.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Los voceros de América Letrina

Juan González Febles, Primavera Digital

Lawton, La Habana.- La televisión oficial trasmitió el pasado viernes 1ro de febrero de forma diferida la intervención especial del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva en el "III Encuentro Internacional Por el Equilibrio del Mundo".

El evento fue dedicado por sus auspiciadores a la memoria del apóstol José Martí en el 160 aniversario de su nacimiento en La Habana.

Un día antes, en el estelar programa Mesa Redonda y siempre por Cuba visión, compareció un abigarrado grupo compuesto por el sacerdote Frei Betto, Ignacio Ramonet, Adolfo Pérez Esquivel, Atilio Borón y Pablo González Casanova, todos exponentes del pensamiento populista y revolucionario en apoyo al régimen militar cubano y proyecto dictatorial bolivariano que toma cuerpo en Venezuela.

Aunque todos son la avanzadilla político-intelectual del programa ideológico bolivariano-castrista, se concedió primacía a Lula por su carácter de inversionista en el proyecto cubano-brasileño de Mariel, además de su participación en múltiples esferas de los inciertos negocios que el gobierno militar cubano ha emprendido sin la supervisión del pueblo que dice representar, con el Brasil presidido por la señora Dilma Roussef, seguidora y discípula amada del expresidente Lula da Silva.

En relación con estos representantes de la marea populista y antidemocrática latinoamericana, que básicamente representan lo peor y lo más inconsecuente de un pensamiento político más emparentado en la actualidad con el fascismo corporativo que con las ideas izquierdistas que dicen representar, su desenvolvimiento fue patético.

El dominico Betto afirmó desde Mesa Redonda que América Latina debía formularse problemas en términos de "derechos animales", más que en términos de derechos humanos. Para el sacerdote brasilero, su "América" es el lugar donde masas embrutecidas guiadas por sus estómagos más o menos satisfechos, repetirán consignas y cantarán loas. Los pueblos de esa América que no es la América que soñó Martí y que llamó nuestra, sino el engendro anti democrático que pudiera calificarse como "América Letrina", emprenderán marchas interminables que no conducirán a parte alguna. Pero a modo de consuelo, sonreirán satisfechos y felices en el disfrute de sus "derechos animales", los únicos posibles en el parnaso político burlesco y populista que se nos viene encima.

En este preámbulo que precedió poco más o menos en 24 horas a la disertación estelar de Lula da Silva, se pudo percibir que el éxito de sus políticas no estaría dado en el desarrollo económico o en la elevación de la calidad de vida de las masas latinoamericanas. Estos eximios pensadores de la izquierda bolivariano-castrista se regodean en lo que calificaron como la pérdida de liderato por parte de los Estados Unidos en la región. Esto les interesó más que la perspectiva de avance en la mejoría de la calidad de vida de las masas, al amparo de sus políticas populistas. El hoy inversionista y exitoso empresario que otrora fuera humilde líder sindical, consagró su larga y retorcida pieza oratoria a defender los negocios cubano-brasileros y por añadidura, la prosperidad de revolucionarios como él, que en la actualidad "viajan en aviones".

Así marcha todo en la actualidad. El general presidente Raúl Castro llega con la aureola dudosa de ser el único mandatario en la región no electo por sufragio directo en elecciones transparentes y aún en estas condiciones resultó electo para presidir pro tempore la CELAC. Por otra parte, Hugo Chávez y Fidel Castro luego de escapar a justas sanciones penales por atentar contra la estabilidad de los poderes constitucionales de sus respectivos países, han conseguido que su presencia sea aceptada en los espacios políticos del continente. Entonces, se rechaza la decisión legítima del senado paraguayo que destituyó a un ilustre miembro de la pandilla populista bolivariana por corrupto. ¡Qué cosa!

Así funciona América letrina. Los presidentes electos con legitimidad constitucional en la región aceptaron a Raúl Castro como un igual. Como honrosa excepción de una regla que deshonra, la Sra. Ángela Merkel, de Alemania, desairó a Raúl Castro. Quizás rechazó saludar a un ex aliado de los déspotas que ultrajaron su tierra o quizás, antes ojeó el dossier de Raúl Castro elaborado por la tenebrosamente eficiente Stassi. Si fue así, la buena noticia es que felizmente no vomitó.

Pero en nada de esto hay noticia en realidad. Los voceros revolucionarios de América Letrina desde siempre han viajado a La Habana -en aviones- para moverse en Mercedes Benz y hospedarse en suites de lujo de hoteles de cinco estrellas.

El populismo y las revoluciones mundiales -bolivariano/castristas o no- desembocan inexorablemente en ejecuciones sumarias para después vegetar su incompetencia desde "zonas congeladas" que refrescadas por "lineamientos" de partido único, garantizan que nadie fuera de ellos, disponga del humano derecho a ser honrado, a pensar y hablar sin hipocresía.

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN