.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

El revolico de los cubanos

Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba, octubre, www.cubanet.org -A pesar del limitadísimo y controlado acceso que tenemos los cubanos a Internet, el sitio digital comercial de anuncios clasificados llamada Revolico (palabra que significa revuelo, agitación o turbación) se ha impuesto entre nuestra gente y, pese a las prohibiciones del gobierno, cada dia es más popular. Hoy es una de las páginas de Internet más solicitadas por los cubanos que quieren comprar efectos electrodomésticos, ropa, calzado, muebles, piernas de puerco asado, autos y casas. También por quienes requieren los más diversos servicios particulares.  El que no tiene acceso a Internet –o sea la mayoría-, se vale de algún amigo o conocido que lo tenga, para que lo ayude a hacer sus búsquedas en Revolico.

Mi amiga Cecilia se hizo de un buen refrigerador, gracias a Revolico. Le bastó menos de media hora de búsqueda para encontrar lo que quería: un refrigerador moderno y relativamente barato, traído de Japón

De esta forma, los cubanos cubren sus necesidades domésticas, e incluso obtienen ganancias, sin violar las leyes del país, pese a que Revolico es muy mal visto por el régimen que, obviamente, prefiere que se compren los efectos electrodomésticos en sus tiendas, donde vende productos casi siempre de pésima calidad y a precios estratosféricos.

Revolico es una verdadera atracción en estos tiempos de crisis para el mercado cubano, donde sólo se ve poco avance en materia de promoción comercial. Las páginas amarillas y azules de la guía telefónica de ETECSA, aun anuncian cientos de firmas extranjeras que ya no existen, porque fueron clausuradas cuando Raúl Castro asumió el mando.

Revolico, según mi amiga Cecilia, es un respiro muy grande. Ella piensa que es algo parecido, aunque aún lejanamente, a realizar compras a través de Internet, como se hace en el mundo desarrollado. Su hermana, para el día de su boda, buscaba una ropa adecuada, un buen perfume francés, zapatos a la última moda y un anillo de oro que fuera barato. Pudo obtenerlo todo en Revolico, entregado a domicilio al día siguiente.

Aquellos que se anuncian en Revolico suelen moverse como verdaderos agentes de venta, y, ante una llamada telefónica, se trasladan de un lugar a otro a una velocidad increíble (para Cuba), con tal de entregar sus productos personalmente.

Revolico lleva ya algún tiempo funcionando, y constantemente se nutre de miles de anuncios. Es algo parecido a un híbrido, muy menor, entre las famosas Amazon y Craiglist, de Estados Unidos. Por esa parte, los cubanos, en medio de tanta desgracia, hemos tenido suerte; al menos los pocos que pueden navegar en Internet y tienen dinero para hacer sus compras.

El sitio es un misterio para la mayoría, pues visitándolo es imposible conocer donde radica, o si la empresa tiene o no oficinas o una dirección física. No brinda ninguna información sobre sí mismo.  Las secciones ¿Quienes somos? Y ¿Qué es esto? aparecen en blanco. Unos dicen que Revolico está alojado y administrado en Estados Unidos, otros que en otro lugar, a ciencia cierta nadie lo sabe, pero lo que sí está claro es que nos es muy útil su existencia. Me dicen que el gobierno bloquea la página de formas diferentes cada día; pero la gente siempre encuentra maneras para entrar en Revolico.

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN