.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Las bromas del presidente

Jorge Olivera Castillo, Primavera Digital

Habana Vieja, La Habana.- Raúl Castro ha dado el visto bueno: turistas extranjeros y ciudadanos comunes ya pueden hospedarse en las "casas de visitas".

Esos inmuebles que se usaban solo para albergar huéspedes distinguidos de otros países, interrogar a opositores en un ambiente acogedor o como lugar de asueto para la alta dirigencia, ahora están a disposición de cualquiera que pueda pagar tanto en moneda nacional como en divisas.

Entre las acotaciones a la nueva disposición se destaca la que especifica que tendrán prioridad las entidades estatales. Estas seguramente abonarán el importe en pesos cubanos. Se infiere que el resto de los solicitantes lo haga en pesos convertibles.

La medida se inserta dentro del paquete de reformas que el gobierno lleva a cabo y ayuda a convencer, una vez más, del carácter minimalista de la gestión.

Los cubanos de pie no le prestan mucha atención a la noticia. Su actitud va de la indiferencia a la sospecha. El proverbial raquitismo de sus honorarios les impide el disfrute en una de esas casonas que en su mayoría fueron confiscadas en 1959, sin compensaciones, por el poder revolucionario.

Por otro lado, están quienes piensan en los micrófonos y cámaras ocultas. Nada tiene de paranoico pensar que un rato de ocio pudiera convertirse en un calvario.

Esas propiedades tienen historia en la realización de acciones, posteriormente utilizadas para el chantaje y la obtención de informaciones sensibles de parte de actores y escritores famosos, así como de empresarios y políticos de Europa y América Latina.

Por supuesto que de las pesquisas encubiertas tampoco se salvaron dirigentes de empresas y funcionarios del partido que frecuentaban esos dominios. Parte de las evidencias para deponerlos, se consiguieron en esos días de bacanales en compañía de prostitutas de lujo.

Con la ampliación del servicio, nada de esto va a cambiar. Ser filmado de manera encubierta es y seguirá siendo un riesgo bajo un sistema que nunca ha respetado la privacidad del ciudadano.

El gesto aperturista marca pautas entre los asuntos intrascendentes. Es, sin lugar a dudas, parte de un juego que busca reforzar las expectativas en relación a los cambios.

En realidad, lo que prevale es la cautela y las indefiniciones.

La economía no va despegar con esas trivialidades. Lo que se necesita es mayor determinación para implementar los prometidos, y hasta ahora postergados, cambios estructurales.

Hay que ir al grano y dejarse de tantos rodeos. La eliminación de los privilegios en cuanto al alquiler de las "casas de visitas", es algo ridículo frente a las necesidades que tiene el país.

Es hora de que la propiedad privada se legalice y que el carácter irrevocable del socialismo salga de los predios constitucionales.

Eso sí habría que celebrarlo y esperar por otras medidas de igual calibre en el camino a la configuración de un modelo de nación sin nada ver con las unanimidades, la incompetencia económica y el terrorismo de estado.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN