.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

“El mundo avanza y Cuba retrocede”

Entrevista con Wilfredo Vallín Almeida

Juan González Febles, Primavera Digital       

Wilfredo Vallín Almeida es un experimentado abogado y un hombre tenaz.

Rodeado de libros y abroquelado con sus planes y sueños, no es fácil robarle tiempo para entrevistas.

Mucho menos lograr que hable de sí mismo gratuitamente.

Tengo que usar la astucia y con la complicidad de su esposa y de dos tazas de aromático café que nos sirve en su acogedor apartamento de La Víbora, en La Habana, consigo invadir con total discreción su espacio. Con el pretexto de que me hable de la Asociación Jurídica Cubana que dirige desde hace ya algunos años, participo de sus aprensiones y escucho de primera mano detalles e incidencias de su reciente viaje a España y Suecia, del que aún no termina de sacudirse el polvo, pues acaba de regresar hace pocos días.

La Asociación Jurídica Cubana (AJC) es una organización gremial que abarca a más de cincuenta abogados distribuidos a lo largo de toda la Isla. Estos juristas independientes llevan adelante una esforzada labor de divulgación del derecho y los temas jurídicos entre la población y además, en los predios de la oposición interna y de una sociedad civil contestataria que crece y ya consigue hacerse sentir tanto dentro como fuera de Cuba. Dirigida por Wilfredo Vallín entre otras incidencias, la AJC llevó ante los controvertidos tribunales cubanos a la ministra de justicia. Vallín fue una de las dos personas que entregaron la Demanda por Otra Cuba en la Sede de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Indagar sobre este hombre que consagra su vida al cambio democrático en Cuba o como se suele decir por acá, saber sobre uno de los más emblemáticos "abogados del pueblo", aportará una dimensión más cercana sobre este momento tan incierto, aunque tan especial, que se vive hoy en Cuba.

J. González Febles: Usted regresa de una gira europea en la que visitó España y Suecia. ¿Cuáles han sido las impresiones que pudiera participarnos sobre esta gira?

Wilfredo Vallín Almeida: Hace más de veinte años que no salía al extranjero. Las impresiones más profundas que conservo, están dadas en la distancia que pude apreciar entre Cuba y el resto del mundo. Es evidente que conviví en Europa con un desarrollo extraordinario, mientras que nosotros parecemos anquilosados en un pasado que no progresa. Es una situación de inmovilismo, de no desarrollo hacia adelante y podría decirse que experimentamos una involución. Mientras el mundo avanza, nosotros retrocedemos en el tiempo en un sentido general. Me refiero a desarrollo económico, político, social, en fin, a todas las vías de desarrollo humano concebibles. Es una involución muy impactante que tiene lugar mientras el mundo avanza y no se detiene. Esta es la impresión más vívida que conservo ciertamente.

JGF: Usted estuvo en España en su condición de presidente de la Asociación Jurídica Cubana. De acuerdo con el interés social de esta asociación, ¿qué podría decirnos usted sobre esta gira europea y el trabajo de la Asociación Jurídica Cubana en líneas generales?

WVA: La gira tuvo como propósito exponer el trabajo de la asociación y conseguir el apoyo necesario para ella. Estuve principalmente en dos países, España y Suecia y mi impresión es que los resultados rebasaron todas las expectativas que llevaba en relación con esto. Me reuní con personalidades de relieve, estuve en plazas importantes del universo jurídico, tanto en Suecia como en España y me parece que el apoyo que obtuvimos, las ofertas de colaboración con la Asociación Jurídica superaron todas nuestras expectativas.

JGF: Abogado, ¿cree que tanto la asociación, como usted que la preside, estén a la altura de los desafíos que vendrán?

WVA: Una de las experiencias que me llevé de este viaje fueron las sugerencias recibidas de otros abogados y de otras autoridades en materia de derecho a las que visité. Ellos me mostraron que en algunos aspectos estamos muy bien pero en otros no. En el mundo que se avecina, para poner ejemplos concretos, el mundo de las finanzas, el derecho financiero, el derecho económico, el derecho mercantil, tenemos que prepararnos mucho porque no tenemos el fogueo necesario. En otros aspectos como derecho penal, derecho procesal, derecho laboral, estamos más o menos a la altura. En el resto de las asignaturas, ya elaboramos planes de contingencia para la superación rápida de nuestros abogados, de manera que en lo que estamos débiles, superemos rápido esta situación.

JGF: ¿Se sienten habilitados para asumir la situación emergente de los derechos humanos, civiles, políticos, etc., en la Isla?

WVA: Diría que sí, aunque esto no quiere decir que no tengamos que estudiar y prepararnos más. En una primera aproximación diría que sí y que nos mantendríamos en el estudio y la preparación general sobre la mayor cantidad de materias.

JGF: En otro orden de cosas, hemos tenido noticias sobre que fue recibido por autoridades políticas de alto nivel, parlamentarios y otras personalidades consagradas a la actividad política. ¿Qué podría decirnos sobre esto?

WVA: Para que tengas un ejemplo concreto, visité la sede del Parlamento español. Estuve allí y pude intercambiar impresiones. En el Parlamento español, me invitaron a visitar el salón de reuniones de los parlamentarios y en determinado momento, me invitaron a ocupar el podio y saludar a los presentes. Fue un privilegio y una oportunidad primada para saludar desde la Cuba del cambio a los parlamentarios españoles.

JGF: Las expectativas actuales apuntan a cambios sustanciales en la política, la economía, la sociedad y en todo el entramado de la Cuba actual. ¿Qué podría decirnos usted sobre estos cambios?

WVA: Primero debemos estar preparados para estos cambios. Los cambios serán en unos casos traumáticos, en otros van a ser difíciles, en otros exigirán un conocimiento teórico, práctico sobre aspectos que los cubanos dentro de la Isla no dominamos, entonces, lo procedente es que comencemos a ver estos cambios con seriedad y prepararnos desde el punto de vista teórico y desde el punto de vista práctico para encarar estos desafíos que se nos echan encima y que están por delante en el futuro inmediato de Cuba.

JGF: ¿Usted ve la perspectiva de un punto final?

WVA: Si un punto final puede ayudar a que las cosas se desarrollen en un sentido positivo, en un sentido de beneficio para el pueblo cubano, debiéramos acoger este punto final como una solución a los problemas que podrían estar frenando la solución. Si las autoridades se avienen a dialogar y si hay que acudir a esta solución, pues siempre que sea de beneficio para el pueblo de Cuba y que terminen las tribulaciones del país, yo estaría de acuerdo.

JGF: Muchas gracias

 

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN