Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

¡Ahora es hasta el 2030! [2da parte]

Rogelio Travieso Pérez, en Primavera Digital

Cerro, La Habana.- La anterior dictadura, la de Fulgencio Batista, fue cruel pero no totalitaria. Los cubanos ricos, la clase media, los trabajadores, intelectuales, campesinos, la sociedad civil en su conjunto, pudieron luchar y colaborar con Fidel Castro y los demás que se oponían al régimen dictatorial. Pero ni los miembros del Movimiento 26 de Julio, el Directorio Estudiantil, el Partido Socialista Popular, los Auténticos, Ortodoxos, etc., eran echados de sus puestos de trabajo o estudios.

El régimen de partido único expulsa a sus opositores de sus trabajos y niega a los cubanos la mayoría de los derechos reconocidos en la Declaración Universal de la ONU.

La nación debe pertenecer a todos sus hijos. El PCC no debería ser la fuerza superior de la sociedad. Esto es solo posible, no por el derecho de la razón, sino por la fuerza. A quien con justicia corresponde ser esa fuerza superior es al pueblo.

En el discurso inaugural del VII Congreso del PCC, el presidente Raúl Castro Ruz, referente al pluripartidismo, expresó y cito: “En Cuba tenemos un partido único, y a mucha honra, que representa y garantiza la unidad de la nación cubana, arma estratégica principal con que hemos contado para edificar la obra de la Revolución y defenderla de todo tipo de amenazas y agresiones. Por ello, no es nada casual que se nos ataque y exija, desde casi todas partes del planeta para debilitarnos, que nos dividamos en varios partidos en nombre de la sacrosanta democracia burguesa.”

Sobre la CTC dijo Raúl Castro: “En cualquier agencia de prensa occidental que usted lea algo que haga referencia a nuestra Central de Trabajadores añaden entre paréntesis, única, como si eso fuera un delito. Ellos quieren modelar al mundo -ya saben a quienes me refiero: a los Estados Unidos y a todos los que los acompañan- ajustar al mundo a sus conveniencias, es lo que quieren hacer, y por eso debemos estar alertas hoy más que nunca”.

El gobierno cubano contribuye con los llamados movimientos sociales y la izquierda radical del mundo para que estos luchen contra la sacrosanta democracia burguesa?

Los que imponen el partido único, ¿viven como los cubanos de a pie? ¿Cuántas residencias lujosas han disfrutado, los que han gobernado indefinidamente en todos estos años? ¿Acaso en más de 57 años, la nomenclatura del Partido Estado Gobierno, se ha tenido que mal alimentar con la miserable libreta de racionamiento? ¿La elite y sus familiares van a los mismos hospitales a los que asiste el pueblo?

Veamos lo que sucede en Brasil. El pasado domingo 17 de abril, en la Cámara de Diputados, 367 diputados votaron a favor del juicio político contra la presidenta Dilma Rouseff, 137 en contra y 7 se abstuvieron.

¿En Cuba ha sucedido algo parecido en todo estos años?

En el VII Congreso fueron electos los miembros del Comité Central, Buró Político y el Secretariado del PCC ¿Cuántos votos tuvieron en contra los propuestos por la Comisión de Candidatura? ¿Acaso no existen personas más jóvenes para sustituir a los de más de 80 años? ¿O es que no hay seguridad y confianza para hacerles entrega del poder?

La Central de Trabajadores de Cuba nadie puede negar que responde al Partido-Estado-Gobierno. Por ello, los dirigentes sindicales permiten que gran parte del salario que pagan las firmas extranjeras a los trabajadores vaya a parar a las arcas del Estado. La CTC colabora con el PCC y las administraciones, para despedir a los disidentes y opositores de los centros de trabajo. En ocasiones se encarga de movilizar a trabajadores de las brigadas de respuesta rápida para maltratar a Damas de Blanco, opositores y periodistas independientes.

Ulises Guilarte de Nacimiento, el secretario general de la CTC, en este VII Congreso quedó como miembro del Buró Político del partido único. ¿Este señor y sus sindicatos oficialistas podrán defender a los trabajadores de las arbitrariedades y abusos del totalitarismo?

¿Para quienes se realizan tantas inversiones en el turismo? ¿Los que visiten Cuba, serán turistas de los países “víctimas del liberalismo y la sacrosanta democracia burguesa” o de países socialistas con sistemas de partido único?

Después del VII Congreso a nadie le he escuchado opiniones favorables: lo que hay es mucha falta de esperanzas.

Ahora el régimen hace planes hasta el año 2030. 57 años que lleva más 14, suman 71 años.

Más de 57 años de fracasos no han bastado. ¿Para qué esperar 14 años más?

El continuismo totalitario se ha convertido en el peor enemigo de la nación cubana.