Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

¿Cuánto deben los Castro?

Paulino Alfonso Estévez, en Primavera Digital

Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD) Raúl Castro le ha puesto al “cándido” Mr. Barack Obama otra entre las muchas condiciones más para restablecer relaciones diplomáticas: recibir una compensación por los daños producidos por el embargo comercial.

¿A cuánto asciende el perjuicio? Según los economistas castristas, la cifra es de ¡116,860 millones de dólares! ¡No imagino como estos señores llegaron a esa suma que equivale al 60% del Plan Marshall entero!

Para los jóvenes y neófitos, el plan Marshall fue la reconstrucción de Europa entera después de la Segunda Guerra Mundial

Hagamos contabilidad sencilla y veamos cuanto deben al mundo los Castro por 56 años de desgobierno y terrorismo de estado.

Solamente al pueblo cubano le deben cerca de US$ 30 billones (al cambio actual) por daños y perjuicios.

En 1959, Cuba tenía 38,384 fábricas y talleres productivos, 65,872 comercios, 150,958 establecimientos comerciales y más de 2 millones de hectáreas de tierra de fincas productivas. Los dueños fueron despojados de todo esto sin compensación alguna.

Como consecuencia, Cuba pasó del 2º lugar de desarrollo en América Latina al penúltimo, solo superada por Haití.

Ahora, veamos quienes fueron lo que pagaron el embargo norteamericano en detalle.

En primer lugar, la Unión Soviética. Según la economista rusa Irina Corina, los subsidios a Cuba -sin contar los armamentos- excedieron losUS$ 100 billones. Esta deuda fue motivo de varios debates previos y posteriores al último acuerdo, en que se fijó en US$ 37.5 billones.

Esta deuda fue reconocida por Putin ante el Club de París en 2010.

En 2014, el mismo Sr. Putin, ante lo incobrable de los 37.5 millones de dólares -que solo representaban el 30% de la deuda real- la condonó en un 90%. Además, el 10% (US$ 2.7 billones) que no se condonó, se invirtió a fondo perdido en el Mariel.

La deuda con el llamado “campo socialista” (Polonia, Alemania, Checoslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria), también reconocida ante el Club de Paris, no ha sido condonada, con la excepción de Bulgaria que se cansó de esperar.

Muchos economistas no se atreven a calcular la deuda castrista con Venezuela. El Convenio Bilateral de Ayuda Económica en el año 2002, bajo el gobierno del hoy difunto Chávez con el hoy casi difunto Castro I, fijaba una cifra anual promedio de US$ 12 billones, lo que arroja en 12 años un total de US$144 billones, muchísimo más que la adquirida con los soviéticos. Esta cifra, descomunal, por sí sola, explica la magnitud del actual desastre venezolano.

La deuda original de US$ 2.4 millones contraída en los años setenta con Argentina, hoy con los intereses por mora, debe andar por los US$ 8 billones. Aquí se impone una pregunta: ¿Por qué la Sra. Cristina Fernández no reclama ese dinero, que bien le pudiera aliviar en su actual desastre?

Cuba le debía a Japón US$ 1.4 billones. Los japoneses le condonaron el 80% de la deuda Y el 20% restante lo aplazaron en 20 años. De paso, eliminaron a los Castro de las líneas de crédito para siempre.

Los norteamericanos valoran en US$ 7 billones sus propiedades confiscadas en Cuba. No incluyen lo que ha costado reubicar y emplear a casi el 20% de la población de Cuba en los EEUU, ni los derechos de propiedad norteamericanos dejados de pagar por todos los concepto imaginables sin límite por los castristas. Una suma astronómica.

La organización “Sociedad 1898”, creada en España para defender los intereses de los españoles perjudicados en Cuba, afirma que sólo a las tres mil familias españolas localizadas les deben US$ 8 billones al valor actual.

México hizo con la deuda más o menos lo mismo que Japón. Cuba le debía US$ 487 millones y el gobierno mexicano le perdonó 341 y le aplazó la devolución del resto en una década.

Esto, en términos financieros, muestra fehacientemente que todo el embargo fue y es ampliamente pagado por gobiernos extranjeros de una forma u otra. Por lo mismo, Mr. Obama comprenderá que los EEUU no tienen que pagar nada a los Castro.

¿Cuánto le ha costado la injerencia castrista al mundo?

Veamos solo a la América Latina. ¿Cuánto les costó a Venezuela, Bolivia, Chile, El Salvador, Colombia, Honduras, Guatemala y Argentina, todo el apoyo financiero y material (incluyendo tropas castristas) a grupos terroristas durante 30 años? Nadie puede calcular el esfuerzo de los Castro por “liberar” a todos esos países.

¿Para qué seguir? Claro, que todo esto salió de quienes se creyeron la fábula de un hábil malandrín que dijo que si lo apoyaban, pondría de rodillas a los EEUU.