.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Los turistas no contabilizados

Osmar Laffita, Primavera Digital  

Capdevila, La Habana.- De acuerdo a la información brinda por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), finalizado el primer semestre se había contabilizado que 1.84 millones de turistas visitaron Cuba, lo que representa un crecimiento de un 5,4% comparado con igual periodo del año anterior.

El país que continua como primer emisor de vacacionistas hacia la mayor de las antilla es Canadá, con 698,859 visitantes. Le siguen Argentina (62,400), Francia (60,900), Alemania (57,200) y Rusia (46,400).

Sin embargo, experimentaron una significativa caída en relación con el año 2011: Inglaterra e Italia, con 18% y 4,5% menos.

España tuvo peor resultado: de 62,811 turistas españoles que visitaron Cuba el pasado año, al cierre del semestre, habían vacacionado en la isla 46,856, lo que representó una caída de un 25,4%.

Por regiones geográficas, el primer lugar le correspondió a América del Norte, con 791,922 turistas, seguida por América del Sur y el Caribe, con 336,363 visitantes, y Europa Occidental y Meridional, con 264,863 veraneantes.

En cuanto a los indicadores que rigen en el turismo internacional, las pernoctaciones en el semestre enero-junio fueron de 10’924,915, una cantidad prácticamente similar a la del pasado año; la tasa de ocupación experimentó un ligero crecimiento de un 55,6%, y los ingresos brutos estuvieron en el orden de 1’087,361.4 millones de dólares, un crecimiento de un 109 % en relación con el pasado año.

Es interesante tener en cuenta la información que brinda la ONEI sobre los motivos de los viajes de los 1,8 millones de turistas que visitaron a Cuba en el semestre. Explica que el mayor número fue por razones de ocio, recreo y vacaciones, que en conjunto suman 1-5 millones de veraneantes y por negocio, eventos y salud, 12,721 visitantes.

El desglose de lo acumulado en millones de dólares por las ventas en las distintas actividades del turismo en alojamiento fue de 377’445,900 millones de dólares, y las ventas acumuladas por comercio minorista, gastronomía, servicios de trasporte y recreación se elevaron a 664 380 400 dólares.

De acuerdo a las informaciones que brindó la ONEI referentes al comportamiento del turismo en el pasado semestre uno pudiera pensar que durante el periodo no visitaron Cuba cubanos residentes en el exterior y mucho menos cubano-americanos.

Resulta poco serio que la ONEI los haya contemplado en la información de los visitantes por países en el capitulo "Otros". Suman 383,538 turistas, pero no aparece el desglose de esos supuestos países, por tanto concede licencia para adivinar.

Curiosamente, el total de turistas que visitaron en ese concepto fue superior a los que procedieron de America Latina y el Caribe y de Europa Occidental y Meridional.

Tal parece que esa deliberada omisión responde a razones de Estado.

Pero de lo que no dijo nada la ONEI es que durante el semestre se efectuaron 7 vuelos charter diarios que aterrizaban en diferentes aeropuertos de Cuba, procedentes de distintas ciudades de la Unión Americana, los cuales trasladaron 1,400 cubano-americanos.

Durante toda la etapa 254,800 cubano-americanos visitaron su patria.

Los cientos de miles de cubano-americanos que visitaron Cuba el pasado semestre, curiosamente no aparecen contabilizados por ninguna parte. Solo superados por los canadienses, el motivo de sus viajes no fue otro que reencontrarse con sus seres queridos. Algunos hacía largos años que no los veían. En lugar de hospedarse en hoteles, eligieron los hogares de sus familiares. Lo primero que hacen es arrendar un auto para moverse ellos y su familia. Los creyentes devotos van a visitar a sus orishas para depositarles ofrendas y pedirles por su protección y la de sus seres queridos. Luego, sin pensarlo dos veces, marchan raudos para las Tiendas de Recuperación de Divisas (TRD), donde hacen una gran compra para que no falte de nada los días que estarán con sus familiares. No faltan en sus planes las estancias en centros recreativos, playas, cabaret y como despedida, la celebración de un gran fiestón donde participan familiares, amigos, vecinos y conocidos. No hay límite de gastos, porque visitan Cuba para pasarla bien junto con sus seres más queridos.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN