Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

114 años de república de Cuba, los primeros 57 años

Rogelio Travieso Pérez, en Primavera Digital

Cerro, La Habana.- El próximo 20 de mayo arribaremos a los 114 años de la proclamación de la República de Cuba.

Fue el resultado de las guerras independentistas de 1868 y 1895 y posteriormente la intervención norteamericana.

En la historia cubana, para la solución de la mayor parte de los problemas nacionales, se recurrió a la violencia. Hasta que en 1976, surgió el Movimiento de Derechos Humanos.

El 20 de mayo de 1902, Tomas Estrada Palma estrenó su mandato como el primer presidente de la República. Como consecuencia de una política de austeridad, en menos de tres años, su gobierno había logrado ahorrar unos 25 millones, cifra esta que para aquella etapa no era despreciable.

En aquel entonces, la cantidad de maestros superaba la de militares.

Todo iba bien, cuando a principios de 1905, Estrada Palma, quiso reelegirse como presidente. La reacción del Partido Liberal, no se hizo esperar.

El propio Máximo Gómez, que había apoyado a Estrada Palma, se opuso a su reelección. Lamentablemente, Gómez falleció en junio de 1905, apenas a un mes de haber comenzado la campaña electoral. Pérdida ésta muy significativa, pues Gómez, que aun gozaba de gran prestigio, probablemente hubiera podido evitar los males que se desencadenarían en la incipiente república.

Tras una campaña espuria, Estrada Palma fue reelecto y el 20 de mayo de 1906 tomó posesión nuevamente como presidente de la nación.

En agosto de 1906 estalló el levantamiento de los liberales.

Con el propósito de provocar la intervención norteamericana, algunos alzados comenzaron a destruir propiedades norteamericanas e inglesas. En virtud de la Enmienda Platt, Estados Unidos intervino militarmente de nuevo, viéndose Estrada Palma obligado a renunciar.

Durante esta segunda intervención, los norteamericanos se inclinaron a favor de los liberales, dada su exclusión injusta.

En las elecciones de noviembre de 1908, los liberales triplicaron en voto a los conservadores, siendo electo José Miguel Gómez como presidente de la república.

Desoyendo la advertencia de Martí de que “cubano es más que blanco y más que negro”, se cometió el error de legalizar el Partido Independiente de Color.

En aquel entonces, el 30% de la población estaba integrado por negros.

En 1910, después de haber cometido el error de legalizar el PIC, se cometió un error peor aún: ilegalizarlo.

En mayo de 1912, militantes del PIC decidieron alzarse en armas en la parte oriental. El saldo de la represión fue unos 3,000 muertos, entre alzados y civiles.

Las terceras elecciones presidenciales fueron ganadas por los conservadores y el 20 de mayo de 1913 asumió la presidencia el General Mario García Menocal.

En 1917, los liberales furiosos porque le robaron el triunfo, se sublevaron y esto provocó la tercera intervención norteamericana.

Por aquella época, con el aumento de la pobreza, dada la baja de los precios del azúcar, ocurren numerosas huelgas obreras.

El partido de Zayas se une a otro más numeroso. En 1920, tras aliarse con el Partido Conservador de Menocal, fue electo Alfredo Zayas.

A principios de enero de 1923 los estudiantes universitarios presentaron un pliego de demandas. El 12 de enero celebraron una asamblea general en la que participó Enrique José Varona.

Por esa época, se había fundado Alma Mater, la publicación de la Federación Estudiantil Universitaria.

A mediados de enero, el presidente Zayas se reunió con los universitarios y entre otras concesiones, aprobó la autonomía universitaria.

El liberal Gerardo Machado tomó posesión de la presidencia de la república el 20 de mayo de 1925.

En su primer periodo de gobierno, realizó varias obras para el desarrollo del país. Pero en 1929, Machado, que siempre fue un gobernante con características autoritarias, se reeligió.

En 1933, ante la repulsa nacional y la combinación de los actos terroristas de la oposición, el descontento de los militares, la crisis económica, y la presión del gobierno norteamericano, Machado se vio obligado a abandonar el poder y huir al extranjero.

Tras la caída del gobierno de Machado, se convirtió en el hombre fuerte de Cuba un ex sargento del ejército llamado Fulgencio Batista y Zaldívar.

En 1940, una Asamblea Constituyente y una nueva Constitución, lograron la institucionalidad democrática y Batista fue elegido presidente en unas elecciones donde no hubo fraudes como había ocurrido en ocasiones anteriores.

Posterior al mandato de Batista, dos gobiernos del Partido Auténtico, los de Ramón Grau y Carlos Prío, fueron electos democráticamente.

Batista, que no tenía posibilidades por la vía electoral, encabezó un golpe militar que derrocó el gobierno constitucional de Carlos Prío, el 10 de marzo de 1952.

A ese golpe, hasta el 31 de diciembre de 1958, siguieron más de seis años de asaltos a cuarteles, levantamientos, terrorismo, asesinatos de ambas partes, y prácticamente una guerra civil en la parte oriental que se extendió hasta el centro del país.

(Continuará)