.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

La hora de los mameyes

Rogelio Fabio Hurtado, Primavera Digital

Marianao, La Habana.- La disidencia cubana parece haber quedado huérfana de propuestas políticas positivas y de largo alcance. La apertura migratoria concedida por el Gobierno, en vez de una conquista arrebatada al totalitarismo, ha resultado un golpe anestésico.

Al menos en la capital, pocos entre los muchos descontentos parecen interesados en incrementar las filas opositoras, para tranquilidad del régimen. A simple vista, se nota la ausencia de alguna figura capaz de congregar en torno suyo, mediante un proyecto sensato y viable, el número suficiente de seguidores dispuestos a irrumpir en la inexistente palestra política nacional, donde ya apenas se escucha el estridente ronquido del pinto de Birán.

Ni el promocionado periplo internacional de Yoani Sánchez ni el cónclave de Praga han sido correspondidos dentro de Cuba con acciones que hayan ganado espacio para un resto, mayormente excluido de reflectores mediáticos internacionales que ellos monopolizan, así como de los recursos materiales obtenidos, ya sean estos pocos o muchos.

Entre mis deseos de Año Nuevo, incluyo el que este aislacionismo no sea más que una ilusión óptica mía, y que tanto la bloguera como su gente de confianza, se presenten pronto en sociedad, listos para lidiar en buena lid.

Espero que este 2014 presencie la aparición de una nueva agrupación demócrata-cristiana dentro de Cuba, para crear el espacio por el que dio su vida el hermano Oswaldo Payá. No sería demasiado pedir que la cúpula eclesial cubana modificase la timorata postura que aplicaron al Movimiento Cristiano de Liberación, del que permanecieron ostensiblemente distantes mientras vivió su líder. Mantenerse neutral en la pelea del león contra el mono significa apoyar al león.

Bastaría, para empezar, que el Obispado de Pinar del Río le devolviese la dirección de la inolvidable Revista Vitral a su fundador Dagoberto Valdés, para que la ejerza con el apoyo del emérito Obispo Mons. José Siro González Bacallao. Esto incluiría la reapertura del Centro de Formación Cívico-Religiosa.

Siento que, al cabo de casi 30 años de oposición cautelosa y calculadora, ha llegado para todos la hora de los mameyes.

En la celebración del 55 aniversario de la toma del poder, el General Presidente expresó su determinación a persistir en el totalitarismo hasta el último hombre y la última peseta Por lo tanto, no puede esperarse ninguna novedad fecunda de su parte.

La creciente presencia de cubanos en el exterior puede aumentar su influencia en la Isla con solo proponérselo, ahora que la rígida frontera ha desaparecido. Para ello, no faltan los cubanos inteligentes y generosos, capaces de gestar y ejecutar proyectos de apoyo y de ayuda, que le ofrezcan al disidente potencial la garantía de sustento, imprescindible para que le diga No al totalitarismo dentro de la Isla, que es donde cuenta.

Quisiera concluir con la oficiosa nota de optimismo, pero no puedo. El hábito de obedecer nos ha calado hasta el tuétano. Por mucho que el totalitarismo haya perdido sus posibilidades de premiar a sus partidarios, le queda la capacidad de inyectar miedo, y la aprovecha plenamente. Hay que perseverar en la búsqueda de la salida del laberinto, sin resignarnos a morir dentro de él. Al menos, cada día somos más los que sabemos que la salida tiene que ser para todos y en la Cuba de todos.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN