DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

                     CÓDIGOS Y LENGUAJE DE LA NOMENKLATURA

O

 

Objetivo: El término tiene al menos dos significados, uno de ellos referido a lo que es necesario lograr o alcanzar, el objetivo que se propone alcanzar; aunque constantemente en el castrismo se están definiendo objetivos, muchas veces llamados metas (Ver), muchos de ellos se caracterizan por su irrealismo o por su definición sin tener en cuenta los criterios de los demás: entre los objetivos más irresponsables de la historia del castrismo se encuentran un grupo de ellos definidos inconsultamente por el Comandante en Jefe (Ver) e informados a los dirigentes (Ver) y la población como algo perfectamente realizable y necesario: hacer una y muchas zafras seguidas de 10 millones de toneladas de azúcar (Ver), tener para 1970 una masa ganadera de 12 millones de cabezas de ganado vacuno, lograr un nivel de pesca de medio millón de toneladas anuales en la década del setenta, producir más leche por caballería que Estados Unidos (no es un error de imprenta, más leche por caballería y no por vaca, en base a poder alimentar más vacas por caballería que Estados Unidos, aunque las vacas cubanas produjeran menos leche que las de Estados Unidos). El otro significado del término objetivo, tomado de la filosofía (Ver) marxista, se refiere a lo que existe ‘independientemente de nuestra conciencia’ y por lo tanto no puede ser modificado por la simple voluntad de las personas. El concepto se ha desplazado más hacia el absurdo en el castrismo reciente para calificar las dificultades de la población como objetivas o problema objetivo cuando dependen de recursos y no pueden ser resueltas con decisiones, y dificultades subjetivas cuando su solución no depende de recursos materiales, sino de decisiones: casi todos los problemas del paísson objetivos en esta concepción, lo cual no significa que los subjetivos se resuelvan satisfactoriamente.

 

OEA: Organización de Estados Americanos, organización que expulsó al gobierno castrista en 1962 por su carácter comunista incompatible con los principios de la OEA, y que en 1964, cuando en Venezuela fue capturado un desembarco de combatientes y armamento enviado desde Cuba, sancionó al castrismo por las constantes acciones de subversión en América Latina y logró que todos los países miembros, excepto México, rompieran relaciones diplomáticas con el Comandante en Jefe (Ver). Desde su expulsión, el 'Máximo Líder' (Ver) se ha referido a la OEA como la desprestigiada OEA, la letrina de la OEA y frases de ese corte, moderando el tono sólo en dos ocasiones: cuando la OEA condenó al somocismo y dio respaldo moral a los sandinistas en las etapas previas a Julio de 1979, y cuando a través del secretario general de la OEA César Gaviria, ex presidente colombiano, el castrismo ha intentó volver a esa organización después de la caída del comunismo y la pérdida de sus aliados del bloque soviético.

 

Ofensiva Revolucionaria: Descabellado proceso desencadenado de manera inconsulta por el Comandante en Jefe (Ver) en 1968 para ‘destruir la base de apoyo de la contrarrevolución’ (Ver) y garantizar la realización de la zafra de los 10 millones (Ver). La Ofensiva Revolucionaria nacionalizó los remanentes de la pequeña propiedad existente en el país y los integró a las empresas estatales, lo cual aceleró de manera descontrolada la escasez y carencia de recursos y empeoró sustancialmente las condiciones de vida (Ver) de la población, además de crear una inflación (Ver) galopante de la que aún hoy no se ha recuperado el castrismo a pesar de haber recibido un interminable subsidio soviético durante muchos años, y en la actualidad el que le ofrece Hugo Chávez. El sentido de la Ofensiva Revolucionaria era mucho más político que económico, y se fundamentó en el espíritu del Che (Ver) como forma de expresar a los soviéticos y el mundo la decisión castrista de ‘construir simultáneamente el socialismo y el comunismo apoyándonos en la conciencia (Ver) de los revolucionarios’, como alternativa al modelo ortodoxo soviético, de Lenin y Stalin,  de una primera etapa de ‘construcción del socialismo’ y una posterior de ‘construcción del comunismo’. Además de las confiscaciones de propiedad se aplicaron otras medidas absurdas como la nacionalización de los derechos de autor (Ver) y propiedad intelectual; la eliminación de los sistemas de pagos referidos al rendimiento de los trabajadores, para crear un sistema de salario fijo basado en la conciencia comunista de los trabajadores; y la creación de los planes agropecuarios donde los campesinos perdieron todo derecho de propiedad sobre sus tierras. El rotundo fracaso de la Ofensiva Revolucionaria y la zafra de los 10 millones llevó al castrismo a una lenta marcha atrás con relación a las políticas implantadas en 1968, pero sin nunca reconocer lo descabellado de la Ofensiva Revolucionaria.

 

Ofertar: Léxico burocrático gubernamental castrista derivado de ‘oferta’ para referirse a los productos en venta o servicios que se ofrecen a la población: por algún misterio semántico el castrismo considera que ofertar no es un concepto tan capitalista como vender, alquilar o prestar, y se utiliza el verbo ofertar simultáneamente como barbarismo económico y gramatical; no se dice productos en venta o para la venta, sino productos que se ofertan o servicios que se ofertan.

 

OFICODA: Siglas para la OFIcina de COntrol y Distribución de Abastecimientos, institución castrista encargada de organizar, distribuir y controlar las libretas de abastecimientos (Ver) y los reglamentaciones de racionamiento de todos los productos de consumo de la población que se distribuyen racionadamente, y que ya en 1988, en el apogeo de la rectificación (Ver) encabezada por el Comandante en Jefe (Ver), un año antes de la caída del Muro de Berlín, alcanzaban la casi totalidad de los productos alimenticios, de vestuario y calzado para la población a causa de las irresponsables políticas económicas festinadamente aplicadas por el 'Máximo Líder' (Ver).

 

Onda: Lenguaje popular para referirse al tema que es de actualidad, que está en el ambiente, que se comenta y se discute; es un término muy vinculado con ‘la cosa’ (Ver). Se habla de que la onda ahora es la microbrigada (Ver), o la onda es que fulano está en crisis en el Buró Político (Ver) por lo de… (Ver) fulanito, o la onda está cambiando para mejorar a fulanito….

 

Opinión del Pueblo: Grupo de trabajo del comité central (Ver) del Partido (Ver) encargado de conocer la opinión del pueblo mediante la recogida de comentarios de la población a través de los militantes en centros de trabajo, estudio, las colas (Ver) o cualquier lugar de la calle, y de realizar encuestas sobre estas opiniones. Estos procesos de recogida de información carecen de fundamentación científica, la determinación de las muestras para las encuestas se realiza como le convenga al castrismo, y la interpretación y utilización de los resultados sería risible si no fuera una burla a la población: una encuesta realizada alrededor de 1990 sobre la escuela al campo (Ver) mostró que la opinión de alumnos, familiares y profesores era absolutamente negativa sobre estas actividades y deseaban que se terminaran de una vez por todas; el equipo de opinión del pueblo del Partido llegó a la conclusión y recomendó que era imprescindible elevar el nivel de educación (Ver) política de la población para que comprendiera las extraordinarias ventajas y la necesidad de la escuela al campo, que era una idea original del Comandante en Jefe (Ver); en ningún momento el Partido consideró necesario tener en cuenta la opinión del pueblo para modificar la política establecida.

 

Orden del día: Frase recurrente de los miles de reuniones (Ver) que cada día se celebran en el castrismo por cualquier razón y en cualquier circunstancia, y que necesariamente comienzan con la comprobación del quórum (Ver) requerido y la presentación del orden del día, que casi invariablemente se aprueba, cualquiera que sea, y que siempre termina con ‘asuntos generales’.

 

Ordene: Consigna oficial surgida en 1962 en medio de la crisis de los misiles, la frase se propagandizó como ‘!Comandante en Jefe, ordene! para expresar el respaldo absoluto y sin vacilaciones al ‘Máximo Líder’ (Ver) cuando llevó al mundo al borde de la guerra nuclear, al propiciar la instalación en Cuba de cohetes nucleares soviéticos apuntados contra Estados Unidos. Por extensión, la consigna se fue trasladando a todos los sectores de la vida del país y a todas las circunstancias, para expresar una subordinación incondicional y sin réplica a las decisiones y órdenes del Comandante en Jefe (Ver).

 

Organismos internacionales: Organismos y organizaciones de carácter internacional que el castrismo reconoce, como Naciones Unidas o la UNESCO, ésta última recientemente en crisis desde la visión castrista. Otros organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial se mencionan sólo de pasada y para referirse al daño que hacen a los pueblos del mundo al estar controlados por el imperialismo (Ver). Instituciones como la Comisión de Derechos Humanos de la ONU o el Comité Olímpico Internacional se mencionan de una manera u otra en dependencia de como se hayan producido las votaciones a favor o en contra del castrismo. Otras instituciones no bien vistas por el castrismo, como “Amnistía Internacional”, prácticamente no se mencionan, como si no existieran.

 

Organización Científica del Trabajo: Concepto tomado de los soviéticos e introducido en el castrismo en la década de los setenta para referirse al proceso de organizar las operaciones de trabajo de una forma racional, en base a las tareas a desarrollar, los recursos disponibles y el entrenamiento de las personas, lo que en Estados Unidos y el mundo occidental en general se conocía desde comienzos del siglo XX con el nombre de ‘scientific management’. En la obsesión comunista de definir como científico (Ver) y ciencia  todo lo que se realiza, se creó la llamada OCT como parte de las medidas del sistema de dirección de la economía (Ver), que en realidad no era más que una descripción elemental de operaciones y normas de trabajo, pero que inmersa en la enorme maquinaria burocrática del castrismo, con papeles, cifras y supuestos análisis integrales, tenía ínfulas de gran ciencia. A los pocos años se comprobó que lo que se consideraba tan científico no sólo era elemental, sino además inútil y poco práctico, y se abandonó el concepto de la organización científica del trabajo.

 

Organizaciones de Masas: Nombre genérico de todas las organizaciones del castrismo no consideradas organizaciones políticas, que son el Partido (Ver) y la juventud comunista (Ver): organizaciones de masas incluye a los CDR (Ver), sindicatos (Ver), Federación de mujeres (Ver), campesinos, pioneros (Ver) y estudiantes, entre otras. La participación en las mismas no es selectiva como en las organizaciones políticas, sino de masas (Ver), se consideran organizaciones auxiliares del Partido, ‘poleas de transmisión’ según palabras de Lenin, y aunque el gobierno castrista presenta masivas cifras de miembros para demostrar un apoyo irrestricto (Ver), en realidad la población se vincula a las organizaciones de masas como medida de ‘doble moral’ (Ver) y para evitar dificultades al destacarse como no simpatizante o desafecto (Ver), pues en realidad estas organizaciones son absolutamente ineficaces para resolver problemas de la población y se caracterizan por agobiar a las personas demandando más y más esfuerzos cada día y realizando actividades absolutamente inútiles. 

 

Organizaciones No Gubernamentales: Palabra introducida en el léxico oficial castrista en los años noventa para enmascarar internacionalmente instituciones del castrismo que se presentan como independientes y no vinculadas al gobierno: centros de investigación de la economía, o de política internacional, controlados por el Partido (Ver) o por organizaciones de masas (Ver) fundamentalmente. En realidad, se definan como ‘no gubernamental’ o ‘gubernamental’ todas las instituciones en el castrismo tienen carácter oficial y gubernamental o partidista, con la honrosa excepción que representan los grupos de disidentes sin status oficial y tan duramente reprimidos, considerados grupúsculos (Ver) contrarrevolucionarios (Ver) por el castrismo y continuamente golpeados política y físicamente.

 

Orientación: Orden inapelable de los organismos superiores del Partido (Ver) a los inferiores y de los inferiores al resto de la población, sin carácter legal, muchas veces verbal; la orientación expresa lo que el Partido desea que se realice: cuando el Partido orienta apoyar el trabajo voluntario (Ver) significa que todo el mundo tiene que ir al trabajo voluntario, cuando orienta condenar al imperialismo (Ver) significa que quiere que todo el mundo condene al imperialismo. 

 

Origen latino: Triquiñuela semántica utilizada por el castrismo para referirse a cubanos no simpatizantes que han triunfado en Estados Unidos u otro país, sin reconocerle su condición de cubanos ni su origen cubano. La frase oficial define a actores de cine conocidos en el país, artistas o deportistas, científicos o personalidades en cualquier esfera, que se destacan y son conocidos por la población, y que destruyen el mito de que los cubanos abandonan definitivamente el país (Ver) para pasar dificultades y fracasar, y terminar añorarando regresar a Cuba.

 

Otras funciones: Especie de purgatorio comunista donde son enviados los dirigentes (Ver) cesanteados: cuando un dirigente es enviado a ‘otras funciones’ significa que ha caído en crisis (Ver), ha sido tronado (Ver) y se le asigna una responsabilidad de mucha menor importancia en cualquier lugar (por ejemplo, cesanteado de vicePrimer Ministro pasa a jefe de departamento de empresa local o a jefe de contingente provincial de constructores de caminos). A pesar de la medida, es una condición mucho mejor que la de los liberados de su cargo (Ver) que no tienen asignación definida, y que la población denomina como ‘plan payama’ (Ver).

 

E N L A C E S

A  B  C  D  E  F  G  H  I   J  K  L  M

N  O  P  Q  R   S  T  U  V  W  X  Y  Z

 PRESENTACIÓN

PORTADA

ENVÍE SUS SUGERENCIAS DE NUEVAS PALABRAS