Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

¿Cuánto hay que esperar para que la vida de los cubanos mejore?

Rogelio Travieso Pérez, Primavera Digital

El Cerro, La Habana.- Quienes gobiernan en Cuba, hace más de 56 años, sin que nadie les pueda pedir cuenta o cambiarlos por no satisfacer en su gestión a los ciudadanos, no es justo ni aceptable que continúen esgrimiendo que hay que seguir teniendo paciencia y soportar esperando con la irreal esperanza de un socialismo próspero y sostenible.

El socialismo que se ha practicado y se practica en Cuba ha sido y es peor de los otros que existieron en la Europa del Este, aunque en todos, las libertades de los ciudadanos y la prosperidad son nulas y por vida el poder totalitario y autoritario está vigente.

Según informó el Órgano Oficial del Partido Comunista, el periódico Granma, el 30 de abril, por causa de las intensas lluvias, en La Habana, habían fallecido dos personas y se habían producido 24 derrumbes parciales y tres totales, y se continuaba albergando a los afectados y cuantificando las cifras de otras afectaciones.

¿Dónde está la promesa de Fidel Castro en su alegato “La Historia me absolverá” de que en Cuba cada familia tendría un hogar confortable? ¿Será necesario esperar un siglo?

Quien lo dude que se dé un paseo por cualquier municipio de La Habana, excepto algunos lugares en Plaza y Playa donde viven la mayoría de la elite del poder.

¡Qué tragedia la de los cubanos! Cuando no hay sequía, llueve demasiado o hay ciclón.

La vivienda, el transporte, la comida y la prensa oficialista con su información desorientadora y mentirosa por décadas, todo ello unido, es una gran, desgracia

Aun en Santiago de Cuba, se están recuperando del último ciclón, Sandy, y en muchas provincias hay miles de personas que no se sabe cuándo puedan dejar de ser albergados.

En l962, el régimen cubano impuso un sistema de racionamiento, que en la actualidad es de hambre. Los productos que no son racionados, con los salarios de miseria que pagan en Cuba, se hace muy difícil, casi imposible, adquirirlos.

¿Podrá desaparecer la explotación actual al restablecerse las relaciones entre Cuba y Estados Unidos?

Al parecer este año, tampoco se va a cumplir con la zafra azucarera ¡Que desastre! ¡En l951 se produjeron más de siete millones de toneladas de azúcar, y nadie se asombró!

En los finales de la década de 1940, y principios de la de 1950, en nuestro país, éramos alrededor de la mitad de los habitantes de hoy en día, y se llegaron a construir casi 27,000 viviendas por año. En los primeros años del régimen revolucionario, la cifra disminuyó a 17,000 por año. Que tengamos información, solo en 1973, se llegó a construir más de 21,000 viviendas.

En lo que respecta al mantenimiento de las viviendas existentes en el país, el resultado es mucho peor. Desde hace años La Habana parece haber sido víctima de un bombardeo de envergadura. Es desesperada la vida de los moradores de las casas al borde del derrumbe.

Ni los acuerdos del VII Congreso del P.C.C, ni los coroneles, ni los generales, ni el régimen, ni los opositores y disidentes, podrán resolver la crítica situación en que se encuentra nuestro país. Solo podrá ser con libertad y democracia real, donde quepan todos los cubanos. De no ser así, la patria no podrá salvarse.

El presente y el futuro son muy inciertos. ¡Cuba no puede esperar más, el tiempo se nos acaba!