Cubanálisis - El Think-Tank

LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

El foro de la beligerancia

Julio Antonio Aleaga Pesant, Primavera Digital

El Vedado, La Habana.- Reunidos alrededor de una fogata en las laderas del Pico Turquino, alguien contó una leyenda. Alan García en su primer mandato como Presidente del Perú, fue el anfitrión de la reunión anual de la Internacional Socialista (IS). La noche inaugural del encuentro, al que asistían los Barones de todo el mundo, Sendero Luminoso, la banda del terror, dejó sin electricidad a Lima. Hizo estallar bombas en el sistema de trasmisión de electricidad a la ciudad. Sin enfado, García recordó a los visitantes que una cosa es el socialismo en Europa y otra en América Latina.

Así, mientras en estos días y a la usanza del Paris del 68, en la Puerta del Sol y la Plaza de Cibeles, miles de jóvenes españoles piden ¡democracia real ya!, en Managua, Nicaragua, el XVII Foro de Sao Paulo se reúne para promover la dictadura, el terrorismo y la deconstrucción social.

Si alguien cree exagerada la afirmación, observe el selecto club de invitados al foro: Ricardo Alarcón, Daniel Ortega; Manuel Celaya, Evo Morales y Hugo Chávez. Pero mejor aun, indaguemos en sus orígenes...

En lo que parece fue la ultima misión del tenebroso Comandante Manuel Piñeiro (alias Barbarroja), la Direccion de Inteligencia del Ministerio del Interior cubano aprovechó el poder parlamentario del Partido de los Trabajadores (PT) y el carisma de Luis Ignacio Da Silva, en Brasil, para convocar en 1990, en medio de la gran crisis económica e ideológica en que se debatía la isla, a todos los grupos guerrilleros de América Latina, sobre los que tenia control. La reunión en la ciudad de Sao Paulo tenía como agenda oculta fortalecer la defensa exterior de la isla ante la posibilidad de una intervención militar del exterior, conocida la debilidad del gobierno hacia el interior.

Al foro, además del propio PT y de los funcionarios cubanos, acudieron el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua, la Unión Revolucionaria Nacional de Guatemala (URNG), el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador; el Partido de la Revolución Democrática (PRD) de México, que como se sabe estuvieron ampliamente conectados durante la violenta década de los ochenta y que mas tarde tomaron dos caminos: se convirtieron en partidos políticos o en naco guerrillas. También participaron otros grupúsculos de facinerosos, además de otros partidos de izquierda de la región que se sumaron a lo largo del tiempo, como el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de México.

Dos años mas tarde, en vista que el reciclado marxismo de los años 60 estaba caduco y desprestigiado, luego de la caída del muro de Berlín y la masacre de Tianamen, los directivos del Foro de Sao Paulo decidieron adoptar formalmente los trajes de la postmodernidad como el del indigenismo o la supuesta lucha por los derechos de los indígenas, para encubrir la formación de grupos guerrilleros (Ejército Zapatista de Liberación Nacional), ideologías raciales como la Pachamama en Bolivia, y organizaciones también raciales como el Partido Pachalcutik, en Ecuador. Esas tendencias según el caso, promocionan el separatismo, al argumentar que los territorios ocupados por las tribus indígenas son propias y no del Estado nacional.

Otro baluarte fue el del ecologismo radical que, al alegar la protección del medio ambiente, justifica la acción de terroristas que obstaculice el avance del Estado a través de obras de infraestructura, como carreteras, hidroeléctricas y tendidos eléctricos.

Y finalmente, el de una versión extremista de la llamada Teología de la Liberación (Frei Beto y Leonardo Boff), con el objetivo de dividir la Iglesia Católica y justificar la violencia con argumentos presuntamente cristianos.

Las mesas de trabajo del beligerante foro asumen los códigos más "post". Los que propicien la recepción de las ayudas de las OGN, del primer mundo y sus gobiernos y luego de la expulsión de las FARC y el ELN, en el 2005, les mejoren la imagen ante el mundo.

Las 13 mesas de trabajo, formadas para este foro trataron sobre, autoridades estatales, locales y nacionales, defensa, democratización de la información y la comunicación, fundaciones y escuelas o centros de capacitación, medio ambiente y cambio climático, migraciones, movimientos sociales, mujeres, parlamentarios, seguridad y narcotráfico, soberanía nacional y descolonización, entre otros.

Los foristas de Sao Paulo hacen causa común con la dictadura cubana y desechan los deseos de libertad del pueblo cubano. Durante el X encuentro celebrado en La Habana (2001), una organización insular de izquierda, la Corriente Socialista Democrática Cubana intentó comunicarse con algunos de los participantes para plantearle sus puntos de vista. La respuesta de los visitantes, encabezados por el comandante sandinista Tomas Borge, fue cerrar la puerta.