Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

De nuevo el fin del capitalismo

José Antonio Fornaris, Primavera Digital

Desde que Carl Marx redactó en 1847 el Manifiesto Comunista, se ha anunciado el fin del capitalismo.

Claro que cuando eso, los cubanos, salvo excepciones, no estábamos al tanto del inminente fin de ese sistema social. No fue hasta la llegada del comunismo a la isla que nos atiborraron de la teoría marxista de "la lucha entre los explotadores y los explotados".

Anterior a eso desconocíamos que el capitalismo llevaba dentro de sí el germen de su propia exterminación: "la clase obrera". Desde luego, en ningún momento se ha informado que contra los gérmenes que surjan, el capitalismo tiene antibióticos o es capaz de fabricarlos sobre la marcha.

De todas formas, con la "burbuja inmobiliaria" surgida en Estados Unidos, en la Mayor de las Antillas los agoreros se pusieron eufóricos. Y así, entre muchos otros que ocuparon espacios con frecuencia en los medios para abordar el tema, estuvieron Atilio Borón, Fidel Castro y el jefe de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Osvaldo Valdés. Todos aseguraban que se trataba de una "crisis sistémica". Es decir, que el capitalismo había entrado en crisis terminal.

Tras las protestas de los "indignados en Europa, pero sobre todo por las acciones desarrolladas por los integrantes del movimiento "Ocupa Walll Sreet", de nuevo por distintas vías se anuncia en Cuba el fin del capitalismo. Hasta algún que otro oficial de la policía política se atreve a incursionar en el tema para asegurar que el "capitalismo está en decadencia".

Es como si se obligaran a ver a la vuelta de la esquina la revolución mundial anunciada por Marx. Por supuesto que no tienen un calendario como los mayas para el fin del mundo. No dicen que vendrá después que la clase capitalista sea derrotada, pero se sobreentiende que es el triunfo del materialismo histórico. Por suerte para la humanidad, eso es como un nido de ratón en la cabeza de un gato, que nunca ha ocurrido y no ocurrirá.

En su momento el líder del nazismo, que aunque no era marxista sí era socialista y encabezó una revolución, y estuvo a punto de robarse a Europa; aseguró que si el comunismo se apoderaba del mundo, el globo terráqueo se saldría de su órbita y empezaría a dar bandazos por todo el universo. Es desagradable reconocerlo por la historia de ese hombre, pero su valoración no está muy alejada de la verdad.

A los que siempre han vivido bajo un régimen democrático quizá le parezca exagerada la afirmación de que el sistema comunista es una feroz agresión a las necesidades vitales de las personas y que encarna momentos oscuros y terribles de la historia de la humanidad.

Si la opción al capitalismo fuera el comunismo, aunque ha quedado demostrado que eso no es opción para nada humano, ciertamente que el capitalismo, aunque se le cambie el nombre, va a durar millones de años.