Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Los 247 lineamientos: más de lo mismo

El gobierno cubano ha reafirmado su control absoluto sobre la economía del país

Osmar Laffita Rojas, en Cubanet

LA HABANA, Cuba.- Ya está a la venta en los estanquillos de prensa en todo el país el tabloide que contiene los Lineamientos Económicos aprobados en abril en el VII Congreso del Partido Comunista para el periodo 2016-2021.

Dichos lineamientos económicos se le dan a conocer a la población más de dos meses después de que se iniciaran en el mes de junio las consultas de la Conceptualización del Modelo Económico y el Plan de Desarrollo Económico y Social hasta el año 2030.

Luego de finalizadas dichas consultas en septiembre, los documentos serán evaluados en un Pleno del Comité Central del PCC a efectuarse en diciembre, a los efectos de realizar los ajustes para la actualización definitiva de los mismos, y posteriormente serán dados a conocer.

Los nuevos 274 lineamientos económicos son similares a los aprobados en el VI Congreso del PCC, en abril de 2011. En ellos queda claro el predominio del Estado en la dirección de la economía nacional.

En el primer lineamiento del capítulo 1 “Modelo de gestión económica”, se señala: “La planificación seguirá como la vía principal para la dirección de la economía, es la que garantizará los equilibrios macroeconómicos y los objetivos y metas para el desarrollo económico”.

El lineamiento 2 dice: “El Modelo Económico Cubano reconoce la propiedad de todo el pueblo sobre los medios de producción como la forma principal de propiedad en la economía nacional”.

En el referido lineamiento 2 se reconoce por primera vez la propiedad cooperativa, mixta y la privada en personas naturales y jurídicas cubanas o totalmente extranjeras.

Pero para que no haya ninguna duda que el régimen no permitirá el surgimiento de una clase media adinerada e influyente, el lineamiento 3 advierte: “En las formas de gestión no estatal no se permitirá la concentración de la propiedad y la riqueza en personas jurídicas y naturales, lo que se regulará”.

Que la actividad de los emprendedores privados y las cooperativas no agropecuarias no están entre las prioridades económicas del Estado cubano, se evidencia en el lineamiento 4, cuando plantea que “el sistema de dirección de la economía abarca el sistema empresarial estatal, la actividad presupuestada, las diferentes modalidades de las asociaciones económicas internacionales y demás formas de propiedad y gestión”.

El lineamiento 10 hace referencia al perfeccionamiento del sistema empresarial a partir de otorgarle nuevas facultades a fin de lograr empresas con mayor autonomía y competitividad, pero curiosamente pasa por alto lo recogido en el capítulo 2: “La propiedad sobre los medios de producción” de la Conceptualización del Modelo Económico, que en su inciso d (“La propiedad privada”), acápite 180, señala: “Las personas naturales cubanas pueden constituir los siguientes tipos de emprendimientos: Acápite 182 inciso 2: Empresas privadas de micro, pequeña y mediana escala, según el volumen de la actividad y cantidad de trabajadores, reconocida como persona jurídica, según la concepción aprobada estas desarrollan actividades completarías de medianas e inferior escala, que tributan al progreso local y al encadenamiento productivo con empresas principales.

Los nuevos 247 lineamientos económicos son una reafirmación de la negativa del Estado cubano a reconocer la existencia de las leyes del mercado.

Tal desconocimiento de las leyes del mercado por parte del Estado en el emergente sector privado, queda reflejado en el inciso “Política de precios”, donde el lineamiento 56 plantea: “Garantizar por parte del Estado métodos efectivos de control directo de precios mayoristas y minoristas”, lo que deja bien claro que en las operaciones de compra y venta de mercancías no se permitirán las leyes de la oferta y la demanda.

Para indicar que la política benefactora de gratuidades e igualitarismo ha llegado a su fin, el lineamiento 144, en el inciso “Gratuidades y subsidios”, los condiciona a “la situación económica del país y los ingresos de las personas”, anuncia el “proceso de eliminación de gratuidades indebidas y subsidios excesivos bajo el principio de subsidio a las personas y no al producto”.

Al parecer, se aproxima el fin de la libreta de abastecimiento.

El Estado cubano se resiste a concederles subsidios a los productores agrícolas, lo cual sería la única manera de hacer rentables sus producciones y a reducir la cuantiosa cantidad de divisas que hoy se destinan a la importación de alimentos.

La política que hoy se aplica a los productores del campo queda reflejada en el lineamiento 153: “Perfeccionar la acción reguladora del Estado y los procedimientos en la formación de precio de acopio de los productos agropecuarios, para estimular a los productores. Se tendrá en cuenta el comportamiento de los precios en el mercado internacional”.

En resumen, los nuevos lineamientos son más de lo mismo: queda claro que continuará predominando la propiedad estatal sobre los medios de producción y la planificación como elemento rector de la economía nacional, y que todas las demás formas de propiedad hay que verlas como complementarias y subsidiarias, sin un peso relevante en el desarrollo económico de la nación.