las noticias dan cuenta de que ya existen empresas maquiladoras en Mariel. Hay una fábrica de vidrio, por supuesto brasileña, negociaciones de la Odebrecht con la industria ligera cubana para establecer una factoría de plásticos, y de la Souza Cruz, otra empresa brasileña, con el grupo empresarial Tabacuba para una de cigarros.

Lo más presuntuoso que traen estas noticias son las declaraciones de ciertos funcionarios del gobierno brasileño como la citada por Reuters el pasado 30 de enero: "Cuando levanten el embargo, Cuba va ser estratégica para la empresa brasileña por su posición geográfica". Otro más cerca de la Rouseff, pues es asesor, puntualizó: "Al invertir en Cuba, Brasil se está posesionando estratégicamente".

Eso ya lo sabemos, ha sido el principal problema con las potencias extranjeras desde que Colón descubrió esta isla, la ambición de este territorio y las intrigas para poseerlo, en las que siempre el pueblo cubano ha llevado la peor parte. No hace falta ser Nostradamus para saber lo que vendrá después si no nos acabamos de apretar el cinto.

¡Y pensar que este país es de nosotros!

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN