Cubanálisis - El Think-Tank

LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

DESDE EL CAIMÁN

 

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Azúcar y arroz por las nubes

Oscar Espinosa Chepe

LA HABANA, Cuba, febrero (www.cubanet.org) – A partir de este mes el azúcar será vendida en el mercado, libre de racionamiento, a 8 pesos la libra de refino, y 6 el crudo. El arroz elevará su precio, de 3.50 a 5 pesos.

La nueva disposición se anunció en una nota aparecida en el periódico Juventud Rebelde el 12 de febrero, basada en las resoluciones 20 y 21 de 2011, del Ministerio de Comercio Interior, publicadas en la edición extraordinaria No. 7 de la Gaceta Oficial. Los precios establecidos para el azúcar en venta libre son superiores a los existentes en el mercado negro, oscilantes entre 5 pesos el refino y 4 pesos el crudo. En la información se dice que la decisión está diseñada “sobre todo para el buen desenvolvimiento del sector cuentapropista”.

Al parecer, las cuotas de azúcar y arroz, que se venden racionadas se mantendrán. Muchas personas interpretan estas medidas como pasos para suprimirlas. En enero de 2010 se redujo una libra de azúcar crudo.  Actualmente son 3 libras de azúcar refino a 15 centavos y 1 libra de azúcar cruda a 10 centavos por persona al mes. Hasta el presente, en adición al mercado negro, solo se vendía fuera del racionamiento en las tiendas de venta en divisas, a razón de 1 kilogramo (2.173 libras) de azúcar refinada a 2.00 pesos cubanos convertibles, y 1.50 el kg de  azúcar crudo.

Cuba, que fuera la gran azucarera del mundo, desde hace algunos años importa cierta cantidad fundamentalmente de Brasil, debido a la deprimida producción nacional. Acerca de la zafra 2009-2010 no hay cifras oficiales, pero se estima en 1,1 millón de toneladas, cantidad elaborada ya en el siglo XIX. La actual zafra podría ser aun peor, esencialmente por la carencia de caña para moler, según informaciones oficiales, y porque solo funcionan 39 centrales, la cifra más baja de fábricas en producción en toda la historia azucarera del país. Cuba tenía 156 ingenios a principios de los años 1990, que llegaron a producir más de 8 millones de toneladas.

Actualmente, el azúcar es el producto alimenticio que mejor precio tiene en el mercado mundial, cotizándose el crudo a más de 30 centavos la libra desde inicios de diciembre de 2010. Brasil y otros países han desarrollado tecnologías para obtener de la caña cantidades apreciables de etanol, combustible de amplia utilización en el transporte automotor e incluso aéreo, con niveles de contaminación bajos.

En tiempos de precios muy altos del combustible fósil, la rentabilidad de la producción de etanol es alta.  Además, la industria azucarera en muchos países produce cantidades apreciables de electricidad a costos relativamente bajos mediante la cogeneración, y tiene muchos más derivados, desde alimentos para el ganado hasta materias primas para la elaboración de papel, materiales de construcción y productos químicos. La absurda destrucción de la industria azucarera ha sido el mayor error económico cometido en Cuba en toda su historia.

En cuanto al arroz, el incremento del precio en venta libre representa un alza de 43,0%. Actualmente la venta racionada al mes es de 5 libras a 25 centavos y 2 libras a 90 centavos cada una, cantidad que en la mayoría de las familias no alcanza para finalizar el mes. Cuba importa la mayoría del arroz consumido, esencialmente de Viet Nam, China y Estados Unidos.  La producción nacional es insuficiente; en el período 2006-2009 se importaron un total de 2,2 millones de toneladas con un valor superior a 1,1 miles de millones de dólares.  Las autoridades tienen planes para incrementar la cosecha, pero se requieren grandes inversiones en momentos en que se carece de recursos financieros.

La oferta en el mercado libre de azúcar y arroz a precios altos, encarecen el nivel de vida de la población, y en especial hace más difícil la vida de los jubilados y de quienes no reciben remesas del exterior. Los incrementos agravan la situación de las pensiones y salarios reales, de por sí muy deprimidos antes de estas medidas.

Tomando como base los salarios nominales y la inflación declarada oficialmente, en términos reales el salario fue de 48.64 pesos en 2009 a precios del año 1989, o sea un 26,0% con respecto al salario de ese año (188 pesos). La pensión en 2009 representó 28.12 pesos en términos reales a precios de 1990, un 33,6% del nivel medio mensual del año base (83.70 pesos). Por tanto, se necesitan urgentes medidas compensatorias, como la elevación de las pensiones y las ayudas de la asistencia social, así como un incremento general de salarios.