.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

La cesta de precios de TIC más cara del mundo

Osmar Laffita, Primavera Digital      

Capdevila, Boyeros, La Habana.- En el informe brindado por la Unión Internacional de Comunicaciones (UIT) titulado "Medición de la sociedad de la información" correspondiente al año 2012, se destaca el incremento de la conectividad de los abonados de la telefonía celular con banda ancha en los países en desarrollo, que fue el doble de la telefonía fija.

Al cierre del primer trimestre del presente año en Cuba se reportaron 1’700,000 abonados a la telefonía celular, pero ninguno tiene acceso a la banda ancha y mucho menos puede conectarse a Internet. Los usuarios de la telefonía fija, a finales del año 2012 eran 1,2 millones, lo que sitúa a Cuba en uno de los últimos lugares de América Latina y el Caribe.

El aumento de los abonados de la telefonía celular con banda ancha en un alto número de países en desarrollo ha posibilitado el acceso a Internet a un mayor número de personas.

En estos momentos existen grandes disparidades entre estos países y Cuba en lo referido al comportamiento del Índice de Desarrollo de la TIC (IDT), que es bastante bajo en Cuba.

De acuerdo a los datos brindado por la UIT, se aprecia en todo el mundo un significativo decrecimiento de la telefonía fija, y un acelerado aumento de la telefonía celular de banda ancha conectada a Internet. Tal es su auge que de cada 100 habitantes a nivel mundial, 86 están conectados. En esto sobresale China: de los 1 300 millones de habitantes del gigante asiático, 1 000 millones están abonados a la telefonía móvil.

Este incremento de la telefonía celular a nivel mundial es consecuencia de la feroz competencia de las diferentes empresas que brindan este servicio, lo que las ha obligado a bajar los precios, factor clave que ha propiciado la propagación de esta moderna modalidad de comunicación dentro de la población.

Pero en Cuba ocurre todo lo contrario. La empresa Cubacel, perteneciente al Ministerio de Comunicaciones, tiene el monopolio de la telefonía celular y al no tener competencia, de manera abusiva cobra 0.35 centavos de dólar el minuto de tiempo de llamada. Es uno de los más caros del mundo.

La penetración de la banda ancha tanto en la telefonía fija como celular a nivel mundial creció un 8,5%, pero donde se registró el mayor número de abonados fue en la celular de banda ancha, que creció un 40%.

Con la introducción de la banda ancha, la tasa de penetración a Internet fue de un 70% en los países desarrollado, mientras que los países en desarrollo solo registraron un crecimiento de un 24%, lo que dice mucho sobre la gran distancia que separa a unos y otros países en el uso de la red de redes.

Sin embargo, a pesar de esas diferencias, al cierre de 2011, de acuerdo a la UIT, la cantidad de usuarios de Internet en los países en desarrollo creció un 62%. De ellos, China reporta el 23% de conectado en el mundo y el 37% en el conjunto de los países en desarrollo.

Otra muestra de las diferencias en el empleo de las TIC: la conexión a la banda ancha en los países desarrollados funciona a una velocidad de 10 Mbites, mientras que en la mayoría de países en desarrollo no rebasa los 2 Mbites.

El país vanguardia en la aplicación de la IDT es Corea del Sur, seguida por Suecia, Dinamarca, Islandia, Finlandia, Países Bajos, Luxemburgo, Japón, Inglaterra y Suiza.

Hay que tener en cuenta en relación con la brecha digital en el acceso y utilización de las TIC, que de los 161 países miembros de la UIT, los 30 primeros son países desarrollados cuyos habitantes reciben altos ingresos per cápita.

En cuanto a la reducción de la brecha digital, la UIT los agrupa en alto, medio y bajo. Al cierre de 2011hubo un significativo incremento en el uso de la TIC en los países con bajo IDT a pesar de los pocos progreso que registraron en la TIC.

Del total de países miembros de la UIT, 39 reportan una bajo empleo de la TIC, debido a lo obsoleto de las infraestructuras destinadas a estos servicios y la carencia de personal calificado.

En estos momentos, Cuba ocupa el puesto 106 del conjunto de países miembros de la UIT en el IDT y el lugar 21 en América Latina y el Caribe (solo supera a Nicaragua y Haití, que ocupan los dos últimos lugares).

La UIT puso en vigencia la cesta de precio de TIC (CPT) como patrón y referencia mundial, que permite conocer los precios y asequibilidad a los servicios de la telefonía fija, celular y el uso de la banda ancha.

Al cierre de 2011, el valor promedio de la canasta de precio de TIC tuvo una reducción del 14,8% a un 10,3. Llama la atención que donde se produjeron las mayores rebajas fue en los países en desarrollo, donde llegó al 14,2%.

De los 161 países miembros de la UIT, en cuanto a la CPT, Cuba ocupa el lugar 142 con un promedio del 36%, la telefonía celular 7,8% y el uso de la banda ancha 379%, lo que la que la ubica como el país de América Latina y el Caribe que cobra más caros estos servicios, que en conjunto no sobrepasan el 34%.

A pesar de los altos precios de la CPT en Cuba, en estos momentos la telefonía celular, que no tiene banda ancha ni descarga a Internet, por sus más de 1,7 millones de abonados, representa una alta entrada de dólares al gobierno cubano, muy distante de la que recauda por los servicio de la telefonía fija, que es en pesos.

La parálisis de nuevas inversiones en todo lo referido a las TIC y los abusivos precios que se pagan por estos servicios, explican por qué para la mayoría de la población cubana, con un salario promedio mensual de 18 dólares, resulta una quimera tener la posibilidad de acceder a la CPT. Eso, en estos momentos es un privilegio que está reservado solo para una minoría.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN