Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Duro de matar

Miguel Iturria Savón

LA HABANA, Cuba, diciembre, www.cubanet.org -Hay noticias patéticas y risibles, pues parecen fruto de la manipulación y el deseo de perpetuar a toda costa a ciertas figuras, sin reparar en el reverso de su espejo. Es el caso del ingreso de Fidel Castro al libro de récords Guinness por ser “la persona a la que más veces se ha intentado asesinar”, 638 según el portal oficialista Cubadebate, reproducido por medios internacionales de prensa días atrás.

La reseña avala la capacidad de negociación de los legitimadores del tirano jubilado, quienes no lograron el Premio Nobel de la Paz para el guerrero enfermo, pero al menos colaron su nombre en los Guinness del 2011. Del lobo un pelo, ¿verdad?

El negocio da risa pues las autoridades cubiches ni mencionaban a los premiados con los récords Guinness, desdeñados como frívolos y decadentes por el propio Fidel Castro, quien designó a su hermano Raúl como sucesor, tras 47 años de gobernar la isla como un feudo medieval (1959-2006).

Ante el record de Fidel Castro, los amigos del cine estarán recordando al actor Bruce Willis y su asombrosa lucha por la vida en la cinta Duro de matar. Mientras los fans de la matemática, auxiliados por la calculadora, sacarán cuentas. De ser ciertos los atentados fallidos, al patriarca caribeño trataron de mandarlo al infierno 13,7 veces aproximadamente al año en menos de cinco décadas, lo cual equivale a 1,13 veces al mes y 0,03 veces al día. ¡Durísimo el viejo, eh!

No faltarán quienes evoquen ahora las aventuras de Pinocho y su inmersión en el vientre de la ballena –la CIA para Castro-. En tanto los seguidores del racionalista Descartes sonreirán con desdén pensando en la hipótesis de la duda absoluta.

A pesar de tantos planes para matarlo, Fidel Castro, a diferencia del general independentista Antonio Maceo, no exhibe ni un rasguño pese a sus aventuras bélicas y su larga estancia en el trono. ¿Le habrán pedido el certificado de lesiones por algunos de los 638 atentados?

Si la memoria no falla, el nuevo Premio Guinness es un tipo asombroso, que quizás debía haber ganado otros records Guinnes. ¿Quién no recuerda su invento de vacas enanas que daban más de 200 litros de leche al día? O sus “éxitos” en la producción azucarera del país, donde logró un millón de toneladas al año en vez de ocho millones y redujo los centrales de 163 a 42. O el esfuerzo del Comandante al sustituir la producción de frutos y vegetales por el atrevido cafeto caturra, negado a germinar en La Habana. Recordemos que el “líder histórico”, preocupado por el orden ciudadano, multiplicó las cárceles insulares de 14 a 200; redujo la masa ganadera del país de seis millones de cabezas a uno, triunfo comparable con la generalización de los campos de marabú y la desaparición de millares de opositores y balseros, para gobernar sin problemas.

Sí, además de Tribuno de la Plebe, Mago Inefable y Profeta Universal, Fidel Castro fue un tipo duro de matar. Se sentía tan “seguro” que andaba por la isla con un regimiento de escoltas y francotiradores. Al trasladarse al extranjero llevaba su cama personal, los alimentos y el cocinero de palacio, previo alquiler de tres pisos en un hotel de lujo y cientos de guardaespaldas en un avión más grande que el suyo. ¿Sería por eso que los chicos malos de la CIA se dieron por vencidos y se olvidaron de él en julio de 2006?