Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

prensa oficial oculta al pueblo cubano información sobre Papeles de Panamá

Osmar Laffita Rojas, en Primavera Digital

Capdevila, Boyeros, La Habana.- El bufete Mossack Fonseca, radicado en la ciudad de Panamá, una de las cinco mayores registradoras mundiales de sociedades offshore establecidas en paraísos fiscales, está atrapado en un tsunami mediático que cobra cada día más más fuerza luego que hackers radicados en Europa filtraran 11.5 millones de sus documentos (2.6 terabytes).

Los documentos filtrados fueron procesados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés), con sede en Washington, que los obtuvo del diario alemán Suddesutsche Zeitug.

Una parte de dicha información, que ha sido bautizada como los Papeles de Panamá, fue hecha pública el pasado 3 de abril en 107 medios de 76 países.

Por los Papeles de Panamá se ha podido conocer como jefes de estado y de gobierno, en activo y retirados, funcionarios gubernamentales, empresarios y conocidas personalidades del arte y el deporte depositaron parte de su fortuna en empresas pantallas radicadas en paraíso fiscales.

El ICIJ ha aclarado que no todas las empresas offshore aparecidas en los Papeles de Panamá son ilegales, ni incurrieron en los delitos de evasión fiscal, lavado de dinero o sirvieron para ocultar fortunas de dudosa procedencia.

Antes de hacer pública la información, el ICIJ realizó un riguroso trabajo de selección, interpretación y verificación. Fue una tarea que solo pudo hacerla un equipo de periodistas serios y responsables.

La salida a la luz pública de los llamados Papeles de Panamá ha permitido conocer como durante años se ha movido el dinero opaco de poseedores de multimillonarias fortunas, asociado a redes clientelares mafiosas y grandes fraudes millonarios.

Correo electrónicos, cuentas bancarias, bases de datos, pasaportes y registros de clientes del bufete Mossack Fonseca revelaron informaciones ocultas de más de 200,000 sociedades offshore, cuyo fin era comprar acciones, desviar dinero a paraísos fiscales, crear cuentas bancarias secretas de beneficio personal o de una empresa, para que de esa manera, sus poseedores pudieran ocultar sus identidades y eludir el pago de impuestos en sus países de origen.

Personalidades notorias han realizado operaciones ilegales de ocultamiento de dinero con el concurso del bufete Mossack Fonseca, que durante muchos años guardó el secreto de sus clientes, sin importarle que muchos fueran miembros de organizaciones criminales, traficantes de drogas, políticos y empresarios corruptos y evasores de impuestos.

Según el Noticiero Nacional de la Televisión Cubana del pasado 14 de abril, el escándalo de los denominados Papeles de Panamá, es “un show mediático”, y la cuestión de los paraísos fiscales, “una maniobra de determinada elite para enriquecerse y reconfigurar muchos aspectos de la economía mundial”.

La periodista Maricela Recaséns, del NTV, comentó con relación a los Papeles de Panamá, que “si alguien creía que la elite mundial había perdido el control del mundo, se equivocaba”.

La periodista afirmó que desde hace décadas, en el secreto de los paraísos fiscales, se mueven miles de millones de dólares.

“Los paraísos fiscales son piezas claves en la inequidad del mundo, porque facilitan que el 1% más ricos evada sus obligaciones fiscales”, aseguró.

Maricela Recaséns señaló que “no es la primera vez que sucede y no es la primera vez que el único resultado final sea el reacomodo de los capitales a escala internacional”.

Los medios del gobierno cubano han ocultado al pueblo la labor investigativa y de selección realizada por el ICIJ antes de enviarla a los medios de decenas de países.

En los Papeles de Panamá aparecieron con diferentes grados de implicación, entre otros, los presidentes Vladimir Putin y Mauricio Macri, de Rusia y Argentina, respectivamente, el rey de Arabia Saudita, el ex primer ministro de Qatar, y familiares allegados del presidente chino Xi Jinping, entre los que se destaca su cuñado Deng Jiagui.

Los medios oficiales cubanos han tenido la impudicia de no informar de la actividad delincuencial recogida en los papeles de Panamá del capitán del ejército venezolano y ex jefe de seguridad del Palacio de Miraflores, José Velázquez Figueroa, y su esposa, Claudia Patricia Díaz Guillén, quien fuera presidenta de la Oficina Nacional del Tesoro y oficial de la armada durante el gobierno de Hugo Chávez.

La fortuna que se robó del erario venezolano Velázquez Figueroa tuvo la previsión de ponerla a buen recaudo, en el paraíso fiscal de las Islas Seychelles. Desde 2013 la pareja reside en Punta Cana, República Dominicana, donde llevan una vida a todo lujo, bien distante de la caótica situación que hoy vive Venezuela.

También están implicadas notorias figuras venezolanas, que tuvieron altos cargos en los gobiernos de Chávez y Maduro, entre los que sobresale el general retirado Víctor Cruz Weffer, ex jefe del Plan Bolívar 2000, quien también abrió una sociedad en las Islas Seychelles para ocultar las decenas de millones de dólares que se robó del erario público de la nación.

Sobre estos escandalosos hechos, la prensa de la dictadura cubana guarda un sepulcral silencio.