Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

EL SOCIALISMO CUBANO Y EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI VENEZOLANO,
SISTEMAS EXCLUYENTES
 

Rogelio Travieso, en Primavera Digital

Cerro, La Habana.- El pasado 5 de enero de 2016, con motivo de la toma de posesión de la nueva Asamblea Nacional en Venezuela, me sentí bastante incómodo al observar el burdo y manipulador comportamiento de los dirigentes del chavismo, y la prensa chavista a través del canal TELESUR. Todo esto es similar al comportamiento del régimen cubano y su prensa oficialista. A los cubanos nos incomoda y disgusta, pero hace 57 años que estamos obligados, aunque no acostumbrados, a las prácticas de la desinformación.

Los más de dos millones de votos obtenidos por encima, a favor de la oposición, es una muestra aplastante de que la mayoría de los ciudadanos venezolanos, no quieren compartir la miseria y falta de libertad que se vive en Cuba. Los venezolanos quieren compartir las riquezas de la renta petrolera. Pero jamás quieren compartir la miseria que están obligados a compartir los cubanos.

¿Por qué el gobierno bolivariano tiene tan mala opinión de la mayoría de los votantes en las elecciones del 6 de diciembre pasado? De creer sus argumentos, esos venezolanos son ciudadanos miserables, sin escrúpulos, pues según el oficialismo, vendieron su voto a la oposición.

¿Acaso los cubanos tienen la posibilidad de demostrar sus preferencias políticas? Todos saben que en Cuba impera un régimen dictatorial dinástico e inamovible. La Constitución y las leyes cubanas no admiten la libertad y la alternancia en el poder. De lo contrario, hace rato que los que han estado gobernando de por vida; ya no lo estuvieran.

En la pasada reunión del parlamento quedó demostrado que la situación para el pueblo de Cuba es cada vez peor. Mientras existan la actual Constitución y las leyes excluyentes, el país continuara hundiéndose cada día más.

A la señora Cilia Flores, que se hace llamar “Primera Combatiente”, primero que todo habría que preguntarle ¿A qué hora es que usted combate, distinguida señora, de día o de noche? ¿Acaso el adversario en el combate es el combatiente Nicolás?

Que no haga el ridículo. A Nicolás Maduro, al guapetón Diosdado Cabello y a usted, el pasado mes el pueblo venezolano les demostró que quieren otra cosa y no eso que nombran “Socialismo del siglo XXI”. En un mes, la gente no cambia de opinión. Maduro, Flores y Cabello dicen que los venezolanos están arrepentidos de haber votado como lo hicieron el pasado 6 de diciembre. No sean bobos. De lo que están arrepentidos los venezolanos es de la revolución bolivariana, de su corrupción, de la burguesía bolivariana, la represión, el populismo, el autoritarismo, el poder ejecutivo decidiéndolo todo y el desastre económico que padece Venezuela desde hace diecisiete años.

Maduro ya está podrido, con tantas comparecencias, discursos y promesas. Los venezolanos no quieren lo que existe en Cuba.

En estas elecciones, todos los recursos estuvieron al servicio del oficialismo, pero gracias a la dignidad y valentía de algunos militares, no pudieron esta vez hacer trampas, y como es lógico, sin trampas, los chavistas perdieron.

El 4 de febrero de 1992, en Venezuela, como conocemos, se produjo un intento de golpe de estado contra el presidente electo democráticamente Carlos Andrés Pérez. Ante aquella intentona golpista no se hizo esperar un mensaje al presidente Carlos Andrés Pérez de su homólogo cubano Fidel Castro.

Esta intentona golpista, liderada por Hugo Chávez, trajo a Venezuela la muerte de varias decenas de sus hijos. Como casi siempre ocurre, utilizaron a infelices. Algunos de los participantes ni se imaginaban remotamente esa sublevación militar. Engañados, participaron.

Algunos de los compañeros de Hugo Chávez en la intentona le criticaron el “por ahora”.

¿A quiénes mataron Leopoldo López y Manuel Ledesma? ¿Qué armas empuñaron? ¡Ellos son personas pacificas!

Fidel Castro y sus compañeros, en julio de 1953, atacaron un cuartel. Aquel ataque costó decenas de vidas de ambas partes. Pero casi dos años después, Fidel Castro y sus compañeros fueron amnistiados por el Congreso de aquella dictadura.

También Hugo Chávez y sus compañeros, que en 1992, llevaron a cabo un intento de Golpe de estado que costó decenas de vidas venezolanas, a los dos años y pocos días, fueron amnistiados por aquel mal gobierno de Carlos Andrés Pérez. [NOTA DE CUBANÁLISIS: La aministía a los golpistas del 4 de febrero de 1992 se produjo durante el segundo gobierno de Rafael Caldera, no en el de Carlos Andrés Pérez].

Hoy, el gobierno bolivariano se niega a otorgar la amnistía a Leopoldo López y Manuel Ledesma. Los implacables chavistas pretenden mantenerlos en prisión, así como al resto de los presos políticos, o como los revolucionarios llaman a todos los que se les oponen: contrarrevolucionarios.

¡Amnistía para Leopoldo López y Manuel Ledesma, así como el resto de los presos políticos venezolanos!

¡Amnistía para todos los presos políticos cubanos!

Los del Partido Comunista de Cuba, y el Partido Socialista Unido de Venezuela, que tienen el Estado y el Gobierno, son excluyentes.

Los títulos de revolucionarios y socialistas no tenemos interés alguno en que nos pertenezcan, pero la patria ni se imaginen que es sola de ellos: la patria nos corresponde a todos.

Los regímenes de Cuba y Venezuela pretenden apoderarse indebidamente de la Patria, comportándose de manera excluyente. Es por ello que fracasan y continuarán fracasando.