DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

                     CÓDIGOS Y LENGUAJE DE LA NOMENKLATURA

L

 

La cosa: En el lenguaje popular, “la cosa” se refiere a la situación política y económica del país; son frases habituales cuando dos cubanos conversan entre sí preguntarle uno al otro como ve ‘la cosa’, o cualquiera de ellos decir  que ‘la cosa’ se está poniendo difícil, o que ‘la cosa’ cada vez está peor.

 

La Historia me Absolverá: Uno de los mitos mejor elaborados del castrismo, sostenido por casi medio siglo. Supuestamente, el documento que se conoce como ‘La historia me absolverá’ es el discurso de autodefensa pronunciado por el Comandante en Jefe (Ver) en octubre de 1953 en el juicio a que fue sometido por el ataque al cuartel Moncada. Como no quedaron records escritos de ese discurso, el 'Máximo Líder' (Ver) lo ‘reconstruyó’ meses después palabra por palabra en la celda de la prisión donde cumplía con relativa comodidad una sentencia de 15 años de privación de libertad, que no llegó ni a dos años al promulgarse una amnistía. Es significativo que meses después de haber pronunciado un discurso de autodefensa de varias horas el Comandante en Jefe pudiera ‘reconstruirlo’ con tanta exactitud y precisión de detalles, delineando lo que después sería conocido como ‘el programa del Moncada’, proyecto político por el que, según el mito castrista, lucharon los cubanos contra la dictadura batistiana, y que evolucionaría hacia la proclamación ‘socialista’ de la revolución (Ver) y la ideología marxista-leninista.

  

La tienda: Referencia a las tiendas especiales donde se vendía ropa, calzado y otros productos a los cubanos que viajaban al exterior enviados por el gobierno castrista, con el objetivo de que su apariencia personal y de vestuario fuera más aceptable que las que presentarían en condiciones normales, debido a la baja calidad y la escasez crónica de ropa y calzado en el mercado. Aunque los productos que se vendían en ‘la tienda’ no se podían obtener en el mercado normal estatal con la libreta de abastecimientos (Ver), la calidad de los mismos dejaba mucho que desear y, sobre todo, su diseño, caracterizado por estar permanentemente atrasado en la moda mundial y ser poco imaginativo; cuando un avión ‘charter’ cubano aterrizaba en África con internacionalistas (Ver) se podían ver decenas de cubanos con sólo tres o cuatro colores diferentes del mismo vestuario.   La ropa de ‘la tienda’ permite diferenciar en Cuba a los cubanos que la usan de los que no tienen acceso a ella, pero no logra colocar al cubano en el exterior en una posición de igualdad con relación a los hábitos y gustos de ningún país.

 

Lacayo: Terminología de la propaganda oficial castrista, uno de los diversos calificativos para caracterizar a los gobiernos o personas que apoyan a Estados Unidos y manifiestan posiciones contra el castrismo.

 

Lavado de cerebro: Concepto universal para definir en el campo de la política el efecto de las campañas sistemáticas para adoctrinar y educar (Ver) políticamente a la población en las ideas y principios que interesa al gobierno que lleva a cabo la propaganda (Ver). Los dos modelos más completos de lavado de cerebro contemporáneo pueden encontrarse en el comunismo y en el nazismo, doctrinas represivas y expansionistas que se basan en la utilización de sus pueblos como simples piezas de una maquinaria sin capacidad de decisión individual. El castrismo niega la existencia del lavado de cerebro en Cuba y acusa al imperialismo (Ver) de practicarlo con su población. Sin embargo, sólo como muestra, baste decir que cuando el Comandante en Jefe (Ver) pronuncia un discurso TODAS las emisoras de radio y televisión del país lo transmiten, TODOS los escasos periódicos lo reproducen íntegramente (después que el Departamento de Orientación Revolucionaria (Ver) realiza los retoques oficiales correspondientes), y regularmente ese discurso se retransmite, y debe ser objeto de análisis en los círculos de estudio (Ver).

 

Legalidad socialista: Concepción legal en el gobierno castrista, legalidad socialista es la actuación en función y en el marco de la legislación castrista y todas sus instrumentaciones y regulaciones, siempre que con ello no se afecten los intereses del Partido (Ver) y el gobierno. Al no existir en la concepción del poder comunista la separación de poderes, las mismas personas tienen funciones ejecutivas y legislativas, y pueden adaptar la legislación a sus necesidades; el poder judicial, subordinado al gobierno y removible en cualquier circunstancia y momento, no puede sentar normas ni interpretaciones de la legislación, con lo cual la estructura legal y su aplicación se convierten en factor de decisiones gubernamentales: en los años ochenta el castrismo dictó la ‘ley de la vivienda’, que entregaba las casas como ‘propiedad’ a los inquilinos, dentro de determinadas condiciones; cuando en determinadas regiones apartadas donde se habían construido viviendas muy cercanas a empresas en que se quería estabilizar la fuerza de trabajo algunos inquilinos ahora propietarios decidieron permutar (Ver) sus casas y abandonar esas empresas, mientras los nuevos residentes no deseaban trabajar allí, con lo que comenzó a retroceder la deseada estabilidad de fuerza laboral. Cuando el Comandante en Jefe (Ver) supo de esto en una visita a una de las empresas, montó en cólera, daba vueltas de un lugar a otro a grandes zancadas y gritaba: “no se van a aprovechar de la ley de la vivienda para hacer esto, eso no se puede permitir, tenemos que modificar esa ley”. Muy pocos días después el Consejo de Estado (Ver) modificaba la ley, estableciendo una cláusula que prohibía esas permutas sin la correspondiente autorización (Ver).  

 

Leninismo: Según el concepto oficial soviético y castrista, genial doctrina política desarrollada por Vladimir Lenin como ampliación y aporte al pensamiento de Marx y Engels para, entre otras cosas, la ‘fundamentación científica del materialismo dialéctico’ (Ver), la ‘economía política (Ver) del imperialismo’ y la ‘teoría y práctica de la construcción del socialismo’. Es uno de los fundamentos conceptuales de la revolución (Ver) castrista cuando conviene. En realidad, en un estricto análisis, la obra de Lenin es un ‘revisionismo’ y una desviación del pensamiento de Marx, y desde el punto de vista de su aplicación práctica a la realidad no tiene fundamento ni tuvo resultados: las demostraciones filosóficas son un galimatías conceptual que no resistió el desarrollo científico del siglo XX, el análisis y las predicciones de la ‘fase superior y última del capitalismo’ no se materializó, sino todo lo contrario, y la construcción del socialismo terminó con la caída del muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética.

 

Leyes: Regulaciones que organizan la vida de un país: para una referencia en el plano jurídico consúltese ‘legalidad socialista’ (Ver). Leyes también son, según la ‘ciencia’ marxista-leninista aceptada y enseñada en el castrismo, un conjunto de regularidades comprobadas ‘en el desarrollo de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento’, como por ejemplo la ley de gravedad o las leyes de la termodinámica, y también, según los teóricos del marxismo-leninismo, las leyes de la destrucción inevitable del capitalismo, del incremento del valor de la proporción de maquinarias y equipos en relación al valor de la fuerza laboral (tendencia decreciente de la cuota de ganancias), de la depauperación absoluta y relativa del proletariado, de la superioridad de la agricultura socialista, o de la transición inevitable del capitalismo al comunismo.

 

Libelo: Definición oficial de la propaganda (Ver) castrista y la legislación para toda publicación o transmisión de información no autorizada por el Partido (Ver) o el gobierno que se considere que puede resultar dañina a los intereses de la revolución (Ver); al estar fuera de los cánones establecidos constituye una ilegalidad (Ver) que puede ser drásticamente sancionada por las leyes vigentes o que se pongan en vigor, por ejemplo, la legislación adoptada en febrero de 1999 contra las manifestaciones de la propaganda enemiga (Ver).

 

Liberación de la mujer: Concepto indefinido e impreciso siempre en boca del castrismo como herencia de la ideología soviética, supuestamente a favor de la igualdad de derechos para la mujer en la sociedad, utilizado siempre como pretexto para incorporar a las mujeres al trabajo y debilitar lazos familiares en que la mujer desempeña un papel fundamental: cuando resulta conveniente, se enaltece la actividad y el papel de las mujeres como madres y como trabajadoras, y se habla de su liberación; cuando lo conveniente es lo contrario, las mujeres no reciben ninguna distinción, se asignan a trabajos rudos y nadie en la estructura del poder castrista se preocupa de su liberación, de si se encuentran en actividades de trabajo que son mas apropiadas para los hombres, o debiendo soportar groserías, lenguaje obsceno y desfachateces en las actividades laborales. La tarea de dirigir el indefinido proceso de liberación de la mujer fue asignada a la Federación (Ver) de mujeres y su presidenta vitalicia, la esposa de Raúl Castro. A pesar del constante ajetreo propagandístico del Comandante en Jefe (Ver) y el Partido Comunista (Ver), la proporción de personal femenino en el gobierno castrista es ínfima, y en los altos cargos de dirección casi nula.

 

Liberal: Definición partidista de conductas y, sobre todo, expresiones y conceptos que no son calificadas como contrarrevolucionarias (Ver) o propaganda enemiga (Ver), pero que pueden afectar los intereses establecidos por el Partido (Ver) y el gobierno. Son manifestaciones liberales, por ejemplo, hacer referencia a comportamientos disolutos de altos dirigentes (Ver) o a lo que se comió o se bebió en determinada actividad (Ver), o manifestar opiniones adversas sobre el comportamiento de gobiernos amigos (Ver). Generalmente, los comportamientos liberales se producen en individuos que en algún momento han sido o serán considerados conflictivos (Ver).

 

Liberar de su cargo: Eufemismo oficial castrista para informar públicamente que un dirigente (Ver) ha sido cesanteado en su cargo por un pésimo trabajo, un gigantesco error o algún resbalón de fidelidad (Ver). En el lenguaje popular, ese dirigente ha sido “tronado” (Ver). Cuando un dirigente tronado es asignado a una tarea abismalmente inferior en responsabilidades y autoridad el eufemismo oficial declara que el compañero ocupará otras funciones (Ver), lo que significa que ya se sabe a donde irá, pero cuando el tronado es simplemente tronado y todavía no se sabe a donde será enviado, entonces se dice que el gobierno o el Partido (Ver) ha decidido liberarlo de su cargo: en estos casos, el lenguaje popular se refiere al ‘plan payama’ (Ver), indicando que el dirigente se mantiene sin salir de su casa esperando por la definición de su futuro: no es una detención domiciliaria, es que los otros ‘dirigentes’ evitan el contacto con el ‘liberado de su cargo’ y éste entonces no tienen a donde ir.

 

Libreta: Libreta de control de abastecimientos, uno de los mecanismos represivos más sutiles y de más alcance del castrismo El mecanismo de organización de la libreta es la “OFICODA” (Ver) del Ministerio de comercio interior. La libreta fue creada oficialmente en 1962 ‘por unos cuantos meses’ según palabras del Comandante en Jefe (Ver), pero pronto cumplirá cuarenta y cinco años y no existen signos de que pueda desaparecer mientras el castrismo permanezca en el poder. A pesar de la escasez consuetudinaria típica del comunismo, los países del campo socialista (Ver) evitaban el racionamiento con cartillas o cupones, mientras en el castrismo la libreta no sólo se mantiene sino que se fortalece. Se puede controlar la escasez con mecanismos de precios y salarios, pero en el castrismo la libreta tiene una función más importante aún: el control de la población y de sus movimientos. La libreta no sólo raciona el consumo de la población (alimentación y vestuario) sino que obliga a cada familia a establecer un vínculo con determinados establecimientos del área donde vive: bodega, carnicería, panadería, puesto de viandas y vegetales, venta de leche fresca, de cerveza y ron, pescadería (en ropa y calzado hay más oportunidades pues no se establecen tiendas obligatorias); esa familia debe comprar su alimentación, y sólo puede hacerlo, en los lugares establecidos; si se muda, debe trasladar primero su libreta; si recibe a un familiar permanentemente, debe inscribirlo en la libreta después de darse de baja en la libreta de su lugar de origen y de registrarse en el CDR (Ver) y el Comité Militar (Ver) en el lugar de destino. Esa familia come arroz o frijoles o pescado en las cantidades que el gobierno asigna, en el momento que el gobierno lo asigna, con la calidad que el gobierno lo suministra y al precio establecido por el gobierno: todo lo que se haga fuera de estas normas es bolsa negra (Ver) o mercado campesino (Ver) y por lo tanto puede ser sancionado, o el mercado campesino puede ser cerrado como tantas veces anteriores ya ha sucedido. Ningún país del desaparecido campo socialista tuvo nunca un mecanismo de control tan sofisticado ni vigente durante tanto tiempo como la libreta de abastecimientos del castrismo, que junto a los CDR (Ver) y las microbrigadas (Ver) constituyen los tres principales ‘aportes y contribuciones’ que el Comandante en Jefe (Ver) puede reclamar, sin lugar a dudas, como los resultados más significativos y permanentes de su régimen.

 

Lineamientos. Palabra usada por los dirigentes del Partido para establecer las reglas por las cuales la sociedad se va a organizar y funcionar y que una vez aprobados por los congresos y plenos, no admiten desviación o cuestionamiento, a no ser que el líder máximo permita algún cambio sobre la marcha. Apartarse de los mismos puede conllevar a sanciones y son esgrimidos como acusación en las luchas internas del partido. El VI Congreso (2011) tuvo como principal documento el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social. (adición al Diccionario sugerida por el lector Francisco Gómez).

 

Líquido de frenos: Denominación popular de los años setenta para un ‘refresco’ a base de polvos y agua que el gobierno distribuía en los centros de trabajo después del fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver) para ‘reforzar’ la merienda de los trabajadores, como uno de los ‘cambios’ que entonces se realizaban aprendiendo de los errores (Ver).

 

Lo de…: Lenguaje popular para referirse a acontecimientos y hechos que no es conveniente definir públicamente o explicar con tanto detalle que se pueda conocer la opinión de alguien sobre el tema, para que no se presenten complicaciones: se habla de ‘lo de fulanito’ y no es necesario decir, por ejemplo, ‘cuando expulsaron a fulanito del trabajo porque lo acusaron de contrarrevolucionario’ (Ver);  entonces la población dice ‘lo de Ochoa…” y no necesita decir “el juicio donde fusilaron al general Ochoa acusado de narcotráfico (Ver) porque en realidad estaba siendo más popular que el Comandante en Jefe” (Ver), o dice “lo de la microfracción…” (Ver) y no necesita decir “cuando juzgaron a un grupo de miembros del antiguo Partido Comunista porque estaban en contra del alejamiento que el Comandante en Jefe (Ver) estaba produciendo con la Unión Soviética”.

 

Logros de la Revolución: Uno de los mayores mitos de la propaganda (Ver) oficial del castrismo, el concepto abarca todo lo que la revolución (Ver) ha logrado en favor del pueblo cubano en cantidad y calidad infinitamente superiores al pasado precastrista. Entre los logros más reiterados y señalados están la salud pública, la enseñanza y la práctica de los deportes, la gran tríada de la propaganda oficial, que evita referirse a las comparaciones en la alimentación, vestuario, calzado, vivienda o equipos eléctricos. Aunque evidentemente el gobierno logró resultados en esos campos al costo de una gigantesca ineficiencia, desestimada gracias al interminable subsidio soviético que recibía cada año, y desaparecidos paulatinamente en el “período especial” (Ver), la propaganda sigue hablando como si antes del castrismo no existieran medicinas o médicos en Cuba, como si en la educación no hubieran existido excelentes escuelas de maestros normalistas, comercio y bachillerato, y destacadas escuelas universitarias con reconocimiento internacional en Medicina, Arquitectura, Derecho y Ciencias Comerciales, entre otras, así como deportes y deportistas de calidad y resultados internacionales. Con la eliminación de los subsidios soviéticos tras la debacle del comunismo los supuestos logros se muestran cada vez más endebles y menos sostenibles, porque lo que en realidad fueron y son es un demagógico manejo de intereses políticos  sin respaldo real de la economía, en función de la propaganda y el poder.

 

Lucha Contra Bandidos (LCB): Denominación oficial de las campañas contrainsurgentes del castrismo en los años sesenta en la Sierra del Escambray y otros territorios del país, identificando como “bandidos” a todos los que se alzaban en armas contra el castrismo.

 

Lucha contra el burocratismo: Campaña que cada cierto tiempo se desarrolla contra el burocratismo (Ver) como forma de desviar la atención de la población de los verdaderos problemas y los verdaderos culpables y enfocarla hacia los burócratas (Ver), que se denuncian como los causantes de los males y de la falta de soluciones a los problemas. En dos ocasiones un año ha sido bautizado ‘contra el burocratismo’ y cada cierto tiempo se remueve ‘el espíritu de Che Guevara’ (Ver) y se publica su artículo ‘Contra el burocratismo’, donde, a pesar de la leyenda, se queda en el análisis descriptivo y no puede ofrecer soluciones reales al problema en Cuba. En los primeros años de la década del sesenta se filmó una fuerte sátira del burocratismo, “La muerte de un burócrata”: cuando se presentó nuevamente en los años ochenta en ocasión de los 25 años de su estreno se creó un ‘problema político’ (Ver) porque las cosas no solamente no habían mejorado, sino que estaban aún mucho peor.

 

Luchador por la paz: Cualquier persona, militar o civil, que realiza acciones contra el imperialismo (Ver) o que defiende fuertemente al gobierno castrista o a los regímenes comunistas. En casos contrarios, cuando realizan acciones o declaraciones anticastristas o apoyan al imperialismo la propaganda (Ver) les define como guerreristas (Ver).

 

E N L A C E S

A  B  C  D  E  F  G  H  I   J  K  L  M

N  O  P  Q  R   S  T  U  V  W  X  Y  Z

 PRESENTACIÓN

PORTADA

ENVÍE SUS SUGERENCIAS DE NUEVAS PALABRAS