Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

El triunfo de la honestidad frente a la retórica castrista

León Padrón Azcuy, en Primavera Digital

El Vedado, La Habana.- Recientemente un joven graduado en Derecho, me comentó sonriente sobre aquel cartel, erigido cerca de la Sección de Intereses de los EEUU en La Habana, que advierte: “Señores imperialistas ¡no le tenemos absolutamente ningún miedo!”. Según él, debiera cambiarse ahora por uno que diga: “¡Señores solidarios de la patria de Lincoln ¡no le tenemos absolutamente ningún reproche!”.

El reciente diálogo al más alto nivel entre los EEUU y el gobierno castrista, que incluyó una conversación telefónica de Raúl Castro con Barack Obama, sigue generando grandes expectativas dentro de la población.

Más allá del “entendimiento” alcanzado, donde EEUU puso en libertad a los tres espías que quedaban encarcelados en ese país, la población mira con demasiada expectación el gesto de Barack Obama, según sus palabras, “para colocar los intereses de los pueblos de ambos países en el centro de la política de EEUU”. De ahí, el inmediato restablecimiento de las relaciones diplomáticas, interrumpidas desde enero de 1961, que prevé la promoción de intereses mutuos, tales como la salud, la migración, la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y la cooperación ante situaciones de desastre. Además del incremento de los viajes, el comercio y el flujo de información hacia y desde Cuba.

Todas estas facilidades -otra vez los demócratas extendiendo una mano amiga a la tiranía más vieja del planeta- anunciadas en la voz del Presidente de EEUU, han generado un torrente de opiniones entre los habitantes de esta isla, con la esperanza siempre puesta en el país del Norte.

Para el poeta y novelista Luis Iglesias Pérez, asociado desde hace mas de 15 años a la Unión de Escritores y Artistas Cubanos (UNEAC), la pregunta que ronda por los rincones de la isla es: ¿Podrán los cubanos salir de la pobreza y suprimir la falta de libertades con este cambio de política de los EEUU hacia Cuba?

Según Iglesias, una ojeada al discurso de Raúl Castro al dirigirse al pueblo de Cuba tras este suceso, pudiera darnos una pista de la respuesta a esta pregunta.

 “Nuevamente el General-Presidente como lo hacía su hermano, apeló a la retórica revolucionaria, utilizando argumentos fuera de lugar, y es que al reiterar su disposición a sostener un diálogo respetuoso con el gobierno de los Estados Unidos, sin condicionamientos, es decir, tomando como siempre el tema-pretexto de la autodeterminación del pueblo cubano. Por supuesto, entendemos que este pretexto lo que verdaderamente significa es que aquí se hace lo que dice la familia Castro, y nada de democracia, nada de respetar los derechos humanos, y mucho menos, libertades para todos y por el bien de todos”, concluyó el escritor.

Sergio Giral Estrada, activista del Movimiento Cívico Cubano, y presidente de una peña deportiva independiente en El Vedado, declaró: “Para que el dialogo sea serio y creíble, los Castro deberían ratificar todos los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y Económicos Sociales y Culturales, así como permitir la creación de partidos políticos, sindicatos independientes y una prensa libre.”

Una parte de los cubanos confía en que con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU se pondrá fin a las varias décadas de penurias, sufrimientos, y ausencia de libertades que padece el pueblo de la mayor de las islas del Caribe. Otros ciudadanos permanecen escépticos. Piensan que el balón de oxígeno sólo lo recibirá la clase gobernante, la cual seguirá viajando y enriqueciéndose.

Los escépticos, señalan que la clave de las reales intenciones de Raúl Castro, y compañía está en la frase de su reciente discurso en la clausura del Cuarto Periodo de Sesiones de la Asamblea Nacional: “La inquebrantable fe en la victoria que nos inculcó Fidel continuará conduciendo a todo nuestro pueblo en la defensa y perfeccionamiento de la obra de su Revolución”.

El discurso de Obama, que estuvo al alcance del pueblo, solo en la prensa plana, -nada de televisión- es el triunfo de la honestidad, frente a la retórica barata de los hermanos Castro.

Muchos comentarios y opiniones diversas suscitaron el anuncio del presidente Obama de restablecer las relaciones diplomáticas. Y verdaderamente se ha originado un sinfín de especulaciones sobre el futuro de la nación caribeña.

Sigue en pie la pregunta inicial: ¿Habrá una notable mejoría para el pueblo de Cuba en los próximos dos años? Ojala Dios lo permita. En lo personal, me remito a aquella estrofa de una canción del cantautor Joan Manuel Serrat que dice: “Despertad, gente tierna, que esta gente está enferma y no esperes mañana lo que no te dio ayer”.