Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Futuro pluscuamperfecto

Luis Cino Álvarez, Primavera Digital

Arroyo Naranjo, La Habana.- El post-fidelismo funciona. A trancos y trancazos, pero funciona. Resultó cierto que la sucesión estaba bien atada. Y con bastante tiempo a su favor. Los generales tuvieron éxito en casi todo lo que se propusieron. Sobre todo en política exterior. Más no se puede pedir. Si hasta los yanquis les hacen concesiones a cambio de nada. No han levantado el embargo-bloqueo, pero casi…Y la Unión Europea, más complaciente no puede ser.

El turismo, las remesas, el alquiler de médicos, y la inversión extranjera a cuenta gotas, dan suficientes ganancias. Prueba de ello es la prosperidad de la elite, la burguesía descendiente de la primera generación de la nueva clase. Tienen el capital procedente de la piñata, las relaciones con los hombres de negocios extranjeros y se las arreglan con el know how. Solo les falta sofisticación, refinamiento, pero al paso que van, yendo a los desfiles de Chanel, codeándose con el jet-set internacional, la tendrán, no lo duden.

La Asamblea Nacional del Poder Popular, donde creció el número de mujeres, negros y menores de 60 años, y el Partido Comunista, que ya celebró dos congresos sin necesidad de simular un deshielo khrushoviano que hiciera leña del caguairán no caído, sino jubilado, legitiman y le confieren institucionalidad al régimen, al que ya pronto no se podrá llamar dictadura, porque cambiará periódicamente al presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y no necesariamente tendrá que ser el primer secretario del Partido Único o llevar el apellido Castro. ¡Para que no hablen allá afuera y armen sus campañas mediáticas!

Por cierto, cada vez son más aisladas esas campañas. Solo cuando se acuerdan de los derechos humanos y les da por hablar de las Damas de Blanco sitiadas y aporreadas.

Inconformes y protestones siempre habrá. ¡Este pueblo malagradecido, impaciente y falto de luz larga, que no acaba de entender que ciertos sacrificios son necesarios para que se desarrolle la economía del país! Las prioridades de la patria, la revolución y el socialismo no necesariamente tienen que coincidir siempre con las del pueblo. Al menos en esta etapa. Luego, ya veremos. ¿Acaso no se advirtió que para el año 2030, Lineamientos y Conceptualización mediante, todo empezará a mejorar?

Los que no tengan paciencia que se larguen. El mundo es todo suyo si consiguen -con la mala fama que tienen los cubanos- un país que les dé visa. Y si no derogan la Ley de Ajuste Cubano. Y luego, que no se olviden de enviar dólares y euros a sus parientes, para sostener la economía nacional. Que algún provecho tiene que sacarle la Patria, la revolución y el socialismo, al hecho de que haya tantos viejitos porque los jóvenes no quieren tener hijos o se largan del país en cuanto tienen una oportunidad.

Mientras llega el 2030, hay que arreglárselas con los timbiriches, las croquetas de claria, las cooperativas, los corruptos a los que se les va la mano en la piñata, las cartas quejosas al periódico Juventud Rebelde y las que piden más apretón al Granma, el alcolifán, el reguetón, las chupa-chupa, el marabú, las santanillas, la basura sin recoger, los baches, los salideros, los mosquitos y el dengue…

Todo sin descuidar el combate a las indisciplinas sociales, que a la chusma hay que tenerla a raya. El relajo, que sea con orden. Y ojo con la subversión ideológica y la Internet, no vaya a ser que engatusen a los jóvenes, que a los disidentes se les controla a tonfazos, con la Ley de Peligrosidad Social y echándolos a pelear unos contra otros.

¿Y los líderes opositores? Los que quedan, cuando no estén de viaje, seguirán con sus documentos y sus rivalidades, difamados por la policía política, invisibilizados no solo por el régimen, sino también por los diplomáticos que ayer los acogían de vez en cuando en sus salones, pero que ahora preferirán escuchar arrobados los balbuceos de la disidencia leal que brotó de la chistera del mago.

¿Y la prensa independiente? Habrá casi muerto de inanición y ninguneo. Lo más osado que habrá será 14ymedio, que se precia de no ser anticastrista ni de barricada, On Cuba, donde intentarán demostrar que “esto” no es tan malo como lo pintan, y los blogs semi-oficialistas, al estilo de Joven Cuba, que faltará poco para que sean oficialistas a full, aun con sus críticas permitidas, siempre dentro de la revolución y más a la izquierda que Lenin y Stalin juntos.