Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

El arroz no crece

Osmar Laffita Rojas

LA HABANA, Cuba, octubre, www.cubanet.org -En el primer semestre del año se produjeron 96 500 toneladas de arroz, el 151,5% de la meta fijada. Excepto 6 territorios -incluida la Isla de la Juventud- que quedaron por debajo de sus planes, las 10 provincias restantes los sobre cumplieron por encima del 175%.

Los cubanos se preguntan, si hubo tal sobrecumplimiento, dónde se metió el arroz de producción nacional, que se vende a 14 centavos de dólar la libra; porque el único que se consigue en la cantidad que se quiera comprar es el de importación, a 20 centavos de dólar la libra.

Esto tiene filosas aristas, donde se mezclan los turbios mecanismos que tienen atenazada la comercialización del arroz. Los que tienen dinero sobornan a los funcionarios del Ministerio de la Agricultura y logran desviar esas producciones hacia los puntos en que ese arroz hay que pagarlo a 0.20 dólar la libra.  De esta manera crean una escasez artificial para que los altos precios se mantengan.

La cosecha de arroz recién iniciada es decisiva por los altos volúmenes previstos a recolectar. El plan anual de siembra fue de 173 197,3 hectáreas, pero sólo se sembraron 137 000. Lo que resta de año es una etapa compleja, por no haberse aprovechado la mejor época, noviembre-febrero, la cual estuvo por debajo de lo esperado.

De acuerdo a lo sembrado y lo producido en el primer semestre, y lo previsto por cosechar, la producción de este año debe acercarse a las 212 000 toneladas de arroz, un tercio de las 600 000 que consume anualmente la población cubana.

No se puede asegurar que se cumpla con esa cifra debido a los problemas confrontados con la sequía de meses pasados y la mala selección de las semillas. A ellos se suma que los usufructuarios que dedicaron sus tierras al cultivo de arroz, muchos de ellos por falta de capitación y desconocimiento, no observaron las reglas tecnológicas para el cultivo. Estas violaciones se han reflejado en los disímiles rendimientos. Hay territorios con producción de 3,5 toneladas de arroz por hectárea y otros que sobrepasan las 5, e incluso las 9 toneladas.

Continúan los retrasos en el alistamiento de las combinadas. Se ha reportado que sólo el 54% de ellas está listo para iniciar los cortes, como resultado de la mala manipulación y la demora en las reparaciones, debida fundamentalmente a la falta de piezas.

La provincia Granma, la mayor productora de arroz del país -6000 hectáreas sembradas, con un estimado de 20 000 toneladas de arroz que ha madurado-, está a la espera de que las combinadas inicien los cortes y que no haya ningún inconveniente. Los grandes escollos para que los productores cumplan sus planes siguen siendo la falta de combinadas, la transportación, el secado y molinado.

En Granma, con la instalación de nuevos molinos, se pueden procesar 300 toneladas de arroz diariamente, con una capacidad de almacenaje de 6000 toneladas.

El primer reto que tiene la agricultura cubana es producir el arroz que consume la población, pero por una suma de factores objetivos y subjetivos, falta muchísimo para que esa meta se haga realidad, a pesar del el esfuerzo que hoy se realiza.

Cada cubano consume 11 libras de arroz como promedio mensual, lo que supone 60 kilogramos anuales per cápita. El consumo calculado para el presente año sobrepasa las 600 000 toneladas.