.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

De oráculos, zunzuneos y desvergüenzas

Julio Antonio Aleaga Pesant, Primavera Digital

El Vedado, La Habana.- Existe demasiado trabajo sobre la mesa. Bueno para mí, pues tengo material para entregarle a mi jefe de redacción. Malo para el mundo, pues las informaciones no son exactamente positivas o favorables para el minuto que vivimos. Pero qué vamos a hacer. Comencemos

Por un lado, no era necesario ser vecino de Delfos para saber que el próximo paso, luego de la dramática anexión de Crimea por el Zar Vladimir Putin, era la rebelión de los rusófonos en el Este de Ucrania, para pedir, igual que la península del Mar Negro, la anexión a la madrecita Rusia. Por otro, está la manipulación de lo que pudo ser un paso importante en la introducción de la sociedad cubana en el mundo real con el desarrollo de Zunzuneo. Y por último, el regreso a La Habana del buque delincuente (eso es, pues son malhechores son quienes lo comandan), Chong Chon Gang, de bandera norcoreana, el mismo que hace menos de nueve meses fue detenido en la entrada atlántica del Canal de Panamá, cuando llevaba armas en violación de las regulaciones de las Naciones Unidas y de las autoridades del Canal.

La desvergüenza

El General de Brigada Pedro Mendiondo Gómez, muerto en misterioso accidente de tránsito junto a su esposa y suegros el 28 de agosto de 2013, mes y medio después de la detención de un buque norcoreano que transportaba armas antiaéreas cubanas, se revolvería en su tumba si supiera que el motivo que lo llevó a la muerte, acaba de zarpar de La Habana el pasado 5 de abril.

Luego de ser liberado por las autoridades panameñas, la nave no enrumbó a su país, sino que regreso a La Habana, donde es probable que cambiaran la tripulación, y nombraran nuevo capitán, luego que el anterior quedó detenidos por las autoridades istmeñas. El destino de los marinos norcoreanos es incierto, pues ya se conoce la debilidad que siente el tirano Kim Jon Un por la brutalidad y el asesinato.

El buque, con su proa de bulbo a descubierto, síntoma de estar vacío, cruzó el canal de la bahía en la tarde del sábado. En el malecón, sorprendidos, cientos de curiosos identificaron al buque, del cual las autoridades militares no hablan, por ser motivo de la última condena de las Naciones Unidas debido al cargamento de armas que llevaba oculto.

¿A dónde iba el buque delincuente? No lo supieron los que lo vieron despedirse por la boca del Morro. Pero a donde quiera que vaya, llevará la bandera de una de las tiranías más feroces de la historia, muy amiga, por cierto, para vergüenza cubana, de su mal gobierno, que ahora está preocupado por otro tema de comunicación.

El zunzún

Como dijo el diario norteamericano Washington Post recientemente, "un plan para ayudar a la comunicación de los cubanos es digno de ser aplaudido". Eso fue el Zunzuneo, una plataforma que comunicaría a los cubanos con el mundo, pasando por encima del monopolio abusador de Etecsa, que esquilma los míseros salarios de los cubanos, ordeña la riqueza creada por el exilio, y provoca, gracias al amarillismo de la agencia de noticias Associated Press, un escándalo internacional sobre la supuesta intención de provocar una revuelta contra la dictadura de la familia Castro, que no estaría mal, pues si el mundo liberal y democrático aprueba la revuelta contra las dictaduras árabes, latinoamericanas y africanas, que democratizarían esas naciones, entonces por qué los cubanos no podemos tener herramientas para modernizar nuestra sociedad.

De nada valen las irresponsables y egocéntricas declaraciones de muchos tontos útiles, entre ellos Alejandro Armengol en su columna del Nuevo Herald, donde pide enjuiciar a la USAID por no sé qué, cuando lo cierto es que deberíamos agradecerle el esfuerzo para que más de 65,000 cubanos pudieran enfrentar al monopolio de las telecomunicaciones de la dictadura comunista.

Sin embargo, y a contracorriente de tanto comentario venenoso como el de la corresponsal del diario español El País, en Miami, Maye Primera, no conozco aun a ninguno de los promotores de los derechos humanos, actores cívicos o periodistas independientes dentro de la isla, que conociera sobre esa plataforma o la utilizaran. Así que la peregrina idea de zunzuneo como vehículo de subversión es bastante extraña.

Sobre la discreción a la hora de presentar el programa, es válido. La cubana es una dictadura feroz, que hace escuchas ilegales, viola el derecho a la privacidad y tiene una cíber-tropa dispuesta a espiar al pensamiento de hasta sus más leales esclavos. De ahí que una de las grandes polémicas dentro de la construcción democrática cubana sea la de discreción vs secreto. Parafraseando a José Martí en su carta a Manuel Mercado: Hay cíber-plataformas que han de andar ocultas, pues de proclamarse en lo que son levantarían muros tan grandes que no se podrían alcanzar sobre ellas el fin.

Felicidades a los muchachos de la USAID por encontrar unan herramienta para romper el bloqueo que el gobierno militar impone al pueblo de Cuba. Y la próxima vez que preparen algo así, que me avisen, que aquí es muy difícil adivinar algo.

Sin Oraculo ni Delfos

Aunque a decir verdad, el nuevo conflicto en el Donnets, estaba anunciado, en cartelera, el Zar Vladimir Putin crea nuevas trabas al conflicto ucraniano, ahora al estimular las corrientes anexionistas de los rusófonos ucranios que viven al este de la república ex soviética. No comprende que el problema está a punto de volverse contra ellos.

La toma de Crimea en un momento de alta sensibilidad de la República de Ucrania, fue un mal paso del Zar. Diríamos en puro castellano, que fue una perreta, que le puede traer un problema mayor, pues ahora mismo la sublevación de los pro-rusos en la cuenca del Dombass, aglutinados con banderas soviéticas y al pie de las estatuas de Lenin que aun sobreviven, puede traer, más que la intervención armada del Ejército Rojo, una especie de limpieza étnica y la expulsión de los anexionistas del territorio ucraniano.

El Kremlin, empalagado por la fácil victoria en la anexión de Crimea, luego de veinticinco años de puja para quedarse con las bases navales de Sebastopol y controlar el estrecho de Kerch, que domina la entrada al mar de Azov, mas la debilidad de la respuesta alemana, francesa e inglesa, se obstina en ahogar económicamente a Kiev aumentando todos los precios de importación a la ex república soviética y anunciando que cerrara el envío de gas a Europa, pues Ucrania le debe dos mil millones de dólares.

¿Es un problema de dinero? No, en absoluto: es un problema de independencia.

Como dijo Vladimir Sorokin recientemente: "Ucrania ha dado una lección a Rusia de amor a la libertad e insumisión a un poder mezquino y mafioso. Ucrania ha encontrado en si misma las fuerzas para separarse del hielo postsoviético y navegar hacia Europa. El Maidan ha mostrado al mundo entero de lo que es capaz un pueblo cuando se lo propone".

 

Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN