Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

La Posición Común terminó y la Represión Común continúa

Juan González Febles, Primavera Digital

Lawton, La Habana.- A modo de respuesta al regalo hecho por la Unión Europea con la retirada de la Posición Común de 1996, el régimen militar totalitario y dinástico de los Castro ha redoblado la represión política ciudadana a partir de una ampliación sin precedentes de la misma.

Aunque el reparto para la nueva puesta en escena se amplió considerablemente, pude decirse sin riesgo a incurrir en exageraciones que el rol protagónico corresponde a las mujeres que vistieron de blanco el coraje y la dignidad ciudadanas, esto es las Damas de Blanco.

Los operativos contra estas valientes mujeres se han redoblado en todos sus reprobables componentes. Los operativos a lo largo del país contra el movimiento Damas de Blanco (MDB) y el operativo montado contra la sede nacional del mismo, en la barriada capitalina de Lawton dejaron de ser razzias dominicales, para ser en estos momentos un operativo represivo permanente, dirigido a coartar los derechos humanos, civiles y políticos de estas valientes mujeres, tanto así, como su derecho ciudadano a la manifestación pacífica pública de un actuar político ciudadano independiente de las normativas de la dictadura.

El pasado domingo 18 de diciembre tuvo lugar otro entre tantos operativos represivos que luego de los arrestos arbitrarios y las golpizas de costumbre dejó entre los vecinos de la barriada, la expresión de un sentir compartido muy significativo. La líder y representante nacional de las Damas de Blanco, Berta Soler Fernández y su esposo el activista y líder opositor, Ángel Moya Acosta permanecieron arrestados por más de veinticuatro horas. Fueron liberados en horas de la tarde del lunes 19 de diciembre.

El fallecido ex dictador y tirano Fidel Castro, desde su congénita falta de clase y elegancia, acostumbraba a descalificar y denostar a los adversarios y enemigos políticos que tuvo a lo largo de su cruel y errático mandato. Uno de los calificativos que creo, empleó y que más pegada tuvo en su momento, fue ‘gusano’.

El tiempo y la respuesta popular transformaron el denuesto en un emblema que enorgulleció a muchos. Con el tiempo, los gusanos se convirtieron en criaturas mágicas que como los príncipes de los cuentos y fábulas, regresaban con alas multicolores como mariposas libertarias capaces de poner alimentos en las mesas de los suyos. Para entonces, ya no se trató de que el ex tirano denostara llamando gusanos a quienes de su mandato disintieron, los denostados, se llamaron a sí mismos gusanos, llenos de orgullo por todo lo que esto representó y representa.

De vuelta con los denuestos, escuché a vecinos de la barriada referirse a los uniformados y no uniformados participantes en estas asonadas ordenadas por el régimen militar castrista, como ‘cerdos’. Me explicaron que los policías en los seriales estadounidenses ofertados por el Paquete y en ocasiones por la Televisión oficial, son llamados por los delincuentes bien armados que enfrentan, ‘cerdos’. Que estos policías ‘yumas’, respetan a estos delincuentes como no lo hacen los de aquí. Que lo mismo, le bajan un gatico de un árbol a un niño que asisten a una anciana o a un anciano. Que los verdaderos cerdos, son quienes irrespetan y maltratan mujeres y ciudadanos desarmados.

No puedo negar que la creatividad popular, no deja de sorprenderme. Ciertamente representa un descenso significativo para represores asalariados, uniformados o no, el hecho de ser identificados como cerdos ‘del gobierno’ y la repulsa popular que esto entraña.

Son momentos en que la Posición Común es retirada y con esto, se beneficia al régimen militar totalitario castrista, mientras la Represión Común continúa. Exhortemos a esos a quienes el pueblo llama ‘cerdos del gobierno’, a que se moderen y se afirmen en la decencia humana que les quede, si algo de ella queda.