.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

La zafra tiene sus días contados

El oficialista “Granma” publica comentarios, sin profundizar en el cataclismo de roturas y paralizaciones de los viejos centrales

Ernesto García Díaz, en Cubanet

LA HABANA, Cuba, febrero -A más de dos meses de iniciarse la zafra azucarera 2013-2014 en el central Comandante Manuel Fajardo, del municipio de Quivicán, en la provincia de Mayabeque, los ingenios del país comienzan a dar sus primeros destellos de ineficiencia.

Contradictoriamente, los zafreros han señalado que las reparaciones industriales de la presente campaña han sido superiores a las obtenidas en relación con el año anterior, debido a una mejor organización del periodo de limpieza y conservación de los ingenios; así como un mayor aseguramiento de los insumos, lo cual permitiría garantizar la eficiencia, rentabilidad y productividad del trabajo de los 49 centrales que molerán en esta campaña.

Pocas son las informaciones que brinda el régimen castrista en la actual contienda, pero a pesar de su secretismo y falta de publicidad, se han visto obligados a informarle al pueblo el actual desastre, con la norma potencial a menos del 70%, motivada por paralizaciones a causa de las lluvias, tiempos perdidos por roturas industriales e interrupciones operativas.

Mientras, el oficialista Granma, aisladamente, ha realizado varios comentarios sobre la contienda azucarera, sin que pueda profundizar en el cataclismo de roturas y paralizaciones que los viejos centrales padecen. En vista de ello, se les autorizó publicitar hasta ahora dos reportajes.

El primero, correspondiente a la edición del pasado 27 de diciembre, para dar a conocer la interrupción por 30 horas del Central Ecuador, de la provincia Ciego de Ávila, la mejor industria del país en la pasada campaña, parado por roturas de la cuchilla central en el molino dos.

Y el segundo trabajo publicado el 31 de enero, a cargo del colega Juan Varela Pérez, que tituló “El Héctor Molina sin encontrar el camino”, para dar a conocer los trabajos defectuosos realizados al turbogenerador y conductores del ingenio, a los que llamó “la caída al saco roto”, ironizando el mal uso de los recursos invertidos en dicho central mayabequense, que trabaja al 44% de explotación de sus capacidades, con un rendimiento industrial del 7.70%,  y una producción real de azúcar inferior al 40%.

El pueblo no cree en el crecimiento del 17.5% propuesto por este sector para el 2014 y duda puedan cumplir con el plan de producción de azúcar de 1.8 millones de toneladas; así como aumentar la producción de etanol, miel, energía eléctrica y otros derivados, pues se sabe del derroche de recurso que hace anualmente este inestable grupo empresarial.

Tampoco puede olvidarse que en la pasada zafra 2012-2013, molieron 49 centrales y 17 lo hicieron con atrasos; la producción alcanzó cerca de 1.4 millones de toneladas y el rendimiento no superó los 10.7%. Cifra similar de centrales molerán en esta campaña, por lo que se avizora, en los próximos 77 días finales de zafra, una tensa situación en aras de evitar roturas y paralizaciones.

Razón para que José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba y Vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros, principal dirigente que controla el sector azucarero y campesino en el país, en su intervención el pasado 31 de enero en el IX Pleno de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), llamara a trabajar por lograr mayor eficiencia en la zafra y recuperar el tiempo perdido.

Tal vez, lo hizo agotado de seguir el juego de las justificaciones y porque sabe le queda poco en el poder, observando cómo se desmorona la que sería “la mejor zafra de los últimos 10 años” precisamente dicha por él, para lo cual expresó en el evento campesino: “…la eficiencia industrial en la presente zafra azucarera está por el piso…”, sin referirse a la atención al hombre, sus salarios, a la caña molida, a la producción del crudo, a los días de zafra, tiempos perdidos, generación de energía eléctrica, producción de alimento animal y otros productos de valor agregado.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN