Cubanálisis - El Think-Tank

                            LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

               DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

El modelo económico y la nueva mentalidad

José Antonio Fornaris, Primavera Digital

Managua, La Habana.- En cierta ocasión, varios años atrás, escuché decir a un ex coronel del Ministerio del Interior que la situación en Cuba mejoraría cuando nos pareciéramos a alguien.

¿Cuando se dejará a un lado la manía -probablemente por temor- de tratar de conformar un rompecabezas con poquitos de diferentes países o sistemas, para abrir las velas y poner proa en una sola dirección?

Hace unos días tuve una breve conversación informal con un ex funcionario medio del Ministerio de de Relaciones Exteriores -en Cuba, ambos ministerios, el MININT y el MINREX, salvo por ciertos matices, son uno solo. Entre las cosas que este señor dijo es que no le parecía nada bien "que le estuvieran echando la culpa de todo, aunque no se dice abiertamente, a Fidel Castro", aunque aceptó que la permanencia por mucho tiempo de una misma persona en el poder causaba daños asombrosos a una nación.

Dijo además que no pensó nunca que la situación en Cuba llegará a ser tan calamitosa como es en la actualidad. Pensaba que eso, entre otras cosas, era debido a que nunca se había seguido un rumbo fijo, que se copiaban modelos por etapas, pero que nunca ha existido una línea que tuviera como meta alcanzar algún tipo de desarrollo.

Casi cuando iba a descender de su auto, me preguntó cual pensaba yo que sería la salida a la actual problemática de Cuba. Por un instante pensé en decirle que no había salida hasta nuevo aviso y que el encargado de avisar estaba dormido, que todos teníamos que ir a despertarlo. Pero le respondí: "Aunque mi opinión no es nada más que una opinión, lo primero era evitar que tras la desaparición física de los tres o cuatro ancianos que tienen el control en las altas esferas, se produjera una guerra civil debido a la lucha por el poder". A lo que mi interlocutor comentó: "Yo nunca participaría de ninguno de esos bandos.  Nunca le dispararía a nadie".

Lo otro, le dije, es darle participación a todos los cubanos que lo deseen en los asuntos del país.

Aunque en distintos momentos en el tiempo, tanto el ex general como el ex funcionario, parecen tener razón en que todo lo que ha hecho el gobierno comunista de Cuba han sido improvisaciones en el plano económico. Todo lo han supeditado a sus intereses personales y políticos.

Ahora le tocó el momento a lo que llaman "Nueva mentalidad" y "Nuestro modelo económico". ¿De qué manera puede suceder que de ahora para luego exista una nueva mentalidad?  Eso es imposible.

¿Cuál es ese modelo económico que todavía nadie conoce y que no arroja ningún fruto?  ¿Es un ciclo largo o corto? ¿En cuál de las escuelas conocidas se inscribe?

En definitiva, no existe nada. Todo es palabrería de ocasión como ha ocurrido en otros múltiples momentos. El objetivo es ganar otro poquito más de tiempo para tratar de morir en el poder y evitar así tener que rendir cuentas por tanto sufrimiento que le han ocasionado a la población cubana. Así que la salida no aparecerá hasta que exista la decisión de empujar la puerta con portero y todo, porque el dormido no tiene ningún interés en despertarse. Y eso es el equivalente a quitar al gobierno y el sistema socio político implantado hace más de medio siglo.